Domingo 07 de agosto 2022

Aniversarios caros al cooperativismo

Redacción 28/07/2022 - 09.16.hs

Dos aniversarios altamente significativos para el cooperativismo pampeano se celebraron en los últimos días: los veinte años de la inauguración del servicio de telefonía y los diez de la televisión por cable, ambos de la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa.

 

Semanas atrás, en esta misma columna, se comentaba sobre la ardua lucha de los pioneros que fundaron y organizaron la entidad solidaria santarroseña enfrentando a una poderosa compañía estadounidense y luego, no satisfechos con ese logro, se lanzaron por los polvorientos caminos del entonces territorio nacional a replicar el ejemplo en las poblaciones del interior. Ese fue el germen de lo que más tarde sería el vigoroso movimiento cooperativo pampeano que hoy, caso único en todo el país, distribuye el servicio de energía eléctrica en prácticamente toda la provincia. Esa visión de futuro y ese compromiso de aquellos "padres fundadores" con un sistema económico que privilegia la cooperación solidaria por encima de la competencia mercantil dejó su marca en la sociedad pampeana y, decíamos también, moldeó el devenir histórico posterior.

 

Ecos de aquella gesta son, sin dudas, estas celebraciones que nos hablan de otros pasos fundamentales iniciados, otra vez, por la cooperativa santarroseña y replicados poco más tarde por las entidades hermanas del resto de la provincia. Cuatro años antes de comenzar a incursionar en la telefonía fija, en 1998, la CPE había tomado otra decisión crucial: iniciar la prestación del servicio de internet. Lo que siguió no hizo otra cosa que consolidar un rumbo que dio como resultado lo que hoy esta ciudad puede ser motivo de orgullo: la primera cooperativa de una capital provincial argentina que se lanza, y se afianza, en la prestación de servicios de telecomunicaciones.

 

No fue un camino fácil; por el contrario, estuvo plagado de escollos. El historial es rico en luchas, acciones y movilizaciones, como aquel "Grito de Santa Rosa" que dio el cooperativismo nacional reunido, precisamente, en esta ciudad para reivindicar la intervención del sector en actividades hasta entonces reservadas al Estado y a grandes corporaciones privadas, dos actores que, cada uno en su propia esfera de influencia, pusieron incontables palos en la rueda. La deuda de la telefonía celular -una promesa incumplida que se tradujo en la ausencia de ese servicio en la actual oferta de prestaciones de las cooperativas pampeanas- habla a las claras de los esfuerzos desplegados por la burocracia estatal en inexplicable coincidencia con los intereses privados para quitarle a las entidades solidarias la posibilidad de brindar ese servicio.

 

Así y todo los logros han sido muy alentadores como lo muestran sus alcances. Producto de aquellos primeros pasos de los que se cumplen estos aniversarios en la CPE santarroseña, otras cooperativas del interior fueron incorporando los servicios de telecomunicaciones y hasta el Estado provincial también se atrevió con la puesta en marcha de Empatel, otra iniciativa "made in La Pampa" que no tiene parangón en el resto del país. Como se dijo, el espíritu de los pioneros pervive en nuestro presente.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?