Micros urbanos: en Santa Rosa el boleto se iría a $30

LA QUITA DEL SUBSIDIO NACIONAL ENCARECE EL TRANSPORTE DE PASAJEROS

El director de Transporte de La Pampa, Gustavo Minetto, dijo que “causan mucha indignación” las declaraciones del ministro de Transporte de Nación, Guillermo Dietrich, quien arrojó culpas al gobierno pampeano por el impacto de la quita del subsidio al transporte de pasajeros urbanos durante su visita en Santa Rosa.
“Nos causa mucha indignación los dichos que realizan desde la Nación donde responsabilizan a la Provincia de La Pampa por la falta del subsidio”, manifestó el funcionario pampeano, agregando que “es un tema que nos trae complicaciones” a las provincias.
De esa forma, Minetto respondió al ministro Dietrich quien manifestó que, a pesar de lo evidente de la medida nacional, “no hay tal quita de subsidios” y que “lo que hay es una mirada de federalismo donde las provincias tienen más recursos para afrontar la administración de su sistema de transporte”, algo que rechazó el gobierno de La Pampa.
En ese sentido, el funcionario pampeano dijo: “El transporte urbano de pasajeros de Santa Rosa y General Pico, que son las dos ciudades que lo tienen, corresponde exclusivamente al municipio. Desde Provincia, repartíamos el subsidio -al combustible y Sistema Integrado de Transporte Automotor (Sistau) que venía de Nación, por una cuestión de practicidad”.
Minetto explicó que desde el gobierno nacional hicieron una propuesta al gobierno de La Pampa, tras la quita del subsidio, aunque fue rechazada. “Nos ofrecieron 43 millones de pesos que debía poner la Provincia y nos daban el criterio de reparto del dinero, 25 millones para Autobuses Santa Fe, 3 millones para General Pico y los 15 restantes para los interurbanos”, comentó Minetto.
Y siguió que “como contraprestación, cuando certificábamos que habíamos repartido el dinero, ellos devolvían 10.200.000 pesos, esto era anual, entonces no era que se transfirieron fondos a la Provincia ni que se lo haya guardado o gastado en otra cosa”.
“Nuestra provincia a nivel nacional es la anteúltima en recibir cantidad de dinero. Neuquén recibe 450 millones contra 87 millones de La Pampa. Ese dinero obviamente irá a obligaciones de pago de deuda y la quita de la tarifa social a los beneficiarios del servicio de electricidad, era el último subsidio que les quedaba por sacar”, agregó.
Sobre la negativa del gobierno pampeano a la propuesta nacional, Minetto comentó: “No nos van a decir a los pampeanos cómo distribuir el dinero que es de la Provincia”. Y añadió: el ministro Guillermo Dietrich “vino a decir más de lo mismo sobre lo que teníamos conocimiento”.
“Desde el Ejecutivo municipal, se habían entrevistado con Nación para pedirle una ayuda para la empresa de transporte local y no llegaron a buen puerto las conversaciones, no sé ahora”, completó.
-¿Sobre el servicio interurbano, cuál es el futuro en el corto plazo?
-Nosotros estamos en contacto permanente con el interurbano provincial. Se está estudiando alguna alternativa de auxilio, de ayuda a las provincias, por lo que pedimos ahora es por un sinceramiento de las tarifas. Veníamos desfasados con el tema de los aumentos. El 7 de enero se dio una suba del 26 por ciento por la inflación, en casi todos los países el transporte de pasajeros, los gobiernos lo subsidian, pero acá vamos en retroceso de parte de la Nación en esa cuestión.
-¿De La Pampa evalúan hacer algún tipo de aporte a las empresas que cubren la provincia?
-Estamos haciendo un relevamiento de los sectores más vulnerables de la sociedad, localidad por localidad, evaluando para ver de qué forma se puede amortiguar este golpe tan grande al bolsillo de los pampeanos. Se pidieron informes a las 78 localidades de la provincia para ver las necesidades de la gente. Habrá una respuesta en marzo.

