Inicio Opinion La crisis recorre todos los rincones

La crisis recorre todos los rincones

LA SEMANA PAMPEANA

I – La sinceridad con la que el subsecretario de Hacienda de la provincia admitió que en esa cartera la preocupación por la disminución de la actividad económica se ha convertido ya en el temor por la caída de la recaudación, dio en la semana la medida de la profundidad de la debacle económica en la que el macrismo ha sumido al país. Si en La Pampa, la provincia que más orden tiene en sus cuentas públicas, de acuerdo a lo que admiten propios y extraños, se registra una caída de la recaudación que asusta a los funcionarios que la monitorean, es de suponer que en el resto, y más en las provincias con problemas de arrastre por mala administración, la situación es, no ya para asustarse, sino para entrar en pánico.

II – Desde Mendoza, la Federación de Magistrados que reúne a los funcionarios judiciales de las provincias argentinas advirtió que la debacle en la que ha sumido al país el gobierno de Cambiemos no es solo económica. Apuntando sus cañones contra la entente judicial-mediática y política con eje en Comodoro Py, la FAM ha sostenido, a tono con la gravedad de las investigaciones que lleva adelante el juez Ramos Padilla, que es intolerable la ingerencia del gobierno en las decisiones de la justicia, así como en la digitación de los cargos judiciales. Apuntó además sus cañones contra el periodismo porteño, señalado en la investigación por su complicidad con graves delitos y una red de espías, al tiempo que recordó que la justicia federal a la que aluden los medios hegemónicos como “la” justicia, es sólo el 10 por ciento del sistema judicial del país. Para confirmar la gravedad de la denuncia y su correspondencia con la crisis que atraviesa la trenza político-mediático-judicial, el documento de los jueces provinciales con el que se meten de lleno en el debate sobre la justicia federal y su crisis, fue olímpicamente ignorado por los grandes medios aludidos en su crítico documento.

III – Luego de años de vigencia de una legislación de faltas heredera de los años oscuros de la dictadura, la Legislatura pampeana dio sanción al nuevo Código de Faltas provincial. En el texto ordenado ahora, se introducen cambios sustanciales en la tipificación de las faltas y se corrige la tendencia represiva que le daba a la policía un papel central en el sometimiento de las libertades personales. Es, como dijo uno de los legisladores, un claro avance por sobre las políticas represivas que, a tono con el gobierno nacional y su avance policial sobre los ciudadanos, impulsaba en La Pampa el echado ex ministro de Seguridad. Este nuevo código y la disposición de someter a examen psicológico a los uniformados pampeanos para la portación de armas, confirma el cambio de paradigma con eje en afianzar una distinta relación de la institución policial con la sociedad.

IV – Ataliva Roca fue en la semana noticia por dos sucesos policiales relacionados con niños y adolescentes. El primero fue la detención de un joven de 24 años que, utilizando su celular, acosaba sexualmente a niños. El otro fue la indignación popular por los destrozos en el edificio donde funciona la escuela primaria y el instituto secundario. Ambos hechos confirman lo relativo que es hoy hablar de la seguridad y tranquilidad en pueblos que otrora se consideraban a salvo de episodios como los que sufrió la localidad en solo unas semanas. El caso del acoso sexual es el que más temores despierta pues el uso de la tecnología por niños de corta edad los pone al alcance de personalidades pervertidas que, sin un estricto control parental, los expone a graves riesgos. La detención del autor de los mensajes llevó tranquilidad a la población que ve con alarma estos episodios de uso perverso de los celulares. Pero no fue así en el caso del ataque a la escuela donde la demora judicial en identificar a los autores ha despertado una ola de indignación en la localidad donde las versiones que circulan parecen saber lo que los investigadores aún no pueden dilucidar.

V – A tono con ese enojo ciudadano por lo que se asume es una muestra de pasividad policial en Ataliva Roca, corrió la noticia de la libertad que se le otorgó en Santa Rosa al autor del grave ataque a cuchillazos a un joven al que debieron amputarle dos dedos. Semejante decisión judicial no se compadece con la naturaleza violenta del protagonista y el deber de los funcionarios de resguardar la seguridad pública. El dictado de una simple medida de restricción no parece alcanzar para poner al atacante en cabal comprensión de la magnitud del delito que cometió. Antes bien, parece señalarle que la seguridad de su víctima está ahora en sus manos, pues los encargados de protegerla creen que alcanza para frenar una nueva intención de ataque con apelar a su sola voluntad. (LVS)