Inicio Zircaos Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 68: Vancouver, Canadá.

Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 68: Vancouver, Canadá.

Cruzamos desde Estados Unidos a Canadá por la costa del Pacifico. El trámite en la frontera demoro muy poco tiempo. Un nuevo país nos esperaba a ritmo más lento. Llegamos a la gran ciudad de Vancouver un domingo, día en el que hay más posibilidades de encontrar un mejor lugar para acampar.

Estacionamos en la calle, al costado de un inmenso parque bien verde y a la sombra. A unas pocas cuadras un estadio de beisbol. Después de cruzar todo Estados Unidos sentimos que acá podíamos descansar unos días, hay menos restricciones para estacionar y poder quedarnos en un mismo lugar varios días. Los canadienses también nos parecieron personas muy amables, relajadas y que andan a ritmo más tranquilo.

Visitamos un poco el centro de la ciudad pero la mayor parte del tiempo nos la pasamos en el barrio que adoptamos por unos días. Patinamos sobre hielo, disfrutamos del parque, nos instalamos horas y horas en la biblioteca y observamos a la gente, porque en cada país se mueven diferente, como que van con un color distinto, un movimiento que caracteriza a cada lugar. Entre tantas, nos llamó mucho la atención la gran cantidad de chinos que viven en Vancouver.

Otras de las curiosidades del lugar apenas llegamos a la plaza fue que vimos un sector de huertas. Preguntamos a unas chicas mexicanas y nos contaron lo siguiente: La gente que no tiene un espacio en su casa para hacer una huerta paga un pequeño alquiler de la tierra y puede tener su quintita en el parque. Cuadradas, rectangulares, dentro de cajones o al ras de la tierra, las verduras y hortalizas crecen libremente y sin miedo a que alguien se las robe. Solo hay un cartel en todo el lugar que dice: “Por favor, no se lleve las verduras sin permiso”. No es maravilloso? A la tardecita se respira el color del sol naranja que cae entre las plantitas, se siente el olor a frescura, a tierra recién regada. Hasta cerré los ojos y ese olor me llevo a mi casa, allá lejos, en La Pampa.

Esperamos que disfruten de esta ciudad tan hermosa que nos dio una bienvenida llena de tranquilidad.

Gracias por acompañarnos!

Sígannos en Facebook: ZIRCAOS VUELTA AL MUNDO

Y suscríbanse a nuestro canal de YouTube: ZIRCAOS