Inicio Caldenia ¿Cómo surgen las ideas?

¿Cómo surgen las ideas?

MUSICA – LA CREATIVIDAD DE LOS ARTISTAS

¿Qué tienen en común un escritor antes de empezar un nuevo libro, un contador antes de armar un nuevo plan económico, un cocinero antes de armar un plato nuevo? Ideas. ¿Cómo surgen? ¿Será que somos todos capaces de crear? ¿Sólo los artistas pueden ser creativos?

Juan Pedro Tamburelli *

En su poema “Ajedrez”, Borges escribió “Dios mueve al jugador, y éste, la pieza. ¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza de polvo y tiempo y sueño y agonías?”.

¿Quién decide cuando decidimos? Durante siglos la filosofía, la religión, y luego las ciencias han debatido acerca de la existencia o no del libre albedrío, es decir, de la facultad que tendría una persona para poder elegir, tomar sus propias decisiones y de esta manera ejercer el control sobre la propia vida.

Hoy sabemos que nuestra genética y entorno colaboran en mayor o menor medida para modular nuestro organismo y nuestra conducta. Si el cerebro de un niño hubiese crecido en un lugar y época diferentes del que este vivió, seguramente se habrían amoldado a cada entorno y tomado decisiones a partir de ese contexto. La cultura, las experiencias, las historias compartidas, las creencias colectivas, la alimentación y la exposición solar, entre otros elementos, interactúan con nuestros genes y nuestro organismo incluyendo la estructura de nuestro cerebro y definiendo quiénes somos.

Parte de estos elementos con los que interactuamos día a día, y no importa en qué lugar del mundo, cultura o contexto sea, es la música que nos atraviesa.

Los seres humanos convivimos con la música en todo momento. Es un arte que nos hace disfrutar del tiempo placentero, nos estimula a recordar hechos del pasado, nos hace compartir emociones en canciones grupales. Pero eso que resulta por demás natural, se produce a través de complejos y sorprendentes mecanismos neuronales, por lo que nos lleva a preguntarnos ¿qué le hace la música a nuestro cerebro? Existen diversas teorías sobre la coexistencia íntima entre la música y la evolución, alguna de estas se dieron porque al estudiar la respuesta del cerebro a la música, las áreas que se ven involucradas son las zonas del control y la ejecución de movimientos. Esta hipótesis desarrolla que la música nos ayuda a movernos juntos. Y la razón por lo que esto tendría un beneficio evolutivo es que cuando la gente se mueve al unísono tiende a actuar de forma más altruista y estar más unidas.

El valor de la creatividad.

Pablo Picasso decía “la creatividad existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. La fascinación por la creatividad fue una constante durante siglos. Los griegos creían que la inspiración provenía de las musas. Durante la Edad Media, los filósofos distinguieron la creatividad artística de otros tipos de ingenio. Se pensaba que la creatividad era una habilidad única de solo ciertas personas elegidas. En la actualidad, entendemos que el talento creativo no solo está reservado para unos pocos, sino que, existe en todos los aspectos de la vida, y es parte fundamental de todas las profesiones, desde la actuación a la carpintería o a la ingeniería.

Para abordar la creatividad científicamente resulta conveniente descomponerla, no para minimizarla o reducirla sino, para entenderla más claramente. Se puede analizar el proceso creativo a partir de cuatro mecanismos principales como los describe el neurocientífico Facundo Manes: una primera etapa de preparación, la cual consta en la formación sobre el tema, por ejemplo: si yo quiero ser creativo tocando rock en el piano, para ello debo prepararme años escuchando, ejecutando y realizando diversos ejercicios.

Una segunda etapa, incubación: la misma nos lleva a enfocarnos en lo que realmente buscamos. Por ello, es conocida como etapa de obsesión.

En tercer lugar, aparece lo que se llama “iluminación”, el momento ‘eureka’, o ¡ajá! Ocurre en un momento de relax, de descanso, entre dormido, bajo la ducha.

Al final debe ocurrir una “verificación”. En este último debemos estar preparados para equivocarnos. Seguro surgirán muchas ideas que descartaremos, para luego acertar en una.

Aunque no existe aún una definición de creatividad, en términos generales se considera creativo a todo aquello que presente una visión original sobre un problema dado. Así es como se asocia la labor artística con la creatividad. Entendemos el arte como rasgo distintivamente humano y que quizás, pueda dar cuenta de una parte significativa del cerebro.

¿Cómo nacen las ideas creativas? Si observamos las respuestas de muchos artistas, no saben exactamente de donde salieron esas ideas, pero es seguro que ninguno tuvo un pensamiento genial sin haberle dedicado o destinado mucho tiempo previo a pensamientos profundos u obsesivos sobre un tema determinado. De hecho, hay más relación entre la obsesión y la creatividad que entre coeficiente intelectual y creatividad.

A menudo, cuando las piezas comienzan a unirse, vemos cosas que no habíamos imaginado y que pueden llevarnos a una dirección diferente. En otras palabras, en términos de creatividad, la inspiración es para aficionados.

Sentidos colectivos.

El arte transforma en novedoso lo cotidiano, en original lo repetitivo y ordinario. La obra de arte permite interpretar con nuevas claves lo conocido y construir de esta manera nuevos sentidos colectivos. Y es el genio artístico quien tiene la capacidad de generar aquello extraordinario que la sociedad percibe y admira como maravilloso.

Los espacios de creación dentro del aula, del colegio, deben ser cuidados y no deben perderse. El hecho de aprender una canción, reproducirla al cantar o tocar algún instrumento, hacerla propia utilizando mecanismos para llevar a cabo una modificación como, la improvisación o la variación, no es algo lejano a la composición, demanda una parte creativa una parte donde las musas deben ser convocadas y para que surja la inspiración, como se citó antes, nos debe encontrar trabajando. Si queremos distinguir, la composición es meditada con anterioridad, con un tiempo de anticipación. En cambio, la improvisación, es la respuesta rápida, casi no tenemos tiempo a pensarla y recurrimos a experiencias previas, pero debe haber un camino claro hacia dónde ir y por dónde ir. Escalas que usar, acordes, progresiones armónicas, género musical sobre el que se improvisa, entre otros factores que delimitan el contexto musical. La creatividad puede estar presente en cualquier profesión, la improvisación es la creatividad casi sin tiempo a pensar o reflexionar sobre las mismas, todas son tomas de decisiones, donde la experiencia y el conocimiento darán los cimientos a tales resultados. Esa toma de decisiones no se verá solo en el arte se verán en múltiples aspectos de diversas actividades y profesiones. ¿Acaso no necesitamos una sociedad creativa? ¿Será posible integrar la creación artística en otras profesiones? ¿Cualquiera puede crear?

* Colaborador