“Que pongan un kiosco”
“Quien tenga uno o dos micros o minibuses que se dedique a un kiosco porque no está apto para una empresa”, le dijeron al director de Transporte provincial Gustavo Minetto, desde el gobierno nacional, cuando fue a plantear y a defender a los empresarios pequeños del transporte que pretenden ampliar su emprendimiento y seguir adelante a pesar de las dificultades. “Entonces causa indignación cuando uno ve reflejada la política nacional”, explicó el funcionario.

“Estamos cansados de reclamar”
“Llegamos a lo de la solicitada porque estamos cansados de reclamar sin tener respuestas”. El intendente de 25 de Mayo, Abel Abeldaño, junto a pares del oeste pampeano cargaron contra el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.
La solicitada de los intendentes oesteños fue como “último” recurso luego de infructuosamente elevar múltiples reclamos por la vía administrativa al Ministerio de Transporte. “Todo lo realizado hasta el momento no dio frutos, y han sido muchos los reclamos incluso con el acompañamiento de los rionegrinos”.
“Quisimos mostrar nuestro descontento por la destrucción de la rutas 151 y 152, donde no se puede circular y solo es posible hacerlo por las banquinas”.
Abeldaño dijo que “todo el problema empezó con lo del dólar, cuando se disparó. Todo se abandonó, y en el caso de la 151 la empresa adjudicataria de la licitación para repararla rescindió el contrato y todo quedó en la nada”.
“Ahora se hablan de presupuestos mínimos para reparaciones mínimas, se tapan los pozos que a la semana están otra vez”.
La ruta 151 fue licitada y adjudicada en 2016, el obrador está en Puelén, pero nunca se puso en marcha porque no se pusieron de acuerdo con los números, algo que es imposible de lograr cuando el dólar pasa de 20 a 40 pesos”.
“La Pampa le interesa poco a la Nación y a los legisladores nacionales pampeanos de Cambiemos”, agregó el intendente veinticinqueño.
“Esta es la pelea que Nación tiene con La Pampa y que la pagamos todos. El oeste está postergado y no por el gobierno provincial, sí por el central”.
Abeldaño enfatizó la situación de las rutas en cuestión: “A más de 30 kilómetros por hora no se puede ir”.
-¿No hubiera sido mejor que ustedes, los intendentes, viajaran a Santa Rosa para entrevistarse personalmente con Dietrich?
-El tema en los diarios vende más o llega más o molesta más que si hacés un reclamo por donde corresponde. Cursamos infinidad de notas, incluso con Río Negro, sin respuestas. Nunca tuvimos respuesta de nada. Y la ruta 152 también está en condiciones deplorables. Y seguiremos reclamando, otra cosa no podemos hacer; algún día nos responderán y nos darán, al menos, un paliativo.
-¿O sea que La Pampa no cuenta para la Nación?
-Esto tiene que ver con la población del país, tenemos poca gente en el oeste. Es más exitoso para las elecciones hacer obras donde tenés millones de votantes. Por Casa de Piedra (villa turística pampeana y último pueblo fundado en La Pampa) no pasa ningún micro de larga distancia, la aislaron. Como tampoco pasa ningún micro por la 152.

Analizan un boleto de 25 a 30 pesos
El boleto de los micros urbanos en Santa Rosa podría pasar de los 14,75 pesos que se cobran actualmente a una cifra que oscilaría entre 25 y 30, dependiendo el nivel de aportes que Nación realice al municipio desde el Fondo Compensador y el ajuste en las frecuencias que pueda implementar el gobierno municipal.
El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, durante su visita proselitista a La Pampa, se reunió con el intendente santarroseño Leandro Altolaguirre para analizar el destino del dinero del Fondo Compensador creado tras finalizar los subsidios nacionales para que las jurisdicciones con desequilibrios puedan financiar el cuadro tarifario.
Pablo Pera, director de Control y Gestión de Servicios Públicos, recordó que La Pampa y San Luis no firmaron el Pacto Fiscal y, a diferencia del resto de las provincias, no aceptaron hacerse cargo del subsidio nacional aplicado hasta finales del año pasado.

