Inicio 1 + 1 Con pasaporte de científico

Con pasaporte de científico

Agustín Sansón será uno de los tres adolescentes argentinos que irá a la Olimpiada Juvenil de Ciencia a realizarse en Qatar. Física, Química y Matemática en un mundial donde todos los goles se harán con la cabeza.
Cuando le dijeron Qatar no pensó en los miles de kilómetros de distancia, ni en la riqueza extravagante de los jeques árabes de una pequeña península gobernada por una monarquía absoluta. Tampoco en las Olimpiadas de Ciencia que se harán en pocos días. Lo primero que pensó fue que la próxima Copa del Mundo de fútbol, en 2022, será en los lujosos estadios de ese país asiático.
«Me gusta mucho el fútbol, tengo un grupo de amigos con los que vamos al club Médanos Verdes y ahí jugamos. De Qatar conocía porque se va a jugar el Mundial, además de eso poco más», admite Agustín Sansón, un chico de 15 años que llegó a la selección argentina de ciencia y se entrena con todo para llegar lo mejor posible a la máxima exigencia de un certamen con países de todo el mundo.
Agustín fue elegido en septiembre pasado como uno de los tres representantes de Argentina en la Olimpíada Juvenil Internacional de Ciencia (IJSO, sigla en inglés) que se hará en diciembre en Doha, la capital de Qatar. En la instancia nacional de las Olimpíadas, desarrollada en Mendoza, el joven santarroseño obtuvo un segundo puesto y ese desempeño le permitió pensar en su pasaporte a un viaje de 23 horas, hasta la península arábiga.
«Siempre me gustó Matemática, desde la primaria, y cuando empecé a ver Física también me atrapó, en realidad me gustan las ciencias naturales en general. Este año mi profesora Marina Carignani me dijo que había un taller en el colegio y que ahí practicábamos para una Olimpiada que se hace todos los años en Mendoza. Me interesó y arrancamos en marzo, primero pasé la instancia colegial, después la provincial y de ahí a la nacional», contó Agustín en una pausa de sus clases en el colegio Santo Tomás.
«La verdad es que yo no esperaba quedar segundo, para nada, pero me fue bien. Hasta que hace un mes me avisaron por mail que me habían elegido para ir a Qatar, fue una sorpresa re linda e inesperada. También viajan una chica de Mar del Plata y un chico de San Juan: salimos el 30 de noviembre y la Olimpiada dura hasta el 14 de diciembre. Creo que van chicos y chicas de unos 50 países».
Agustín fue hace unos días a la Universidad Nacional de Cuyo a realizar prácticas intensivas y el próximo fin de semana viajará nuevamente, ya en la previa de la salida «a la cancha» de los números y las ecuaciones.
«En Mendoza estamos con profesores de Química, Física, Matemática y nos entrenan. Son clases toda la semana de los temas relacionados a las Olimpíadas y nos mandan apuntes para repasar. Siento que va a ser muy duro porque ya tengo el temario y es re complicado, pero a la vez me incentiva ver cómo me va y los resultados que tengo».
La selección de Agustín fue por intermedio del Comité Nacional de Ciencia y es auspiciado por el prestigioso Instituto Balseiro, de Bariloche, para viajar como becado representando a la Argentina junto a los otros dos adolescentes. La IJSO es una competencia en Ciencias Naturales para estudiantes de hasta 15 años que se realiza todos los años desde 2004. Es un evento científico de naturaleza puramente educativa que consiste en exámenes de física, química y biología.
«Me parece que en la actualidad hay mucha gente interesada en la ciencia, sobre todo lo vinculado a la tecnología y las carreras como biomedicina, ingeniería, biología, desarrollos científicos y ese tipo de cosas. En mi caso, cuando termine el secundario quiero estudiar Física para hacer investigación, ir por el lado científico y también me gusta la astrofísica, los astros del universo, las partículas», anticipa.
El nombre del Balseiro da vueltas en la cabeza de Agustín que proyecta un futuro también vinculado con la tecnología y su desarrollo en distintas áreas. «Por ahora es una ilusión, aún me falta y no quiero apurar nada, pero poder ingresar al Balseiro sería muy bueno».

¿Qué expectativas tenés para el viaje a Qatar?
«Tengo claro que va a ser algo que nunca voy a volver a hacer en mi vida, es un momento único esta Olimpiada. Sé que Qatar es un país completamente diferente y eso me genera gran expectativa, vamos a convivir con chicos y chicas de todo el mundo y esto también es muy atractivo más allá de lo que sea la competencia en sí».
Según Agustín, cuando lleguen a Doha y estén listos para comenzar la Olimpiada ya no podrán usar el teléfono celular. Serán jornadas intensas aunque también están previstos algunos paseos y salidas para conocer un país y una cultura muy diferente.
«Qatar me había sonado muy poco, empecé a interesarme más cuando se lo designó para el mundial de fútbol. Sé que tienen un país muy avanzado y muy rico, así que va a ser interesante ver y conocer aunque sea un poco de un lugar tan alejado y distinto a nosotros».
El viaje está en plena cuenta regresiva y Agustín apura la puesta a punto. Los entrenamientos son cada vez más exigentes y Qatar se prepara para recibir a los mejores jugadores. Habrá que tener las piernas frescas pero sobre todo el cerebro activo. Es un Mundial donde la cabeza será clave para festejar la mayor cantidad de goles matemáticos.