Martes 09 de agosto 2022

"Se busca popularizar la ciencia"

Redacción 29/06/2022 - 10.29.hs

Que la ciencia llegue a los barrios para que incentive a los niños, niñas y jóvenes a aprender sobre lo que les gusta y brindarles todo el acompañamiento necesario. Ese es el objetivo del primer club barrial que se inauguró ayer por la tarde en Villa Germinal. "Un país tecnológicamente culto es un país libre", aseguró Ricardo Caso.

 

Dicha iniciativa surgió en base a una propuesta impulsada desde el Club de Ciencias y Asociación Civil sin fines de lucro "Amun Kamapu", encabezada por Ricardo Caso y Ruth Domínguez. La misma sirvió de base a la formulación de una ordenanza municipal que sustenta la creación de Clubes de Ciencias y Tecnología a nivel barrial, para favorecer la divulgación y el acceso al conocimiento científico en distintas zonas de la ciudad.

 

El acto inaugural tuvo lugar en el Salón de Usos Múltiples (SUM) del barrio Villa Germinal, ubicado en Errecalde e Italia. Estuvo presente el intendente municipal, Luciano di Nápoli; el subsecretario de Coordinación Institucional del Ministerio Nacional de Ciencia y Técnica, Pablo Nuñez; la subsecretaria de Federalización de la Ciencia de esa misma cartera nacional, Luz Lardone; el secretario de Investigación y Postgrado de la UNLPam, Gustavo Walter Bertoto; el secretario de Cultura de la comuna, Pablo Ferrero, y los referentes y fundadores del Club de Ciencia y Tecnología "Amun Kamapu" junto con la Red Argentina de Recreación en Ciencia, Tecnología y Comunicación, Ricardo Caso y Ruth Domínguez, entre otros funcionarios municipales y de la UNLPam.

 

El momento fue presenciado también por estudiantes de 4to, 5to y 6to grado de la Escuela N° 243, quienes recorrieron las instalaciones y apreciaron el material didáctico, computadoras, impresoras 3D, herramientas, y mobiliario nuevo que entre otros elementos estará a disposición de los interesados en formar parte de dicho club.

 

Incentivar vocaciones.

 

En diálogo con LA ARENA, el fundador de Amun Kamapu, Ricardo Caso celebró la puesta en marcha del club porque "hacer llegar la ciencia a los barrios, permite incentivar las vocaciones científicas y tecnológicas en los niños, niñas y jóvenes". Es el primero de los tantos que se inaugurarán en la capital pampeana y sobre ello destacó que el "equipamiento es muy interesante".

 

En ese contexto, explicó que "el club de ciencia es diferente a la educación tradicional, son espacios de educación no formal, no se trabaja con una planificación". Indicó que se hace hincapié en "los intereses de niños, niñas y jóvenes". Para ello, en primer lugar, se deben realizar "actividades motivadoras" y luego buscar ideas para generar proyectos. "Es lo que siempre hemos hecho en el club de ciencia que tenemos desde 2008", acotó.

 

-¿Por qué es importante incentivar las vocaciones científicas de niños, niñas y jóvenes?

 

-Porque a nuestro entender un país tecnológicamente culto, es un país libre. Tampoco pretendemos que todos los niños, niñas y jóvenes sean científicos, técnicos, ingenieros o arquitectos, pueden trabajar sobre otras áreas. Son proyectos a mediano y largo plazo porque tenemos que pensar un país donde a 10, 20 o 30 años podamos tener muchos más científicos que ahora y lograr retenerlos, lo cual también tiene que ser una política de estado para que los jóvenes que se reciben, no se vayan del país como está sucediendo ahora. En la época de Néstor Kirchner hubo un programa de repatriación de científicos, volvieron más de 1.300 científicos y fue un trabajo histórico del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Ahora con la situación económica y el desempleo volvemos a la misma cuestión. Nos tenemos que preparar para incentivar a niños y niñas y jóvenes sobre lo que les gusta y acompañarlos en el aprendizaje.

 

-En la actualidad, ¿cuáles son los intereses que tienen los chicos y chicas?

 

-La mayoría apunta hacia lo tecnológico, la automatización, la robótica, informática. Hay otros, que son los menos, se dedican a la cuestión ambiental, biología. Desde el 2013 organizamos el evento Expocytar y ahí vamos viendo hacia dónde se orientan los chicos y chicas de todo el país y del mundo.

 

¿Cuál es el objetivo de ubicar los clubes de ciencia en los barrios?

 

-Lo que se busca es popularizar la ciencia y el aprendizaje es un derecho humano. Para poder cubrirlo hay que ir a buscar donde está la necesidad. Es muy importante llegar a los barrios con las políticas de estado, ya sea en deporte, ciencia, cultura.

