Inicio AUDIO Un sueño en caldén, plata y hueso

Un sueño en caldén, plata y hueso

En los remotos espacios de un viejo taller se acomoda un sueño.

En la inmensidad oesteña germina un anhelo.

El gratuito deseo de un artista que con sus manos endurecidas le da forma a un objeto de madera que podría recibir las miradas del planeta.

Allá, a lo lejos, en Villa Casa de Piedra, territorio pampero, el artesano, el orfebre, Adalberto Sánez, trabaja y trabaja. Con su concentración inquebrantable, no conoce de horas libres ni de descansos.

EL REJUVENECIDO.

Sánez nació en Rucanelo, vivió muchos años en General Pico y luego se internó en Casa de Piedra donde con su esposa montó un taller hoy atestado de herramientas. Martillos, llaves, pinzas, medidas, maderas, la materia prima de sus futuras creaciones rebosa con ciudada y perfecta ubicación.

«Cuando no estoy trabajando en la estación (de servicios local) me vengo a mi taller: no es un trabajo para mi porque es mi pasión de toda la vida», dice, con la voz, según él, rejuvenecida, a los periodistas de EL AIRE DE LA MAÑANA (RADIO NOTICIAS 99.5).

Hace unos 20 años, Adalberto, hombre de tez agreste, bigotes y mirada sensible, se dedica a la platería criolla. Pero un día, de manera impensada, se propuso crear un bastón para un funcionario de alto rango. Todo, cuenta, sin objetivo económico.

«Hace 15 años que hago bastones», rememora el hombre que le entregó el «símbolo del poder» a Oscar Jorge y a Carlos Verna. Este 10 de diciembre, Sergio Ziliotto lucirá el suyo…también fabricado por Sánez. «Mi bastones se donan, no se cobran», resalta.

CALDEN, PLATA Y HUESO.

Adalberto tiene su sueño bien firme y, en su alocución, no se resigna.

Acaba de terminar el bastón que llevará a Capital Federal donde lo entregará a los integrantes del área de Protocolo y Ceremonial del Gobierno nacional. ¿Objetivo?. Que le llegue al propio presidente Alberto Fernández que deberá elegir entre otros dos bastones más.

«El 6 de diciembre lo llevo a Buenos Aires a ver qué pasa, Fernández va a elegir el que más le guste», musita.

-¿De qué madera es?
-Ambos (el de Ziliotto y el de Fernández) son de plata y la madera… de caldén…la madera tradicional pampeana. La medida será de 90 centímetros el de Ziliotto y 85 el de Fernández porque es un poco más petiso.

No obstante, el bastón presidencial tiene una particularidad.

El orfebre cuenta que además de plata y caldén está fabricado con hueso. «Puse esas materias primas porque son bien representativas nuestras, de La Pampa», indica al ampliar que «hasta que no viajemos y lleguemos al lugar no sabremos si lo va a elegir o no».

EN LA QUIETUD.

-¿Qué hacen los mandatarios con los bastones?
-Lo tienen y lo conservan en sus despachos.

Hoy, Adalberto atraviesa sus días en la calma oesteña junto a su esposa.

Tiene tres hijos, a los que define como «grandes con sus familias» que viven en Pico y Santa Rosa.

«Vivir acá es hermosísimo, hemos rejuvenecido, yo me interno en el taller y hago mi trabajo de platería que es mi vida, es mi pasión, para mi no hay sábado ni domingo», completa el orfebre. Y se despide, con sonrisas, con alegría, con la ilusión a flor de su ruda piel.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA:

EL AIRE DE LA MAÑANA (RADIO NOTICIAS 99.5)

FOTOS: FACEBOOK ADALBERTO SANEZ.