Otra masacre con un drone de EE.UU.

MUERTE DE CIVILES EN AFGANISTAN

La policía afgana confirmó que 18 personas murieron y varias resultaron heridas tras los bombardeos de un drone estadounidense en la provincia de Nangarhar. Entre los fallecidos se encuentran varios civiles, pues el ataque se produjo contra una vivienda donde se celebraba la llegada de una pareja de ancianos de la recién concluida peregrinación islámica en Arabia Saudita.
Un vocero del Consejo Provincial de Nangarhar, Zabihullah Zmarai, declaró que el drone disparó indiscriminadamente contra el conglomerado de personas en el distrito Achin. Según Zmarai, no se confirmó la cantidad exacta de víctimas civiles y si alguno de los abatidos pertenecía realmente al Estado Islámico (EI), pues se presume que el bombardeo se dirigió a insurgentes.
La provincia de Nangarhar se considera el bastión del EI en este país centroasiático, por lo que las incursiones de aviones no tripulados son frecuentes, dado que el gobierno de Kabul mantiene efectivos estadounidenses en el terreno.
Por su parte, un portavoz de la policía local, Hazrat Hussain Mashriqiwal, precisó que el bombardeo sucedió en horas de la madrugada y mencionó que se identificaron a dos rebeldes del EI entre los muertos.
Mientras, el representante de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Charles Cleveland, calificó el ataque de antiterrorista y solo prometió revisar las imágenes captadas por el drone para responder a los reclamos. Washington mantiene 9.800 militares en Afganistán, de los cuales 8.400 se quedarán más allá del final del mandato del presidente Barack Obama, que concluye en enero próximo. (Prensa Latina).

Pedido de la ONU.
La Misión de Naciones Unidas en Afganistán (Unama) pidió al gobierno y a las fuerzas militares que ocupan el país que lleven a cabo “una investigación independiente, imparcial, transparente, eficaz y rápida”. La organización internacional reiteró “la necesidad de que todas las partes del conflicto se adhieran a sus obligaciones bajo el derecho humanitario”, que prohíbe atacar objetivos civiles.
En el momento del bombardeo, las personas que habían acudido al lugar provenientes de una peregrinación a La Meca estaban durmiendo en una casa de huéspedes. Al menos 18 de ellas murieron y 13 resultaron heridas. Entre las víctimas hay estudiantes y profesores. (Europa Press).

Compartir