Reparar lo consumido o gastado

En una columna de temas de la lengua (la de Lucila Castro) se atiende una consulta acerca de dos palabras que dan trabajo: refacción y refección. Lucila dice que refacción es compostura o reparación de lo estropeado, mientras que refección es el alimento que se toma para reparar fuerzas.
En el DRAE, el diccionario académico, se dice de refección: 1: alimento moderado para reponer fuerzas; 2: compostura, reparación de lo estropeado. En cuanto a refacción, repite l y 2 de refección (o sea, que se puede decir de las dos maneras: el alimento y la reparación de lo estropeado) y agrega otras cinco acepciones. La tercera y la cuarta de refacción se dice de una restitución a eclesiásticos o gratificación a militares que se pagaba por ciertos gastos realizados. La quinta acepción expresa lo que se da por sobre la medida correspondiente en las ventas (algo así como nuestra yapa). Las significaciones 6 y 7 son regionalismos. Lucila Castro también contesta una consulta sobre la voz reúne: sí, lleva tilde (para romper el hiato).