Inicio Caldenia El éxito de “Chernobyl”

El éxito de “Chernobyl”

MINI SERIES – LA REIVINDICACION DE HBO

En su estreno, Chernobyl consiguió rescatar la imagen de HBO, tras el fracaso que fue el final de serie Game of Thrones, con una victoriosa recepción por parte de la audiencia.

Alejandro Bazán *

Luego del descomunal éxito que fue Game of Thrones, la cadena HBO necesitaba una producción para llenar el agujero que la serie de fantasía épica había dejado. Chernobyl fue estrenada como miniserie de tan solo 5 episodios, donde se narran los acontecimientos de la explosión de la planta nuclear de la ciudad homónima, en el año 1986, y el manejo de la situación por las autoridades, en ese momento, soviéticas.

Historia y controversia.

Basada en el libro “Voces de Chernóbil”, escrito por la periodista bielorrusa Svetlana Aleksiévich, en el que recopila testimonios de más de 500 testigos del desastre, quien ella misma entrevistó, Chernobyl es merecidamente una de las mejores series de HBO. Sin embargo, es imposible no advertir el mensaje “anti Unión Soviética” que deja la serie. En reiteradas ocasiones se habla de la URSS como un estado de mentiras y engaños y por lo cual, se ha dado a conocer que desde Rusia planean crear su propia versión de la serie, basada en una teoría que culpa a la CIA de haber sido parte de la explosión. Si bien la verdad quizás nunca salga a luz, el simple hecho de no creer todo lo que uno escucha es la única condición para disfrutar de esta fantástica miniserie.

Presentación.

Un elenco estelar y una excelente labor en el casting, lideran esta historia que no teme adentrarse en lo más oscuro y siniestro del acontecimiento, desplegando una intimidad tan personal para cada uno de los personajes que forman parte de un rompecabezas en el cual hay piezas de todo tipo. Desde villanos inhumanamente macabros, hasta políticos recios y otros arrepentidos y por último inocentes ciudadanos y trabajadores aterrados y desconcertados. Favorecidos todos por una dirección de actores que los ubica a la perfección en cada escena, emocionalmente hablando, y con un director, Johan Renck, que entendió con claridad la intención de HBO. Su habilidad para crear planos serenos en medio del pánico y viceversa, crear planos intensos a nivel personal en momentos más calmos, es una de las atracciones principales, visible desde el inicio del primer episodio. La puesta en escena y escenografías que construyeron para dar vida a esta serie son espectaculares, a un nivel que consiguen transportar a la audiencia en época y lugar, agraciadas ambas por una fotografía deslumbrante. El maquillaje y los vestuarios no se quedan atrás, dando su aporte al crear una violencia gráfica visual que a veces, es difícil de digerir. Complementado todo por la música del maestro Ramin Djawadi, conocido por ser el compositor principal en Game of Thrones, quien marca el ritmo emocional en la narración.

Pero como toda producción audiovisual, queda a merced de su guión, la herramienta más importante para contar una historia. Consistiendo de tan solo 5 episodios, Chernobyl no se siente apurada y tampoco deja insatisfacción. La sutileza en que el misterio se va develando lentamente y atando cabos sueltos son los responsables de generar esa sensación de no poder soltar el control, gracias también a la comprensiva resolución de la trama, tratando temas de física muy complejos, pero con terminología apta para todo público pero sin subestimar a la audiencia.

Ficción vs. realidad.

Chernobyl fue la victoria que HBO necesitaba para volver a lo más alto de la producción televisiva, pero es imperativo que el público sea consciente y responsable para poder diferenciar realidad de ficción y entender que algunos sucesos, particularmente los diálogos, son necesariamente inventados para poder dar vida al guión. Es también por ello, que se debe realizar todo desde un punto de vista narrativo, con un trayecto apropiado para ser contado como una historia de modo que pueda atrapar a la audiencia, el verdadero único objetivo de cualquier producción. Habrá que esperar a ver el proyecto de la contraparte rusa para poder tener diferentes versiones del incidente, pero lo que queda claro es que HBO es una fuerza descomunal, cuando se trata de crear series de TV de altísima calidad.

* Estudiante de Crítica de Artes – Universidad Nacional de las Artes