Inicio Caldenia Begbie, ¿tendrá su serie?

Begbie, ¿tendrá su serie?

Julieta Aiello *

Trainspotting es una de las películas más icónicas del cine de los 90. Su soundtrack, su crítica rabiosa a la cultura británica y a la sociedad de consumo en general hicieron de este título una verdadera pieza de culto. La película fue dirigida por Danny Boyle –basada en la novela homónima de Irvine Welsh– y, luego de 20 años de su estreno pudimos conocer la secuela, aunque no dejó mucho más que un sabor amargo.
Ahora, para seguir en la línea de los personajes, el autor del libro y el actor Robert Carlyle
–quien interpretó a Begbie en la película original– estarían trabajando en una serie a modo de spin-off. Si bien todo parece estar aún muy crudo, el intérprete británico dio una entrevista a NME y relató que su personaje podría tener su propia serie. “Irvine Welsh y yo hemos estado hablando mucho recientemente con un par de excelentes productores de Londres. Creo que estamos pensando en hacerlo como seis episodios televisivos de una hora de duración”, expresó Carlyle.

Un gran personaje.
Begbie es uno de los personajes más singulares de la pandilla de Trainspotting, es el más
grande de los amigos, también el más violento y el menos adicto a las drogas, sin dudas el que aporta algo de humor y absurdo al film. Lo cierto es que Welsh se ha dedicado a desarrollarlo más a fondo en otra novela de 2016, que sería la que serviría de base para la nueva serie ya que indaga en el presente y pasado de Begbie: “Como sabemos hay otro libro llamado The Blade Artist que es enteramente sobre Begbie y su loca historia. Todavía está en sus momentos primigenios, pero luce bastante bien y eventualmente sucederá”, explicó el actor. De todos modos, Carlyle no quiso ilusionar a los fans porque esta idea se encontraría recién en sus primeras etapas: “Es una historia tan grande, es todo de ida y vuelta entre Los Ángeles y Edimburgo. Es difícil hacer todo eso en una hora y media. Especialmente si quieres mantener puras las bases del libro”. Y finalizó: “En algún momento del próximo año volveremos a charlar y hablaremos del regreso de Begbie”.

Indie Hoy

TRAINPOTTING

El film Trainspotting (1996) narra la punzante historia de un grupo de jóvenes heroinómanos de los suburbios de clase baja de Edimburgo, que no tienen aspiración alguna por la vida salvo drogarse o conseguir dinero sucio. El único que aparenta poder escapar de este destino autodestructivo es su protagonista, Mark Renton (Ewan McGregor). Tiene una secuela llamada T2: Trainspotting, que se estrenó en 2017.
La película causó controversia en su tiempo, ya que se decía que fomentaba el uso de drogas entre la juventud. Fue un auténtico bombazo tanto por su estética como por su contenido, pues rara vez se había tratado de un modo tan crudamente humano el tema de las drogas.
El título Trainspotting tiene un doble significado: por un lado hace referencia a un pasaje del libro en el que Begbie y Renton conocen a un borracho en la estación de trenes. Begbie y Renton usan la estación para hacer sus necesidades y el borracho les pregunta, intentando hacer un chiste, si están haciendo trainspotting. Por otra parte, hace referencia al argot escocés en donde el término trainspotting significa ‘buscar una vena para inyectarse droga’. El término anglosajón trainspotting se utiliza para referirse a la afición relativamente popular en el Reino Unido de observar trenes; este hobby es similar al planespotting, que tiene por objeto observar aviones.
Trainspotting es considerada una de las películas de culto de fin de siglo. Algunos hasta le han llamado “La Naranja Mecánica de los noventa”.