A cien de los cien

Arq. María Rosa Di Liscia * – El 9 de julio de 1816, las Provincias Unidas del Río de la Plata declararon la Independencia de España y de toda dominación extranjera, durante la celebración del Congreso General Constituyente en San Miguel de Tucumán.
La casa Histórica es el sitio donde se realizó el Congreso, es el símbolo de la Independencia y por ese motivo fue declarada Monumento Histórico Nacional. Fue la vivienda de la familia Bazán Laguna. Era una típica casa colonial con dos patios y huerta en el fondo del terreno. El primer patio era el más importante y estaba definido por la sala, el comedor y las habitaciones de la familia. El segundo patio, estaba rodeado por galerías y cerrado hacia el fondo por el pabellón de la servidumbre que lo separaba de la huerta, con árboles frutales y el pozo de agua. En el frente, sobre la vereda, tenía un portal de lineamientos barrocos con dos columnas salomónicas a ambos lados, único sector construido con ladrillos y revocado con barro y cal; el resto de la casa tenía muros de tierra apisonada y adobes. Los techos tenían una estructura de cabriadas de madera y cubierta de tejas sobre un entramado de caña y tierra.
Cuando se decidió que la Casa sería la sede del Congreso, el gobierno realizó varias reformas que incluyeron ampliación del salón de sesiones demoliendo un tabique que separaba el comedor de la sala, los muros se pintaron de blanco y las aberturas de azul para que tuviera los colores patrios. También se mandaron a hacer mesas, sillas y candelabros.
El Congreso sesionó hasta febrero de 1817, luego pasó a funcionar la imprenta del ejército y más tarde la ocupó nuevamente la familia Bazán Laguna. La falta de mantenimiento y el tipo de materiales con los que estaba construida, hizo que con el paso del tiempo la construcción se deteriorara notablemente.

Nuevas funciones.
En 1869 el Poder Ejecutivo Nacional adquirió la Casa y la destinó a Edificio de Correos y Telégrafos Nacionales y Juzgado de Paz. Para adaptarlo a las nuevas funciones se consideró necesario hacer modificaciones en la construcción y el ingeniero sueco Federico Stavelius proyectó un nuevo frente de lineamientos neorenacentistas. También se demolió el pabellón del frente, se reformó el primer patio y se conservó el Salón de Jura o Salón Histórico, lo único considerado de valor en ese momento. En 1904 el edificio estaba nuevamente en ruinas y se decide hacer un pabellón con techo de vidrio, el Templete, que protegía en su interior el Salón.
En el año 1941 se declaró Monumento Histórico Nacional y se formó una comisión integrada por el Dr. Ricardo Levene y el arquitecto Mario J. Buschiazzo, (ambos de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos), el arquitecto Martín Noel (de la Academia Nacional de la Historia) y el arquitecto Alejandro Figueroa (Director Nacional de Arquitectura) para debatir la posibilidad de reconstruirla para albergar el Museo de la Independencia.

La reconstrucción.
Buschiazzo se encargó de la concreción de la idea, para lo cual contó con las fotografías que había tomado Ángel Paganelli en 1869. Las imágenes fueron fundamentales para que se pudiera reconstruir el inmueble a partir del Salón de la Jura, único sector que se conservaba de la construcción original. Buschiazzo amplió la foto del frente, calculó que la cámara estaría ubicada a 1,40 m. de altura y reconstruyó la fachada utilizando los principios de la perspectiva. Las obras se iniciaron en 1942 y el 24 de septiembre de 1943, aniversario de la Batalla de Tucumán, el presidente Ramírez inauguró la reconstrucción.
Desde el año 1992, todos los 9 de julio la ciudad de San Miguel de Tucumán es capital de la República Argentina y sede del Poder Ejecutivo Nacional. En la Casa Histórica se realiza el Acto Central de Conmemoración de la Declaración de la Independencia Nacional, con la presencia del presidente de la Nación, el gobernador de la provincia de Tucumán, otras autoridades e invitados especiales.

