viernes, 20 septiembre 2019
Inicio Opinion Los ríos en el discurso oficial

Los ríos en el discurso oficial

La reaparición pública del gobernador Carlos Verna en su discurso ante la Legislatura Provincial tuvo características muy particulares e infrecuentes, y tanto que al finalizar recibió elogios de oficialistas y opositores. La alocución estuvo cargada de ribetes emotivos que el propio mandatario se encargó de resaltar al agradecer los múltiples apoyos que recibiera ante el tratamiento de su enfermedad.
Pero no solamente en lo emotivo repercutió el discurso del gobernador, porque en su larga y detallada exposición que brindó ante los legisladores -una hora de duración- procuró enfatizar aquellos índices socioeconómicos que hablan de una situación general en la provincia que hasta el más enconado opositor debe reconocer que está por encima del promedio nacional. No es un dato menor en este escenario general el hecho de que la administración pampeana tenga sus finanzas saneadas y en lugar de deudas con la Nación -como es la regla en la mayoría de los estados provinciales- tenga acreencias.
Otro aspecto que no pasó desapercibido en la pieza del mandatario fue la expresa mención a la política hídrica, un tema que en los últimos años ha adquirido gran relevancia por el impulso de esta administración -y de la anterior que volvió a llevar el conflicto por el Atuel ante la Corte Suprema-. Resulta grato para los comprovincianos que están atentos a esta cuestión vital para nuestro desarrollo provincial que haya adquirido la dimensión de política de Estado y que esté presente en una ocasión tan significativa como lo es la rendición pública anual de un jefe de gobierno ante los legisladores.
La vieja y dura pelea por el río robado ha llegado para quedarse entre las preocupaciones que hoy deben afrontar este gobierno y los que lo sucedan. Y ha sido por un trabajo de divulgación y concientización por parte de organizaciones ambientalistas pero también de otras instancias que se sumaron a tan relevante acción y, desde luego, por una administración que llevó adelante el reclamo y lo completó al poner sobre la mesa de debate regional la problemática de los otros dos ríos: el Salado y el Colorado. No es un logro menor y cabe destacar la complementación que supieron expresar las instituciones sociales y el Estado.
Hubo otros anuncios de relevancia en el discurso del jefe de gobierno como la creación de la tan esperada empresa provincial de telecomunicaciones en donde la conjunción del Estado -otra vez- y las cooperativas de servicios públicos tendrán la ocasión de volver a mostrar las potencialidades. También en este terreno La Pampa puede mostrar logros dignos de ser imitados por sus pares del interior argentino.
En un contexto nacional con políticas que promueven el retiro del Estado a funciones casi decorativas sobresale este panorama general -no exento de dificultades y de deudas, desde luego- que domina en La Pampa. Los resultados que uno y otro modelo pueden mostrar deberían alcanzar para que cada ciudadano pueda hacer una evaluación de ambas alternativas. Si no fuera por el blindaje de los grandes medios y el marketing político engañoso del macrismo, no debería ser una tarea demasiado difícil.