miércoles, 24 febrero 2021
Inicio Aniversario El papel del periodismo

El papel del periodismo

La Arena arriba hoy a sus 87 años de vida en coincidencia con otro acontecimiento editorial días atrás, su arribo a la edición número 25.000. Ambos hechos, 25 mil ejemplares y 87 años son, sin dudas, una verdadera proeza económica en un país que, en el tiempo transcurrido desde 1933, año de nuestra fundación, ha sufrido todo tipo de vaivenes y crisis sacudiendo los cimientos de su economía.

Pero, si mantener una empresa que cuenta hoy con un centenar de trabajadores y varias decenas de colaboradores, ha sido casi una hazaña, lo es más que esta hoja haya podido sortear las dificultades que, en su larga trayectoria defendiendo la libertad de expresión y desafiando a los poderosos de turno, la intentaron censurar.

En esos años, el precio que debió pagar La Arena y su gente por su derecho y su convicción de ejercer un periodismo vigoroso y valiente fue la cárcel, los atentados con balas o bombas, el castigo económico, el hostigamiento permanente o los intentos de amedrentar a los hombres y mujeres que sostuvieron cada día sus ediciones.

Fue un precio a pagar que tuvo, siempre, antes y ahora, el mejor premio: el reconocimiento de la sociedad pampeana que ha elegido nuestra hoja y la ha convertido en sinónimo de la lucha de generaciones de habitantes de La Pampa que viven el presente con compromiso y se decidieron a desbrozar el camino cada día a las futuras generaciones.

Hoy, cuando una nueva generación de empresas periodísticas apuesta a hacer periodismo sin periodistas y casi sin gente, usufructuando las facilidades que dan la tecnología y la comunicación modernas, La Arena, sigue creyendo que el mejor capital que tiene un medio es, sin dudas, su gente, sus lectores y, desde luego, la credibilidad que es la base de esa amalgama.

Este suplemento está dedicado a ellos. A nuestros periodistas. A quienes cimentaron ese compromiso que día a día tiene el reconocimiento de miles de pampeanos y se ha ganado el respeto dentro y fuera de La Pampa.

En estas páginas evocaremos a quienes nos enseñaron el camino, nos acompañaron y nos dejaron la tarea de continuarlo.