“Latinoamérica sería otra”

HIPÓTESIS DEL HERMANO MENOR DEL CHE GUEVARA

Si el Che Guevara no hubiera muerto, la revolución comunista hubiera triunfado en América Latina, afirmó ayer en Madrid el hermano menor del guerrillero argentino asesinado en Bolivia hace medio siglo.
“Latinoamérica sería otra, estoy seguro, porque la decisión era la de llevar la liberación de Latinoamérica y a salir de la dependencia, no solo de Estados Unidos, también de Europa, de Asia y de todos los poderes”, dijo Juan Martín Guevara, de 73 años, en un evento en la Casa de América.

Libro.
“Probablemente (Donald) Trump no sería presidente” y “la revolución en Latinoamérica hubiera triunfado”, dijo Juan Martín, autor del libro “Mi hermano el Che”, editado en 2016, en el que reúne recuerdos y anécdotas para humanizar al ícono de la gesta revolucionaria cubana.
Ernesto Che Guevara, 15 años mayor que Juan Martín, “estaría hoy, si viviera, en los lugares en donde fuera necesario estar para luchar por los intereses de los pueblos”, afirmó su hermano, quien lo visitó junto a su familia en 1959 en Cuba luego del triunfo de la Revolución, por invitación de Fidel Castro.
En el libro, coescrito con la periodista francesa Armelle Vincent, Juan Martín buscó encontrar “de dónde salió este personaje mítico, cuya imagen aparece por todos lados”, pero que “tuvo una familia y también fue chiquito”.
Declarándose “marxista” igual que el Che, Juan Martín, militante político que estuvo preso durante la dictadura argentina (1976-1983), valoró que la imagen de su hermano esté en todo el mundo adornando camisetas o afiches.
Aunque lamentó que “hasta ahora son muy pocos los que han leído unas páginas de lo que él dijo”.
Por ello la labor es “poner contenido” a la imagen “que ya es conocida”, y en parte esa era la tarea que se propuso con el libro, explicó.

Vallegrande.
Juan Martín visitó en octubre de 2013 el mausoleo en Vallegrande, sudeste de Bolivia, en el sitio donde estuvo escondida durante treinta años la osamenta de Ernesto Che Guevara, tras su ejecución.
En 1997 fueron hallados sus restos, junto a los de otros seis miembros de su columna.
Actualmente, los restos del Che y sus compañeros de la guerrilla de la región Ñancahuazú (sureste) reposan en la ciudad cubana de Santa Clara.
La guerrilla del Che combatió en las selvas del sureste boliviano desde marzo de 1967 hasta octubre del mismo año, en que fue derrotada por el ejército, asesorado por militares estadounidenses y la CIA. (AFP-NA)