 

"Aprenden más fácil".

 

Por otro lado, Caso aseguró que "trabajar sobre los gustos de ellos permite que aprenden mucho más fácil, al pibe le abre la cabeza". En ese contexto, manifestó que la participación de los chicos y chicas de exposiciones es fundamental para que se vinculen con esas actividades. "Hemos estado en muchas partes del mundo con los pibes y realmente les abre la cabeza porque se codean con chicos de otras provincias y del mundo, además de que conocen otras culturas", añadió.

 

Walter Benvenuto es un joven arquitecto y uno de los primeros alumnos que tuvo Caso en su club. Luego de estudiar en Córdoba volvió a nuestra provincia y hoy es asesor de la institución que lo vio crecer. En el acto de inauguración tomó la palabra y destacó su experiencia personal de acercamiento a las ciencias a través del club.

 

"Hace unos 10 años yo era una de los peorcitos de mi clase, pero afortunadamente me encontré con gente que me supo guiar y dar a entender que había otras formas de aprender y encontrarnos con el conocimiento. Por eso me parece que la creación de este primer club de ciencias municipal es un paso clave para poder acercar el conocimiento a mucha gente a la que tal vez por otros medios es dificultoso que le llegue", manifestó.

 

"Un sentido ideológico".

 

La inauguración fue encabezada por el intendente Di Nápoli quien explicó que la elección del barrio Villa Germinal como sede del primer club de ciencias municipal responde a "un sentido ideológico". En ese sentido dijo que "como el objetivo era popularizar el acceso a las ciencias y dado que la intención atender la demanda de las bases, nada mejor que un barrio popular como Villa Germinal para iniciar dicho proceso".

 

Resaltó que "la intención principal de los clubes de ciencia es poder hacer accesible el conocimiento de otras maneras. Con un método que no es ni mejor ni peor, sino que es complementario a las formas de educación tradicional, acercando herramientas que le puedan servir para aprender a través de la curiosidad".

 

Por su parte, Luz Lardone hizo hincapié en que es el segundo club de ciencia barrial que se inaugura en el país, luego del proyecto que se estableció en Chubut. Señaló que la ciencia "a través de los clubes con característica barrial al alcance de la mano, puede convertirse en un universo maravilloso por descubrir, con conocimientos que no son difíciles de acceder". Remarcó que dichos espacios que "invitan a curiosear, donde pueden además aprender y ser creativos, contribuir en algo que para los grandes es mucho más difícil y que conlleva mucho compromiso, que es tratar de construir a través de la ciencia, una provincia y un país mejor y que nos incluya a todos y todas".

 

En representación del Ministerio de Ciencia y Técnica de Nación, habló Pablo Nuñez. Subrayó que "el sistema científico y tecnológico de nuestro país necesita imperiosamente de este tipo de políticas e infraestructura, donde se da oportunidades a chicos y chicas de los niveles más iniciales de la educación, de tener acceso al conocimiento, y a herramientas de innovación, tecnológicas y didácticas, que dan verdadero contenido a las políticas científicas".

 

Experiencia "positiva".

 

Ricardo Caso contó que la asociación Amun Kamapu nació en 2008 cuando dictaba clases en el colegio secundario EPET. Recordó que había un estudiante que continuamente le pedía que lo asesore para participar en la Feria de Ciencias. "En primer lugar me negué pero luego de tanto insistir, acepté", señaló.

 

Se sumaron dos chicos más, uno de ellos el arquitecto Walter Benvenuto que estuvo en la inauguración. Indicó que en primer lugar no tenían claro qué proyecto realizar para el evento por lo que les propuso reunirse los sábados en el garaje de su casa junto a su compañera, Ruth Domínguez.

 

Así surgió "Cosiendo igualdades", un proyecto en el cual adaptaban las máquinas de coser para que puedan ser utilizadas por personas con discapacidad. A partir de ese momento ganaron mucha popularidad a nivel nacional e internacional por lo que recorrieron Perú, Eslovaquia y China para mostrar su trabajo. "No pudimos masificar el proyecto pero no pierdo las esperanzas", dijo Caso.

 

Haciendo un balance desde 2008 hacia esta parte, afirmó que la experiencia de la asociación es "muy positiva". Más allá del apoyo que recibió del "Ministerio de la Producción cuando estaba Ricardo Moralejo, del ex gobernador Oscar Jorge y donaciones", celebró "cómo han evolucionado los chicos" y que en muchas ocasiones su participación incentivó a que elijan carreras universitarias vinculadas a su paso por Amun Kamapu.

 

ESCUCHA EL AUDIO HACIENDO CLICK AQUI

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?