Piden el fin de la corrupción

MILES DE PERSONAS SE MANIFESTARON EN GUATEMALA

Miles de guatemaltecos, mayoritariamente jóvenes, se concentraron ayer frente al Palacio Nacional para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, que advirtió que la investigación de la que es objeto por parte del Congreso muestra “falta de seriedad” y pone “en peligro la institucionalidad” del país, en medio de las denuncias por amenazas de los diputados encargados de la pesquisa.
Los manifestantes se reunieron primero frente al palacio de Justicia y marcharon luego hasta la Plaza de la Constitución, frente al Palacio Nacional, con carteles y pancartas que mezclaban pedidos de renuncia de Pérez Molina, reclamos de justicia en casos de corrupción, reformas a la Ley Electoral y hasta un recambio general de la clase política.
Mezcla de indignados y escépticos, los miles de manifestantes respondieron a la convocatoria, hecha especialmente a través de redes sociales, de varias organizaciones que por octava semana consecutiva marchan por el centro de Ciudad de Guatemala y otras ciudades grandes del país.
La marcha llegó apenas horas después de que otras decenas de fieles se reunieran en el centro de la capital para orar por el fin de la corrupción, un acto que realizan por cuarta vez y que hoy repitieron desde las 6 y en medio de la lluvia, frente al llamado “Kilómetro 0”.

Investigación.
En medio de las protestas, los cinco diputados elegidos el sábado por la noche para integrar la Comisión Pesquisidora que debe estudiar si se le retira la inmunidad al presidente Pérez Molina, por su supuesta vinculación con dos casos de corrupción, anunciaron que seguirán con su trabajo pese a estar “preocupados” por amenazas que dijeron haber recibido.
El titular de la comisión, Baudilio Hichos, diputado de la mayor agrupación de la oposición en el Parlamento, el partido Libertad Democrática Renovada (Líder), admitió que los legisladores tienen miedo y están “preocupados” por esta situación.
Reseñó Hichos que él y sus cuatro compañeros, Hugo García Gudiel y Armando Chún, ambos de Líder; Hugo Morán, de Compromiso, Renovación y Orden; y Mario Linares, del gobernante Partido Patriota, presentaron denuncias ante la Procuraduría de los Derechos Humanos por amenazas recibidas.
Detalló que en su caso recibió dos llamadas en las que le exigían rendir un informe al Congreso en el que se recomendará “el despojo” de la inmunidad del presidente para que “se vaya a las cárceles”, porque de lo contrario los diputados y sus familias correrían el riesgo de ser objeto de “situaciones delicadas”.
“Nosotros haremos nuestro trabajo y lo vamos a hacer apegado a la ley”, prometió Hichos, que lamentó que no hayan recibido el expediente del caso y pidió a la población que les den el tiempo necesario para realizar la evaluación de manera “responsable” debido a la trascendencia del asunto. (Télam)