Apple analiza su futuro tras el retroceso de iPhone

Por Andrei Sokolov y Christoph Dernbach (DPA)
Una regla de oro de Apple es nunca hablar sobre dispositivos o servicios aún no terminados. Pero después del segundo claro retroceso consecutivo del negocio, el director ejecutivo de la firma, Tim Cook, se vio en la necesidad de infringir esta ley no escrita y anunciar que la empresa tiene grandes planes para el sector de la televisión.
“El reproductor Apple TV es apenas el comienzo”, señaló Cook en una teleconferencia con analistas esta semana. “Hemos creado una base sobre la cual podemos construir algo más grande”, agregó.
Con las nuevas actividades, Cook quiere impedir que Apple entre en una espiral negativa si las ventas del iPhone siguen mermando. Poco antes se supo que Apple se había asegurado los derechos para una nueva serie que se basa en los populares fragmentos “Carpool Karaoke” del programa “Late Late Show”. Se trata de los viajes que hace el presentador James Corden en un automóvil con famosos, en los que cantan y hablan. La última en causar furor en una de las apariciones fue la primera dama Michelle Obama, y el viaje con Adele fue visto en YouTube 120 millones de veces. Si bien los clips seguirán en el “Late Show”, el nuevo programa sólo se podrá ver con un abono en Apple Music.”La base para algo más grande” fue el lema varias veces repetido en la intervención de Cook en la conferencia telefónica trimestral de en torno a una hora. La ronda con analistas es una de las cuatro oportunidades al año que hay de tener una visión sobre la forma en que piensa la empresa.

Paquete.
El ejecutivo de 55 años subrayó que Apple quiere ofrecer un paquete redondo de servicios para el día a día. Aprovechando la ola de entusiasmo en torno al juego “Pokémon Go”, Cook destacó el interés de Apple por la tecnología de la realidad aumentada, en la que objetos virtuales son proyectados en entornos reales. Y más de una vez subrayó que Apple también sabe utilizar la inteligencia artificial en la que Google -y últimamente también Facebook- son tan fuertes. En cambio, no dijo nada sobre el presunto proyecto de un automóvil, con el que se especula desde hace más de un año. Y tampoco está claro cuánto éxito ha tenido el reloj inteligente Apple Watch, lanzado en abril de 2015 y que se esperaba ampliaría el negocio de la firma. Según estimaciones del analista de mercado IDC, el trimestre pasado se vendieron 1.6 millones de relojes Apple, frente a los 3.6 millones del mismo periodo de 2015, cuando se produjo el lanzamiento. Al menos queda claro que el Apple Watch no puede compensar las pérdidas del iPhone. El rumbo de Apple está cambiando: los caballos de tiro durante mucho tiempo, el iPhone y China, están languideciendo o al menos tomándose una pausa. En el segundo trimestre, las ventas de iPhones cayeron un 15 por ciento y la facturación en China se redujo en un tercio. En cambio mejoraron los ingresos con servicios como Apple Music. Cook aseguró además que es “muy optimista” de cara al futuro: en todo el mundo los smartphones representan algo más del 40 por ciento de los teléfonos utilizados, y hay que esperar por tanto a que la gente en los países en desarrollo comience a invertir más dinero en un iPhone. En China, esta previsión se cumplió, pero en la actualidad han tomado la delantera fabricantes chinos con aparatos más baratos y de alto rendimiento.

Respuesta.
La respuesta de Apple a esta situación es el iPhone SE, el primer teléfono de la empresa con una carcasa más pequeña y algo más barato pese a llevar la tecnología más actual. Apple no da cifras de ventas, pero a favor del SE habla el hecho de que el precio medio de venta de los iPhones se ha reducido en tres meses de 642 a 595 dólares.Cook explicó que el SE cumple el objetivo de atraer a nuevos clientes al ecosistema Apple y a la vez satisface la necesidad de aquellos para los que la pantalla de la serie iPhone 6 es demasiado grande. Cook cede así ante el mercado más masivo y rompe con una de las estrategias del fundador de la firma, Steve Jobs, de situar al iPhone siempre en lo más alto del nivel de precios.