Inicio Caldenia El recuerdo del multifacético Néstor Tellería

El recuerdo del multifacético Néstor Tellería

El 7 de mayo se cumplirán 50 años de la partida del dibujante, pintor, escultor, docente y músico Néstor Tellería, nacido en la localidad pampeana de Embajador Martini.

Susana Llahí* 

El próximo 7 de mayo se cumplirán cincuenta años –se fue con tan solo treinta y ocho años– de la partida de Néstor Tellería, quien había nacido en 1932 en Embajador Martini, provincia de La Pampa. Realizó sus estudios secundarios en Villa Dolores (Córdoba) donde obtuvo el título de Maestro Normal Nacional. Dibujante, pintor, escultor y músico, ejerció como docente en su pueblo natal y en el momento de su muerte era Director de la Escuela 36 de Miguel Cané.

Su temprana vocación por el dibujo y la pintura mereció que en 1942 presentara su primera exposición de dibujos en la sección infantil de “La Peña”, institución cultural de General Pico. Durante su permanencia en Villa Dolores fue discípulo del maestro Luis Tessandori, y residiendo ya en La Pampa recibió lecciones del maestro Juan Carlos Durán. En 1949 representó a la provincia de Córdoba en el “Congreso de la Juventud”, realizado en Jujuy. Participó en certámenes y exposiciones colectivas obteniendo en 1949, Primer Premio de Dibujo en el concurso auspiciado por el Círculo de Ajedrez de Villa Dolores (Córdoba), con “Autorretrato”. En el mismo año, el Premio Medalla de Plata en el Salón de la Fiesta del Trigo en Eduardo Castex, con la escultura en madera “Indio”. En 1959 obtuvo el Primer Premio de Escultura en el Salón Pampeano de Santa Rosa; en 1960 le fue asignado el Premio Especial para Artista de La Pampa por su óleo“Viento Sur”; en 1962 recibió el Primer Premio Pintura “Racing Club” y en el mismo año el Primer Premio Escultura Adquisición de la Dirección de Cultura. En 1965 recibió el Primer Premio Escultura –Casa Ruiz Pérez–, en General Acha. Su última exposición, en la que no pudo estar presente, fue en la Biblioteca José Manuel Estrada de General Pico realizada desde 1 al 3 de mayo de 1970, murió cuatro días más tarde, el 7 de mayo en Buenos Aires.

Multifacético.

Excelente violinista, perfeccionó sus estudios en Villa Dolores y en su pueblo natal, participaba en la orquesta “La armonía”, que dirigía su padre, Aniceto Tellería. Aún hoy algunas personas recuerdan, emocionadas, su interpretación (acompañado por el  bandoneón de su hermano Abel) de “Czardas” de Monti , de la “Marcha turca” o de algo más popular como “El taladro”, tango de Alfredo De Angelli que tiene una bellísima y compleja variación de violín, composiciones tan distintas, que ejecutaba ante el auditorio pueblerino con la misma pasión y con la humildad que lo caracterizaba.

Hay opiniones que lo consideran el primer historietista pampeano. En la década del 60 creó “Eudoro Reyes”, con textos y dibujos de su autoría. La tira con argumento y ambiente gauchesco, ubicada en La Pampa y con mención específica de su toponimia estaba destinada a ser publicada en el diario “Zona Norte” poco antes de que este diario dejara de publicarse.

De él dijo Juan Carlos Durán: “Néstor Tellería, pintor y escultor, constituye una revelación en el medio pampeano, por su talento plástico como paisajista y animalista. Creo que podrá ser continuador de esos excelentes pintores animalistas como son: Cordiviola y Tessandori” (“El Pueblo”, 15/09/59).

Y “Axis” agregó años más tarde: “Lo considero uno de los mejores y más completos plásticos pampeanos dolorosamente encerrado en un lugar donde no tiene la menor oportunidad de entrar en contacto con el movimiento artístico de su provincia. (…) Como dibujante es excelente, como colorista interesante y como escultor es lo mejor que conozco en La Pampa”. (“La Reforma”, 26/09/69).

Con aquel comentario de Axis de 1969, creemos que puede estar relacionada la opinión más actual de Rosa Audisio y Luis Abraham cuando dicen: “Uno de los artistas olvidados de la provincia es Néstor Tellería, nacido en Embajador Martini. Este artista plástico tuvo una intensa actividad artística entre las décadas de 1940 y 1970, a pesar de su juventud por ese entonces, y en la actualidad sólo es plenamente recordado en su pueblo, donde el museo municipal lleva su nombre y expone sus obras, y por los conocedores profundos de la historia del arte pampeano”.

Alejandra.

Quiero concluir este artículo con las palabras de su hija Alejandra: “Lo recuerdo como un hombre al que respetaban y admiraban tanto maestros como alumnos; como un hombre apasionado por el arte todo: por la pintura, la escultura, la música y la poesía. […] Lo recuerdo cuando solía cargar en su bicicleta sus óleos y su caballete para ir a un campo cercano y pintar algún paisaje o a casuales animales o simplemente ese cielo bajo el que quiso descansar por siempre. Porque el amor por su provincia lo enraizó tanto a ella que nunca quiso alejarse de La Pampa, salvo algún viaje de visitas a mis abuelos maternos en Córdoba o el último viaje a Buenos Aires del que ya no volvería con vida. Pero su voluntad y su sueño se cumplieron: él descansa por siempre y para siempre bajo su amado cielo pampeano”.

El museo municipal de Embajador Martini lleva su nombre. La historia del pueblo quiere, admira y atesora la vida de Néstor Tellería, simplemente –y lo más importante– por su calidad como persona, artista y docente.

*Investigadora de Teatro

GETEA- FFyL – UBA