Un “regalo” para los futuros jubilados

Malas noticias recibieron los trabajadores pampeanos que están por jubilarse a partir del año que viene. El gobierno nacional pretende serruchar a la mitad el adicional por zona patagónica para bajarlo del 40 al 20 por ciento. Algo parecido sucederá con las bonificaciones a las asignaciones familiares aunque estas “solo” se reducirán del 40 al 30 por ciento. Estos son solo dos de las muchas “sorpresas” que muestra el Presupuesto 2019 que el macrismo quiere aprobar en el Congreso.
En el caso de los futuros jubilados, esa medida implica perder, aproximadamente, un 15 por ciento en el monto total del haber con lo cual este recorte supera al recordado ajuste que se aplicó en 2001 bajo la presidencia de Fernando De la Rúa. Pero además, por si no fuera suficiente, el gobierno pretende obligar a las provincias a que “armonicen” sus haberes jubilatorios con los de Nación, lo cual, para los pampeanos implicaría otra reducción de haberes.
Para los trabajadores en actividad también hay “novedades” pues el Ejecutivo nacional busca eliminar a través del Presupuesto las deducciones del Impuesto a las Ganancias que benefician a los empleados públicos de varias provincias, La Pampa entre ellas. Ese cambio, de aprobarse, provocará una rebaja salarial y, además, perjudicaría a los Estados provinciales pues ese dinero lo succionará el Estado nacional y no circulará en las economías locales. Como contrapartida, y a pesar de que se había insinuado un cambio, los jueces y fiscales seguirán con sus sueldos intocables para Ganancias a pesar de ser quienes cobran los más altos salarios en la administración pública. Una “discriminación positiva” a la medida de un gobierno que, como Cambiemos, representa acabadamente los intereses de quienes se encuentran en la parte superior de la pirámide social. Y por esa razón vuelve a la carga otra vez con el intento de aplicar este gravamen a las cooperativas a pesar de que son entidades sin fines de lucro. Ese “detalle” no es relevante para el macrismo que impulsa este cambio calamitoso en el Presupuesto y que, de tener aprobación, significará un duro golpe para el sistema cooperativo de nuestro país.
Para seguir con este lineamiento tampoco habrá ningún retoque al Impuesto a los Bienes Personales para los argentinos más pudientes que tienen sus fortunas depositadas en el exterior. El aumento de este gravamen se había planteado como una forma progresiva de recaudar más entre los que más tienen, es decir, un camino para volver más justa la tributación al fisco. Pero nada de eso sucederá en la Argentina macrista en donde los ricos cada vez pagan menos impuestos.
Estas medidas -y otras que contiene la “ley de leyes”- tendrán una incidencia muy relevante en la calidad de vida de los pampeanos. De ahí que la ciudadanía de esta provincia seguirá con especial atención cuál será el desempeño de sus senadores y diputados a la hora de tratar el Presupuesto 2019 en el Congreso de la Nación. En ese momento se podrá apreciar si los representantes del pueblo y el Estado pampeano harán prevalecer los intereses de los habitantes de esta provincia o los de un gobierno que ajusta solo para abajo tal como lo exige el FMI.