WeChat y WhatsApp pujan por el dominio de la mensajería en África

WhatsApp ya no parece ubicarse en el sitio hegemónico de los servicios de mensajería móvil. Su liderazgo al parecer comienza a tener una suerte de competencia: una nueva aplicación gratuita de mensajería y llamadas denominada WeChat. Este servicio fue creado por Tencent, fábrica China, y se lanzó en el 2011. Esta aplicación está disponible para android, iPhone, BlackBerry, Windows Phone, y las plataformas Symbian s40 y s60. Entre los idiomas soportados incluye el chino tradicional/simplificado, español, indonesio, malayo, japonés, coreano, polaco, italiano, tailandés, vietnamita, hindi, ruso e inglés. WeChat además es compatible con Wi-Fi, 2G, 3G y redes de datos 4G.
La mayoría de los 700 millones de usuarios de WeChat, frente a los 1.000 millones de WhatsApp, se encuentra en China. No obstante, ahora la aplicación asiática le robó a la aplicación de Facebook el protagonismo una de las regiones donde más puede crecer: África.

No solo una simple comunicación.
Si bien WhatsApp y Facebook son las vías de comunicación principales, hasta ahora, por los africanos, (debido a la apuesta de Mark Zuckerberg por conectar regiones sin internet) WeChat se fue asentando debido a la versatilidad que ofrece la aplicación ya que va más allá de una simple comunicación. ¿Por qué?. Porque apuesta por desarrollar, en la región, una gama de servicios desde la propia aplicación como por ejemplo transferencia de dinero, pago de electricidad, y compras, como así también llevar a la población su experiencia en la ventas de productos a través de internet como ocurre, por ejemplo, en la China rural.
“Nos dimos cuenta que centrarnos en los servicios de chat no era la forma más práctica de llegar al mercado africano”, explicó el director de WeChat África, Brett Loubser. Y es que WeChat se centró en lograr beneficios a medio y largo plazo en el continente algo que, por el momento, no es el objetivo de Facebook con WhatsApp sino simplemente engordar su base de usuarios. “Se podría argumentar que WeChat está volcando sus esfuerzos en obtener ingresos mientras que los chicos de WhasApp se buscan en los números”, apuntó el analista ICT, Siboginkosi Nyanga.