Inicio Caldenia Anti elitismo en el arte

Anti elitismo en el arte

ARTE – PUBLICAN OBRAS INEDITAS DE LEON FERRARI

A 100 años del nacimiento de uno de los artistas más innovadores de la historia del arte en la Argentina, se publicó “Planos y papeles e inéditos”, un libro con trabajos realizados entre 1979 y 1986.

Mónica López Ocón *

Promover el anti-elitismo en el campo artístico fue una intención presente en el artista desde mediados de los años sesenta. El artista aludido es, por supuesto, León Ferrari, las palabras pertenecen a la historiadora del arte Andrea Wain y a una de sus nietas, Julieta Zamorano, y figuran en “Planos y papeles e inéditos”, un libro publicado por la librería y editorial La Libre con la colaboración de la Fundación Augusto y León Ferrari. Arte y Acervo, creada en 2008 por el artista y su familia. Está integrado por trabajos producidos entre 1979 y 1986 durante el exilio de Ferrari en San Pablo al que lo llevó la dictadura cívico-militar que se instauró en la Argentina en 1976 y que no solo lo condenó al destierro, sino que, un año después, también le quitó un hijo. De ese exilio volvería recién en 1991.

Sobre ese período, dice el artista: “Fue una época de mucha experimentación e incorporación de otros medios: el Letraset, la fotocopia, el grabado, el sello, la heliografía, el arte postal, los planos. También empezó a aparecer la figuración, con elementos claros como los de la arquitectura, eso fue como recibir un regalo. He de decir que a mí me cambió la imagen, pues al utilizar el Letraset fui llegando a concepciones figurativas”.

Prologado por la especialista en arte y curadora Andrea Giunta, este libro se suma a los homenajes que, a cien años del nacimiento de Ferrari, celebran su poder creativo, su irreverencia ante las imposturas y su deseo de que el arte sea una herramienta eficaz para intervenir y producir cambios en la realidad, un medio y no un fin en sí mismo.

Series.

“Planos y papeles e inéditos” está constituido por diversas series: “Códigos”, donde el artista parece definir un alfabeto de líneas hirsutas, extraño e indescifrable; “Ajedrez”, en el que los tableros estáticos mutan, admiten personajes distintos de las tradicionales piezas del juego, se expanden y entrelazan con sintagmas y terminan por incluirse en un profuso diseño selvático; en “Retretes”, este artefacto sanitario parece ordenar la vida y la disposición de los hombres en el espacio; en “Homens”, antecedidas por una entrada de diccionario en la palabra Homen, diminutas y esquemáticas figuras humanas vistas desde arriba se desplazan por distintos espacios; en “Planos”, hombrecitos citadinos forman figuras y comparten el espacio con autos y carreteras que a veces forman bucles y diferentes figuras. De esta forma, según apuntan Wain y Zamorano, el artista “nos invita a reflexionar sobre el sentido de ciertas lógicas que organizan la sociedad moderna”; en “Inéditos”, serie agregada en esta edición, confluyen imágenes Homes e Imagens no incluidas anteriormente.

La publicación de este libro es el resultado de un largo proceso que comenzó en 2003 cuando el artista lo pensó y comenzó a hacer bocetos. Se continuó en 2004 cuando concretó el diseño en su computadora bajo el nombre Planos y papeles “con la misma certeza con que publicó Homens e Imagens en 1984 y 1989, durante su exilio en la ciudad de San Pablo”. Fue entonces cuando también creó dos sellos editoriales, Licopodio y Exu. Quince años después de que comenzara su proyecto original, se le agrega material inédito “expandiendo aún más el proyecto original del artista”. Es así que la Fundación Augusto y León Ferrari. Arte y Acervo, junto a La Libre, deciden la edición de este libro que había sido concebido por el propio Ferrari.

En él coexisten dos elementos a subrayar. El primero es que los trabajos son el resultado de la experimentación no tanto para llegar a “la obra definitiva”, sino, por el contrario, para demostrar que el arte o, por lo menos su arte, es un proceso ininterrumpido de construcción, el testimonio de una búsqueda que no tiene fin y no la preparación para llegar a una obra definitivamente concluida y cerrada. El segundo es que estos trabajos, concebidos en su computadora, buscaron su propia forma de difusión. Se distribuyeron en cuadernillos anillados de bajo costo y fácil acceso. También eran reproducidos a través de la heliografía, un método que se utiliza en el campo de la arquitectura para copiar planos, según lo cuenta Giunta en un trabajo sobre las heliografías de Ferrari. Las grandes páginas copiadas eran plegadas y guardadas en un sobre que enviaba a sus amigos, lo que lo convierte en partícipe del movimiento del “arte por correo” o “arte postal”. Los modos de distribución que buscaba, de alguna manera, formaban parte de las obras. Se valía de ellos para atentar contra la idea del valor del “original” y ampliaba significativamente la difusión sacando al arte del estrecho círculo de los especialistas y el público selecto.

* Tiempo Argentino