Lula da su batalla en el terreno donde es fuerte

DOMINICALES

Luego de que un juez federal lo condenara a nueve años y medio de prisión por supuesto acto de corrupción, sin aportar pruebas, el ex presidente de Brasil (dos períodos consecutivos) Luiz Inácio Lula da Silva, de 71 años de edad, se decidió a declararse formalmente candidato a un nuevo mandato.
Acosado por el mismo movimiento de grandes medios de comunicación, bancos y poder financiero que logró la destitución de Dilma Rousseff, decidió instalarse de lleno en el espacio donde luce en plenitud. Como el caso del titán que necesitaba tocar el suelo para tener todo su vigor, Lula es un político nato y en la arena política es donde se despliega todo su poder. Es cierto que puede quedar inmovilizado si el tribunal de alzada que debe revisar la sentencia de un juez federal ratifica esa decisión. Las encuestas que se vienen realizando a lo largo de este año, revelan que vencería holgadamente a los otros dos candidatos que representan al poder tradicional. La elección será en 2018 y puede suceder que el tribunal que ahora recibe la causa ratifique o rectifique la sentencia y también puede ser que la demore hasta después de la elección o hasta cuando la campaña presidencial esté en pleno desarrollo.
En el discurso del pasado jueves en el que se declaró dispuesto a asumir la nueva candidatura, porque “el único que tiene derecho a decretar mi final es el pueblo brasileño”, dijo que “si creen que con esta condena me sacaron del juego, se equivocan”. Varias otras frases han ocupado lugar en la noticia, entre ellas, con referencia al juez que firma la sentencia, dijo: “No sé cómo alguien puede escribir casi 300 páginas para no decir absolutamente nada contra la persona que quiere acusar”.
La causa es la atribución, como de su propiedad, de un departamento en un pueblo balneario. Lula ha declarado que su extinta esposa adquirió un derecho sobre un departamento proyectado por la empresa OAS y que ella. una vez concluida la obra, optó por desistir de derecho, de modo que ni siquiera llegó a ser propietaria. También se sabe que la OAS intentó modificar esa determinación por entender que si se sabía que el matrimonio Lula había comprado, la venta de los demás departamentos se vería facilitada. El balneario no atrae a los mejores compradores potenciales porque hace tiempo decae en su atracción. Lo que el juez supone es que el departamento fue de los Lula porque la OAS habría hecho un aporte importante a la campaña presidencial. Al parecer, no existe evidencia documental sino sospechas, suposiciones. Pero en la actualidad de Brasil si el poder real toma la decisión de sacar a Lula de la próxima presidencial este pequeño “detalle” puede ser obviado.

Perú.
También esta república ha sido escenario del desempeño de la empresa constructora brasileña Odebrecht que, al parecer, repartió coimas en toda la región para ganar la licitación de grandes obras públicas. Entre los beneficiarios figuran dos ex presidentes. El primero, Alejandro Toledo, tuvo decretada la prisión preventiva, pero está refugiado en Estados Unidos. Ahora la tocó el turno a Ollanta Humala, con nombre y apariencia de aborigen. La justicia ha dispuesto la prisión preventiva de Humala y de su mujer, Nadine, por lavado de activos, en relación con la Odebrecht. Los Humala estaban en Perú y se presentaron en el juzgado. Quedaron detenidos.

No en todos los países donde Odebrecht obtuvo licitaciones de importancia la justicia ha estado tan dispuesta como en Perú. El propietario, Odebrecht, juzgado y detenido en Brasil, mejoró su situación al dar cuenta del destino de todas sus coimas.

Brexit.
El inseguro gobierno torie (conservador británico) de Theresa May, en el Reino Unido, dio a conocer el proyecto de ley para enmarcar la gestión del Brexit (salida de la Unión Europea). Cosechó el voto negativo de toda la oposición, pero cuenta con el apoyo de los diez diputados del ultraconservador partido de Irlanda del Norte para llegar a la mayoría que necesita.
El principal partido de oposición, el Labour Party (laborista o socialista), anuncia una resistencia muy severa. La propuesta de May busca que la salida de la UE sea lo menos perjudicial para Gran Bretaña, pero sus aliados irlandeses condicionan su voto. May propone aceptar toda la legislación de la Unión Europea, salvo la Carta de Derechos Fundamentales, que incluye el derecho a la vida, prohíbe la tortura, protege contra la esclavitud , impone el derecho a un juicio justo, el respeto a la privacidad, libertad de pensamiento y culto, libre expresión y derecho a la protesta pacífica.
Jotavé