¿Una nueva zona económica?

Jefes de Estado y de gobierno, ministros y delegados de las 18 naciones que conforman Petrocaribe discutieron este fin de semana en Caracas la posibilidad de transformar este organismo en una zona especial de comercio. La reunión plenaria de esta cumbre fue inaugurada por el presidente venezolano Nicolás Maduro, quien lanzó un llamado a avanzar en la integración de la región caribeña más allá de las diferencias ideológicas.
“Si algún mecanismo de cooperación tiene todas las condiciones para avanzar con capacidad financiera poderosa a una nueva zona económica, es Petrocaribe”, declaró Maduro en su discurso. Esta zona se sumaría a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) y buscaría también la participación del Mercado Común del Sur (Mercosur), añadió el presidente.
Entre los participantes en el encuentro se cuentan los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Honduras, Porfirio Lobo, cuyo país se incorporó en fecha reciente al organismo.
Esta cumbre es la primera reunión internacional de la que es anfitrión el presidente Maduro tras su elección del 14 de abril pasado, que es impugnada por la oposición por supuesto fraude, lo que ha desatado una crisis política en Venezuela.
Petrocaribe, creada en 2005 a iniciativa del fallecido ex presidente venezolano Hugo Chávez, es un instrumento mediante el cual Venezuela, que cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo, suministra a países del Caribe crudo a precios preferenciales.
El foro agrupa a Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Venezuela.