Río Atuel: un nuevo respaldo internacional

En el presente año como nunca antes han cobrado trascendencia los reclamos pampeanos por el río Atuel. Es cierto que hubo otros momentos destacados -el fallo de la Corte Suprema o el convenio de 2008- pero terminaron chocando siempre con la intransigencia mendocina. También es cierto que las autoridades de la provincia cuyana llegaron a sentirse molestas cuando el tema tuvo notoriedad periodística través de medios porteños, lo cual motivó algunas endebles y forzadas réplicas.
Sin embargo esos planteos nunca superaban el nivel interno de difusión. El conocimiento internacional del tema quedaba limitado solo a la exposición de trabajos de carácter científico presentados en reuniones realizadas en distintos países donde, aunque causaron sorpresa, no trascendieron más allá de ese ámbito. Esa clase de reclamos, como era de esperar, no inquietaban demasiado a la provincia cuyana ya que su divulgación era muy limitada.
De allí que no puede dejar de verse con satisfacción que en los últimos tiempos sean organismos internacionales -todos ellos de gran prestigio- los que se pronunciaron sobre la cuestión del tema Atuel, siempre en forma favorable a los reclamos de La Pampa.
La primera de esas instituciones fue el Tribunal Latinoamericano del Agua, a la que la Fundación Chadileuvú apeló exponiendo el caso. Los miembros del Tribunal no solamente se interesaron por el problema sino que viajaron especialmente a la Argentina para comprobarlo y evaluarlo, dando razón plena a La Pampa, lo cual trascendió en los ámbitos políticos y jurídicos del continente a través de los medios.
La misma institución defensora de nuestros ríos presentó después el problema ante Naciones Unidas, organismo que, después de informarse detalladamente de la situación en todos sus aspectos, hace algunos meses se expidió en forma abiertamente favorable a nuestra provincia a través de su relatoría competente. Aquí la importancia de la opinión fue mayor ya que se trata del máximo organismo político de carácter mundial, además de ser muy respetado en temas de medio ambiente, sobre los que viene bregando desde hace mucho tiempo.
Para completar esos planteos, jerarquizados y de sólido respaldo técnico y político, el Parlasur acaba de anunciar que en el orden del día de su próxima sesión plenaria, a realizarse el próximo 1 de diciembre, en su punto 32, tratará el caso del Atuel, declarando que “vería con agrado se dé por parte de la provincia de Mendoza al cumplimiento de decisiones judiciales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina”, avalando el informe presentado por la Comisión de Desarrollo Regional Sustentable del ese organismo internacional. La gestión estuvo a cargo del representante pampeano ante aquella entidad.
Como se advierte, planteado el tema en los organismos de más alto nivel internacional, insospechables de parcialidad alguna con nuestra provincia, siempre ha considerado justo el reclamo pampeano. Frente a esa unanimidad las autoridades mendocinas no han podido presentar otra cosa que su intransigencia y contumacia de décadas.

Compartir