Una buena noticia

Es bien sabido que la administración de justicia puede ser exasperante para el ciudadano común ajeno a los kafkianos laberintos de los tribunales. Los “tiempos de la justicia” están con frecuencia presentes en los medios de comunicación como una muestra de que los procesos, por lo general, suelen tardar tanto que cuando llegan las sentencias, en ocasiones, no llegan a resarcir a las víctimas.
Por eso resultó reconfortante la noticia que se conoció este miércoles con el anuncio de los buenos resultados que viene ofreciendo el sistema de mediación a distancia. Con un añadido nada menor: nuestra provincia, a pesar de que implementó este método hace menos de un año, es la segunda en todo el país con mayor cantidad de casos resueltos.
La agilización de las causas con esta metodología novedosa es una muestra de que la Justicia tiene un amplio campo para mejorar su desempeño y la calidad del servicio que presta. Los resultados tan alentadores que puede mostrar hoy el Centro Público de Mediación Judicial es un buen ejemplo.
Que las partes de un conflicto judicial bajo la modalidad de la mediación no deban trasladarse a las sedes de los tribunales, en un país tan extenso como el nuestro, es un gran aporte para los que deben afrontar la casi siempre desagradable experiencia de un juicio. La utilización de los grandes avances tecnológicos en las comunicaciones para agilizar la resolución de los litigios es, sin dudas, una medida acertada que potencia este novedoso sistema de impartir justicia en beneficio de los ciudadanos.