Sobre terror mayúsculo y un terror ya instalado

DOMINICALES

Si bien ya he comentado los actos terroristas de esta semana en Cataluña, vuelvo sobre el tema para glosar lo que dicen argentinos radicados en Barcelona y París.
Eduardo Febbro, desde París, enumera los casos de terrorismo reciente en los cuales se utilizó el automotor como instrumento de muerte. Recuerda que el primer caso fue en Niza, luego Berlín y enseguida Londres (repetido tres veces) y París (dos veces). Y ahora, en Cataluña, dos casos: el peor en la rambla de Barcelona,(con dos argentinos heridos, en un hecho que dejó trece muertos); el segundo, fue un intento en la noche del mismo día en una población próxima, con un saldo de heridos y la muerte de cuatro terroristas y otro herido y capturado. En cambio, el autor del hecho de Barcelona seguía prófugo al momento de escribir esta nota.
Otro argentino, esta vez Rodrigo Fresán, argentino, escritor y periodista, que reside desde hace años en Barcelona, nos dice que el hecho de la rambla ha sido de terror, pero advierte que, el terror con minúscula vive instalado y cada europeo lo lleva consigo. Se vive en el miedo y eso es el TERROR, con mayúsculas.
Desde Estados Unidos se nos hace saber que el presidente Trump luego de enviar su solidaridad y ofrecimiento de ayuda a España, en su espacio en la red recordó el episodio del General Pershing como ejemplo, puesto que, dice, luego no hubo terrorismo por más de treinta años. El hecho al que alude ha sido negado. Se produjo en Filipinas, cuando esta posesión española ya había pasado a manos de Estados Unidos. El citado general logró la captura de cincuenta personas de origen árabe y las hizo ejecutar con balas que previamente fueron untadas con carne de cerdo.

Brasil.
Lula está realizando una caravana de veintidós días en el nordeste brasileño. Viajando en ómnibus, recorrerá tres mil kilómetros y parará en veintiocho ciudades. Como candidato a una tercera presidencia (si se le permite llegar) Lula repite la manera de comunicarse con el pueblo que utilizó para fortalecer al Partido de los Trabajadores y alcanzar la presidencia por dos veces.
Lula tiene ya el ochenta por ciento de opinión favorable, según las encuestas, pero la derecha extrema de Brasil tiene proyectos para impedir su candidatura o para dificultar su presidencia en el caso de que vuelva a ganar.

Chile.
La presidenta Michelle Bachelet procura que el poder legislativo sancione una ley que permite el aborto en tres situaciones, pero afronta una fuerte resistencia de sectores religiosos y gran parte de la derecha pinochetista .
También se ha sabido que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Spencer, la instó formalmente a romper relaciones con Corea del Norte.

Perú.
Una importante marcha con el lema Ni una menos, se realizó en Perú el sábado 12. Las pancartas decían “Tengo derecho a no tener miedo” y “El machismo mata”.
Perú es el tercer país mundial en violaciones y el primero en deserción escolar por los embarazos infantiles. El movimiento feminista recién arranca y va logrando más adhesiones especialmente de parte de las de su sexo.

Brexit.
En Gran Bretaña hay “nubes de tormenta”, según escribe Andrew Graham- Yoll, desde su residencia n Sheffield, Inglaterra, luego de un largo desempeño en el periodismo de lengua inglesa en Buenos Aires.. Dice que “nadie está tranquilo en un medio cada vez más desunido”. Estima que puede llegar a ser necesario un nuevo referendo con respecto a la separación del Reino Unido de la Unión Europea. Dice que el gobierno (Theresa May) se halla en anomia y se asiste a la caída de la libra ante el euro”.
Se alude al endurecimiento de la actitud del negociador de la Unión Europea para la separación del Reino Unida, quien reclama acelerar el proceso porque “cuanto más rápido nos pongamos de acuerdo con el tema de los ciudadanos, la cuenta del divorcio e Irlanda, más rápido podremos hablar de aduanas y relación futura”.
El “tema de los ciudadanos” es el de los que adquirieron la ciudadanía europea y residen en el Reino Unido o en Europa (numerosos ingleses). La “cuenta del divorcio” es el monto que deberá pagar el Reino Unido para separarse, según lo especificado para todo país miembro de la UE que opte por hacerlo. Y el tema de Irlanda está configurado por el hecho de que Irlanda no acompaña al Reino Unido en cuanto a desligarse de la Unión Europea y debe resolverse cómo dibujar el esquema de las relaciones entre Irlanda e Irlanda del Norte.
El gobierno de May procura que la salida no resulte tan costosa para el Reino Unido como ya muestra la caída de la libra.
Jotavé