Los rusos extrañan la Unión Soviética

AUMENTAN LOS RUSOS QUE HABLAN BIEN DE LA URSS

Un 66 por ciento de los ciudadanos rusos se dice “arrepentido” de la caída de la URSS, es el mayor
porcentaje en una década, según el último sondeo.
El número de rusos que lamentan el colapso de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) ha alcanzado su récord de la última década, según revela un sondeo del Centro Levada. Un 66 por ciento de la ciudadanía rusa se declara “arrepentido” de su disolución. El año pasado, el mismo sondeo apuntó que quienes de alguna manera añoraban la URSS eran un 58 por ciento. Y durante años, la cifra no había superado el 60 por ciento. Sociólogos y analistas apuntan que la reforma del sistema de pensiones -que aumenta la edad de jubilación- y el temor a la inestabilidad económica han provocado un incremento de quienes miran con simpatía un sistema político que se desmoronó hace ya 27 años.
El sondeo que fue realizado tomando una muestra de unas 2.000 personas en 52 regiones del país y difundido en la web del Centro Levada y publicado también en el diario Vedomosti. Cuando los investigadores les preguntaron a quienes lamentan la desaparición de la Unión Soviética sobre las principales razones detrás de su pesar, el 54 por ciento respondió que los rusos perdieron un sistema económico único, un 36 por ciento dijo que perdió el sentimiento de pertenecer a una verdadera superpotencia, otro 34 por ciento se quejó de que había disminuido la confianza mutua entre la gente común, y el 26 por ciento indicó que el colapso de la URSS destruyó los lazos entre amigos y parientes.

Conservar la URSS.
Una investigación de otro centro de análisis, el centro VTsIOM, afirma que el 64 por ciento de los rusos votarían actualmente para conservar la URSS si se realizase un referéndum análogo al del 17 de marzo de 1991, cuando los ciudadanos de la Unión respondieron si consideraban necesario conservar el país en su forma anterior.
La consulta del Centro Levada pone de relieve que el 52 por ciento de los rusos cree que la desaparición de la URSS podría haberse evitado, frente al 29 por ciento que sostiene que el hecho fue absolutamente inevitable y el 19 por ciento que no opinó nada en concreto sobre el tema. Son personas para quienes 1991 es una fecha dolorosa, así como la desintegración de un gran país que iba desde Kaliningrado, en Europa, hasta Pamir, en Tayikistán, en la frontera con China. Era un único Estado en el mismo territorio en el que ahora existen un total de 15 países. El mismo presidente ruso, Vladímir Putin, ha llegado a decir que la caída de la URSS ha sido la mayor catástrofe del siglo XX.
Los principales nostálgicos son los ciudadanos de 55 años y más. “La reforma de las pensiones se ha convertido en un indicador que ha disparado el porcentaje, ya fuerte, entre los rusos mayores que forman parte del grupo afectado por la medida o están cerca”, explica la socióloga del Centro Levada, Karina Pipiya. A partir de enero, y progresivamente, se aumentará la edad de jubilación hasta los 65 años para los hombres y los 60 para las mujeres; una medida que ha desatado protestas y manifestaciones en todo el país y está costando más de un disgusto a Putin, cuya popularidad ha descendido precisamente por eso.

También los jóvenes.
La polarización es otro fenómeno para tener en cuenta. Aumenta la distancia entre quienes añoran la época soviética y los que claramente no, sostienen los sociólogos del Centro Levada. Y destacan que en los últimos dos años han aumentado los jóvenes de entre 18 y 24 años que dicen lamentar la caída de la URSS, cuando son personas que nunca vivieron en ella.
En reiteradas ocasiones, el colapso de la URSS en 1991 ha sido lamentado indirectamente en las declaraciones de las autoridades rusas. El propio presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha abordado el tema en sus discursos. En este sentido, durante una disertación realizada en 2005 ante el Parlamento, el mandatario ruso se refirió a aquella circunstancia histórica como el mayor desastre geopolítico del siglo XX. Además, en septiembre de 2016, Putin reiteró que el Partido Comunista debería haber transformado a la URSS en un Estado democrático en lugar de permitir su división. (El País. HispanTV. Cubadebate).