Otro round

Otro fuerte desencuentro entre el gobierno pampeano y el nacional tuvo lugar en las últimas horas. Se trata del rechazo de plano que tuvo lugar en nuestra provincia a la reciente resolución del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) que busca obligar a las cooperativas eléctricas a sacar de sus facturas el cobro de los otros servicios que prestan.
La medida, ordenada por el propio Presidente de la Nación, implica un desconocimiento supino del funcionamiento del sistema cooperativo de servicios públicos que viene aplicando su metodología de facturación desde hace décadas sin inconveniente para los usuarios, que son, a la vez, los dueños de las entidades solidarias. Pero también muestra el muy diferente trato que dispensa el macrismo al movimiento cooperativo con respecto al que reciben las grandes sociedades de lucro energéticas a quienes no para de beneficiar con la dolarización de las tarifas y el perdón de millonarias multas por deficiencias en la prestación del servicio.
En los próximos días se aguarda una reacción en conjunto de las cooperativas argentinas en rechazo de esta insólita y arbitraria medida que encarece el sistema de facturación y busca entorpecer la prestación de otros servicios a sus usuarios. Se espera que las entidades también le planteen al gobierno las grandes pérdidas que están sufriendo con la caída de su recaudación producto de los continuos tarifazos que encarecen desmesuradamente el servicio.
La decisión del gobierno pampeano, a través de la Administración Provincial de Energía, de no aplicar esta resolución en territorio provincial vuelve a enfrentarlo con el nacional en un período preelectoral. No es un dato menor el hecho de que el candidato del macrismo en la interna de Cambiemos había respaldado esta medida en medio de su campaña electoral. La dura derrota que le propinó la UCR al duplicarlo en votos, habla a las claras del fuerte rechazo que cosechan las políticas neoliberales del gobierno nacional en nuestra provincia.