1916 en Santa Rosa.
Para conmemorar el 100° aniversario de la declaración de la independencia se conformó una comisión ejecutiva de las fiestas del centenario que estaba integrada por el presidente del Concejo Municipal, señor Espeche, los doctores Andrada, Torres, González Ocanto y Romay y los señores Mariano C. Berón, Luis Rogers, Pedro Navarro Sarmiento, Sabino Neveu y M. V. Amela.
El programa de fiestas en la semana del 9 de julio comprendió actos en las Escuelas Domingo Faustino Sarmiento, N° 2 y N° 4 y veladas literarias en el Colegio Normal y María Auxiliadora; salvas de bombas, dianas por la banda de policía, reparto de distintivos, bombones y juegos para niños en la Plaza Mitre (actual Plaza San Martín). También, certamen escolar en el salón Municipal, polla de caballos en la laguna, carreras de sortijas, himno y baile social en el salón Municipal. Además, en esa fecha se inauguró el Tiro Nacional (que luego fue Tiro Federal) en terrenos de José Alonso y la Plaza Centenario (antecedente del Estadio Municipal Dr. Tomás M. González).

Placas de bronce
Se aprobó la confección de dos placas de bronce, una de las cuales se colocó en la cara norte de la pirámide -que estaba en la actual Plaza San Martín y posteriormente se trasladó frente a la Estación de Ferrocarril- y otra en la Casa de Tucumán, a donde fue llevada por una comitiva integrada por Pedro Luro, Alfredo Torres y Francisco Santamarina.
En el acto de colocación de la placa en la pirámide, hicieron uso de la palabra el Presidente del Concejo Municipal Señor Espeche y el Doctor González Ocampo.
El Diario La Capital publica el 9 de julio de ese año: “La Pampa en Tucumán.
Ovaciones en el histórico Congreso. …al colocarse las placas, habló primero Nicolás Avellaneda en nombre del Congreso Nacional, siguiéndole el doctor Pedro O. Luro, en nombre de la Pampa, dándosele este lugar como una deferencia significativa a ese territorio.
El discurso de Luro es magistral (cada párrafo interrumpido con vivas a la Pampa Provincia y atronadores aplausos).
Los delegados, muy felicitados por el ministro de justicia Saavedra Lamas.
El gobernador de esta provincia, los de Córdoba, Santa Fe y Salta, los senadores y diputados nacionales, todos, bajo una vibración magnífica de patriotismo, están contestes, en que la Pampa, no podía haber elegido tribuna mas alta para hacer públicos sus derechos indiscutibles.
La placa de la Pampa, es la mejor ofrecida hasta ahora.”

Medallas y homenajes.
La comisión de festejos hizo acuñar una medalla en oro Vermeil que Ricardo Nervi, en su artículo “Contribución a la medallística de Santa Rosa” publicado por el diario La Arena en 1992, describe asi: “de forma circular, borde fresado en ondas asimétricas. En el anverso se ve una figura alegórica -victoria alada- esparciendo lauros sobre la Casa de Tucumán. Al pie, una guarda en semicírculo con motivo floral y la firma de la casa impresora Gutuzzo y Piana. En el reverso, arriba, un texto en orla que dice Viva la Patria y Santa Rosa de Toay, abajo, en el medio, en tres líneas: 1816 /9 de Julio/ 1916.”
El Concejo Municipal, en Acta N°419 del 3 de junio, dispuso cambiar el nombre de la calles Florida y Yofré por el de 9 de Julio y 25 de Mayo, así como designar Centenario de 9 de Julio a la Plaza que se inauguró el 10 de Julio, como un homenaje de la Comuna al Centenario de la Independencia.

La Autonomía.
Los diarios locales imprimieron entregas especiales para conmemorar el acontecimiento. La Autonomía en su portada incluye una imagen coloreada con figuras femeninas ataviadas de Patria que representan a las Provincias y mujeres modestamente vestidas que representan a los Territorios. La mujer que representa a La Pampa tiene impreso en su ropa: “Población de 101.338 habitantes”, indicando que superaba los 60.000 habitantes requeridos por ley para ser declarada provincia.
La mayoría de las páginas están dedicadas a la Historia del Movimiento Autonomista del Pueblo de La Pampa, con fotografías de los integrantes de la Comisión Autonomista del 24 de noviembre de 1907 y de los propietarios del diario. También se incluyen cuatro imágenes de Santa Rosa. (Fuentes: Archivo Histórico Municipal Hilda Paris; Archivo Histórico Provincial Fernando Araoz; Biblioteca del Partido Socialista de Santa Rosa; Colección de Carlos Mayer de Santa Rosa; Museo Casa Histórica de la Independencia, San Miguel de Tucumán).
* Dirección de Planeamiento Urbano, MSR.

Compartir