Inicio 1 + 1 Pasión por los juegos

Pasión por los juegos

El crecimiento de los e-sports se expande en todo el mundo y también llega a La Pampa: se realizó el primer torneo gamer en Santa Rosa y juntó a decenas de adolescentes para juegos de pantalla, estrategia y concentración.
«La tecnología es el futuro, y los juegos también», afirma muy seguro Valentín y sus compañeros de equipo lo respaldan con gestos. Los cinco están esperando su turno para salir a la cancha. No están en el vestuario ni tienen ropa deportiva. Tampoco hay una pelota ni saldrán a correr rápido, alto y fuerte. La cancha a la que salen está en una pantalla y allí jugarán en conjunto con el máximo de su concentración y pensando la mejor estrategia ante cada desafío.
«Los e-sports o deportes electrónicos están en plena explosión, es algo que sucede en todo el mundo y las audiencias que tienen son increíbles. A mí desde chiquito me gustó jugar y hoy es un pasatiempo muy lindo que comparto con amigos. Por suerte esa expansión también llegó a La Pampa», describe Tomás (20), el ‘Messi’ de su equipo que compite en el League of Legends, uno de los juegos que se disputaron la semana pasada en el primer encuentro gamer en nuestra provincia y que atrajo a decenas de adolescentes y jóvenes de Santa Rosa y otras localidades.
Según los organizadores del evento (que se desarrolló en el local céntrico de Virtual Commander), el certamen fue el primero de la región centro del país y el objetivo es transformarlo en un referente para la zona. «El lunes 22 empezaron las competencias de juegos de PC y después llegó la etapa de los de Play Station», detalló Martín (19).
Durante las jornadas del encuentro gamer se disputaron partidas de Fortnite, CSGO, League of Legends y simulador de Turismo Carretera. Además, los torneos de Play Station incluyen FIFA 2019, PES 2019 y Mortal Kombat 11. Los que están jugando se divierten, se concentran, se enojan, hablan, festejan. Detrás, los que esperan su turno charlan y preparan sus estrategias. Nadie se preocupa por la mirada ajena que no termina de entender el boom mundial de «los jueguitos».
«Es verdad que mucha gente piensa que son jueguitos, pero son deportes. En general se piensa que somos pibes nerds que estamos tres días seguidos delante de una computadora y no hacemos otra cosa. En un punto es entendible porque el desconocimiento lleva a eso, pero hay que saber de qué se trata y abrir un poco la cabeza», señaló Tomás en un equipo donde varios son universitarios y estudian carreras tan disímiles como Nutrición o Analista de Sistemas.
«El deporte no es solo destreza física, y la prueba de eso es que el ajedrez es un deporte olímpico. De hecho, para ser competitivo en los videojuegos hay que entrenar, desarrollar estrategias, tener capacidad de concentración y aprender a trabajar en equipo», postulan Julián (20) y Luciano (25), que comparten equipo y ganas de triunfar. «Nos re incentivó que se organice el primer torneo acá y vinimos para ganar, vamos con todo», dice casi como una arenga Martín (19), ya ansioso porque llegue el turno de ‘pisar la cancha’ y mostrar sus habilidades.
Los deportes electrónicos se convirtieron en una industria fenomenal de la que participan millones de personas en todo el mundo y, gracias al boom de los últimos años, se profesionalizan cada vez más y las estrellas ganan millones de dólares ante audiencias que, cuando se disputan las competencias más importantes, superan -por ejemplo- a las de las finales de la NBA.
¿Cómo se juega, quién gana, cómo se cuentan los puntos? Esas pueden ser algunas de las preguntas que surgen naturalmente para quien observa desde afuera. «Es un juego de estrategia. Por ejemplo nosotros jugamos 5 contra 5 y cada uno tiene su rol en la partida, vas avanzando y subiendo de nivel, el objetivo es destrozar la base enemiga, una vez que la destruís, ganás. Para eso necesitás de estrategias, planes de juego, concentración. Hoy el crecimiento de los e-sports es imparable, la tecnología es el futuro y los juegos también, en China hay muchas universidades que te forman en estas cuestiones y por suerte eso va llegando también a nuestro país», aseguró Valentín.
«A veces es difícil entender por qué se genera tanta pasión, pero así como mucha gente ve una temporada entera de una serie en un solo día, nosotros pasamos horas jugando. Con mi papá discutía porque me decía que me la pasaba todo el día con la compu, pero con el tiempo me dio la razón porque él ya sabe que me gusta esto y no está preocupado por saber si estoy callejeando o haciendo cualquiera por ahí», indicó Tomás.
En el caso del fútbol, muchos de los más grandes clubes del mundo tienen sus propios equipos de deportes electrónicos, especialistas con contratos profesionales que defienden la camiseta en base a destreza mental y máxima exigencia.
«Estaría bueno convertirse en profesional y competir con los mejores, pero es algo muy lejano, la verdad que la idea es divertirse y hacer lo que te gusta con tus amigos. Está bueno que justamente lo que uno hace tenga tanta difusión y crecimiento porque por ejemplo ahora ya tenemos nuestra propia competencia local y eso te incentiva. Hoy los deportes electrónicos ya están súper instalados y por más que para mucha gente sigan siendo los ‘jueguitos’ nosotros sabemos que es una pasión como cualquier otra».