1.500 millones.
Con este panorama, el intendente Altolaguirre convino con autoridades nacionales que la capital pampeana sea incluida en ese Fondo Compensador de 1.500 millones de pesos, que debía comenzar a distribuirse a partir del primer día de este año.
“El miércoles, Dietrich se reunió con el intendente para avanzar con la posibilidad de que Santa Rosa acceda a ese financiamiento con destino al transporte local de pasajeros, el que sería liquidado en cuotas mensuales”, explicó Pera en diálogo con Radio Noticias 99,5. “Hasta que ello no se haga efectivo y se sepan bien los números, se declaró la emergencia y se reestructuraron los servicios (menos frecuencias y colectivos)”, añadió.
Actualmente, circulan por Santa Rosa 12 unidades de Autobuses Santa Fe, en vez de las 19 que habitualmente lo hacían en verano, mientras que en invierno lo hacían 30 unidades en servicio diario.
Pera remarcó que se pretende “mantener un servicio de calidad y dado con seguridad, con unidades en perfectas condiciones mecánicas y con regularidad, y lo que se pueda hacer dependerá de los números que aspiramos lleguen del Fondo Compensador”.

Suba demorada.
El boleto fue fijado en 19,39 pesos en diciembre, de acuerdo a la resolución que firmó el intendente Altolaguirre, previa autorización por ordenanza del Concejo Deliberante. Sin embargo, transcurrido más de un mes de aquella decisión, los pasajeros continúan pagando 14,75 pesos el viaje, lo mismo que abonan desde mediados del año pasado.
Esta situación no depende ya del municipio, sino la demora que tiene el gobierno nacional en implementar el cambio de tarifa y cargarlo adecuadamente en el sistema de la tarjeta SUBE, con la cual se abonan los viajes en esta ciudad y en otras tantas del país.

Salto obligado.
Pera aseguró que de los 19,39 pesos que saldrá el pasaje ni bien el sistema SUBE lo incorpore “podría incrementarse llegando a valer entre 25 y 30 pesos”, aunque siempre teniendo en cuenta que persistirá la tarifa social para jubilados, jefas de hogar, empleadas domésticas y asignaciones universales, quienes tendrán subsidiado el 45 por ciento del boleto.
“A ello debe sumarse que el boleto estudiantil es gratuito, lo que le significa a la comuna hacerse cargo de 1.300.000 pesos mensuales para subsidiarlo”, recordó.
En la comuna estiman que ese sería el precio razonable en las circunstancias actuales, es decir, ante la quita de los subsidios nacionales decidida cuando se aprobó la Ley Nacional de Presupuesto 2019 que Macri giró al Congreso a fin del año pasado. Para los bolsillos de los usuarios significaría un incremento de, al menos, un 67,8 por ciento respecto al precio de 14,75 que rige en la actualidad.

Unidades y frecuencias.
En cuanto a la cantidad de micros que Autobuses Santa Fe tendrá en la calle una vez concluida la emergencia e iniciado el período escolar, el funcionario municipal dejó en claro que no saben si se llegará a las 30 unidades con las que se contaba hasta el año pasado. “Vamos a ver, cuando llegue marzo veremos cómo se reestructura el servicio, se hacen las nuevas frecuencias. No sé si llegaremos a las 30, pero siempre haremos primar que se mantenga un servicio de calidad y a un costo accesible”, dijo.
La intención de Pera es dejar bien provisto el servicio durante los horarios pico, es decir, el horario del ingreso y egreso a clases en la mañana y el horario de entrada y salida en el turno vespertino. En el resto de los horarios, donde los micros circulan con menos pasajeros, podría implementarse la eliminación de frecuencias, una forma de no trasladar todavía más el ajuste del gobierno nacional al precio del pasaje.

Escuchá la nota completa acá: