Nuevo logro de la Fuchad ante el TLA

Decir que la Fundación Chadileuvú es una de las instituciones más prestigiosas de la provincia no es una novedad. Ese reconocimiento de la sociedad pampeana se lo han dado, además de las tres décadas que lleva actuando, su permanente acción en la defensa de los ríos pampeanos y los trabajos consecuentes: charlas y conferencias, investigaciones y aportes originales sobre una gran variedad de temas.
A todo ello se ha venido a sumar la última de las acciones realizada por la Fuchad: la concurrencia a la reunión que el Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA) acaba de realizar en Guadalajara, México, donde el presidente de la entidad dio a conocer un trabajo en el que advierte los peligros que representa la represa de Portezuelo del Viento en su concepción actual, para el desarrollo del valle del río Colorado. Debe recordarse que la Fundación ya había tenido un contacto previo con este organismo internacional ante el cual denunció la apropiación del río Atuel por parte de la provincia de Mendoza. Aunque las decisiones del tribunal no son vinculantes en aquella oportunidad se obtuvo un histórico fallo favorable a La Pampa.
En la reunión de Guadalajara, que se extendió desde el 22 al 26 del pasado mes de octubre, se expusieron problemas y reclamos de muy diversa índole hídrica por parte de estados nacionales y provinciales. Merece ser destacada la presencia de la Fundación en un foro tan calificado exponiendo un tema tan actual y al mismo tiempo urticante para los intereses provinciales; el problema de los ríos pampeanos, a poco que se lo analice tanto en su aspecto físico como humano, se advierte que es sumamente complejo por lo que la disertación ante un tribunal desconocedor de los detalles del problema debió complementarse con proyecciones. También corresponde decir que la presentación pampeana se realizó a sala llena.
El plan expositivo pampeano fue de lo general a lo particular, destacando en su parte final los riesgos que implica Portezuelo tanto para los escurrimientos y consiguientes aprovechamientos del río Colorado como las llamativas inexactitudes en cuanto a su producción energética y financiamiento. Dicho en pocas palabras el expositor pampeano mantuvo la coherencia expuesta en las críticas que se le hicieran a la obra en el orden provincial y nacional. Además, a través de un contacto por teleconferencia se pudieron escuchar y evaluar los aspectos legales que expuso uno de los asesores de la Fundación.
Al término del alegato fueron muchas las preguntas de los integrantes del jurado, motivadas en la singularidad del caso y su amplitud regional. Resultó llamativo que los demandados en la presentación -Nación y la provincia de Mendoza- no hayan cursado ninguna recepción de las comunicaciones previas a la reunión que se les hicieran llegar. Pero sin dudas lo más trascendente fue la resolución final del TLA que resolvió recomendar a los estados nacional y mendocino suspender la obra hasta la finalización de un estudio de impacto ambiental en toda la cuenca y que se sume un dique compensador aguas abajo que permita regularizar la circulación de las aguas, proteja el cauce y los usos actuales del recurso por parte de la población.