Inicio AUDIO La pantalla grande que se achica

La pantalla grande que se achica

LA CRISIS AFECTA DURAMENTE EL ENTRETENIMIENTO Y EL CINE LO PADECE

«Las Pymes como la nuestra no están ajenas a la realidad, nuestros insumos están dolarizados y los costos fijos se han quintuplicado en estos últimos años, y obviamente no estamos pasando un buen momento», expresó Walter Geringer, empresario a cargo de los cines locales Amadeus y Milenium.
El contexto económico de un país afectado por las políticas neoliberales, que no dejó prácticamente sector alguno sin perjudicar -en esta condición están la industria textil, la construcción, la gastronómica, la manufacturera y el comercio en general-, y entre las actividades que sufren naturalmente la recesión está el cine.
Muchas familias, en la necesidad de privilegiar para subvenir sus necesidades elementales, obviamente fueron dejando de lado entretenimientos, como por ejemplo el cine.
En diálogo con LA ARENA, el exhibidor y programador de los cines santarroseños, admitió que la situación «es bien difícil». «Hay cuatro salas comerciales de cine en La Pampa, Milenium y Amadeus en Santa Rosa, y Gran Pampa y Cine Teatro Pico en General Pico», expresó a la vez que consideró que tanto en la capital como en la ciudad norteña el panorama «es parecido».

Sangría.
Un reciente informe de Página 12 refiere que corren «malos tiempos para las salas de cine argentinas: la sangría de espectadores no se detiene». El pasado fin de semana, las diez películas más taquilleras de la cartelera sumaron un total de 326.890 tickets vendidos, un 20% menos que los 408.155 expendidos la semana anterior.
«Nada que perder 2», la película sobre la vida del fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios, se mantuvo en el primer lugar, mientras que hubo un enroque en el segundo y el tercer puesto: la argentina «La odisea de los giles» pasó al segundo lugar, e «It: Capítulo 2» cayó al tercero.
A pesar de ocupar una gran cantidad de pantallas, los dos estrenos fuertes de la semana no consiguieron atraer un público acorde: el film de animación «Un amigo abominable» cosechó poco más de 50 mil espectadores para llegar al cuarto lugar. A pesar de que el género cuenta con un público fiel en la Argentina, el film de terror «Historias de miedo para contar en la oscuridad» apenas atrajo a 26.171 espectadores.

«Padecemos el ajuste».
Como quedó dicho la crisis no perdona a nadie -salvo al sector financiero-, y basta caminar las calles de la ciudad para advertir que hay cientos de negocios cerrados, forzados a cerrar sus puertas. Naturalmente la industria del cine no puede escapar a esa realidad. Geringer expresó que «hoy la pequeña y mediana empresa exhibidora sufre directamente el impacto y sobrevive. Se hace un enorme trabajo para estar al día, pero padecemos el ajuste por la suba de tarifas, insumos en dólares y el no tener créditos afecta también la reinversión, las mejoras, la calidad del servicio».
Por supuesto las tarifas de gas y luz no hacen más que sumar incertidumbre, no obstante lo cual las salas tratan de soportar el mal momento.
«Si bien estamos en una época en la que el entretenimiento es lo primero que se deja de lado cuidando el bolsillo, muchas veces traccionan las películas y las familias ‘hacen el esfuerzo’ de venir. Sigue siendo uno de los espectáculos más accesibles y, sobre todo en estas salas pampeanas, las entradas están casi a la mitad de precio que en Buenos Aires», explicó el empresario.
Por otra parte destacó que «se aprovechan todas las promociones de descuentos que se impulsan, esto es 2X1, Martes de Descuento, Promo Imperdible, Puntos… lo que vemos es que a diferencia de otros años, el público elige más lo que viene a ver. Muchas películas tienen más continuidad que otras, como por ejemplo ‘La Odisea de los Giles’, pero también pasa que muchas de las que se esperaban fueran éxitos de taquilla, fracasaron. La gente no viene a ver cualquier película tomando el cine como una salida, ya no», afirmó.

Dos filmes.
Geringer agregó que «este año dos películas ha podido ‘solventar’ estos últimos meses sin grandes estrenos. Son los éxitos ‘Toy Story 4’ y ‘Avengers End Game’, pero ese público no ha vuelto a ver ninguna otra».
«Las pymes como la nuestra no están ajenas a la realidad, nuestros insumos están dolarizados y los costos fijos se han quintuplicado en estos últimos años. No tenemos disponibilidad para mejoramiento de ningún tipo por la falta de créditos viables, ni proyección de crecimiento tampoco. Las salas tienen su mantenimiento habitual solamente. No hay manera de prever el día siguiente, si no se sabe si alcanzarán los ingresos para pagar el consumo de luz o gas por ejemplo», concluyó.

ESCUCHA EL AUDIO DE LA ENTREVISTA:

 


EL AIRE DE LA MAÑANA (RADIO NOTICIAS 99.5).