Inicio Caldenia Intrigas legales en el living

Intrigas legales en el living

CINE – JUICIOS, ABOGADOS Y DRAMAS TRIBUNALICIOS

En este artículo ofrecemos un listado de películas recomendadas, todas referidas a la temática legal. Casos, juicios, abogados y jurados. Culpables e inocentes. Para todos los gustos, de Argentina y del mundo entero.

Walter Geringer *

Hace unas semanas seleccionamos para exhibir en el ciclo Jueves de Cine que se emite en televisión, “El defensor”, conocida en Argentina como “Culpable o Inocente” (The Lincoln Lawyer, 2011), una excelente película de las denominadas thrillers tribunalicios; películas con jueces y abogados, dramas legales o dramas judiciales. Son esas que se desarrollan en tribunales, en juzgados, con abogados en procesos de investigación, evidencias y testigos, deliberaciones de jurados; cargadas de intriga y dilemas morales. Como es un género apasionante, y también para que puedan recomendarlas a su abogado preferido, aquí va una lista de películas sugeridas de estos temas tribunalicios, para buscar en sitios amigos de Internet, streaming, o en señales televisivas, mientras los cines están cerrados:

“12 hombres en pugna” (12 Angry Men, 1957): prejuicios y preconceptos de cada miembro de un jurado cuando es necesario reconsiderar las evidencias en un caso de asesinato. Con Henry Fonda, Lee J. Cobb, Martin Balsam. Un clásico de Sidney Lumet.

“Acusados” (The Accused, 1988): una joven es violada en grupo, y la fiscal del caso, quiere demostrar que, aunque ella había tomado drogas esa noche y pueda haber actuado de manera provocativa, no es motivo para que sea atacada brutalmente y los hombres responsables deben ser enjuiciados. La actriz Kelly McGillis, que actúa como la abogada defensora, en entrevistas posteriores a la película, reveló que años antes había sido violada a punta de cuchillo en su departamento de Nueva York y que su victimario en el juicio la había acusado a ella de provocarlo sexualmente.

“Agonía de amor/El proceso paradine” (The Paradine Case, 1947) de Alfred Hitchcock. Quién es el verdadero culpable de asesinato se resuelve durante un proceso judicial. Otra de Hitchcock es “El hombre equivocado/Falso culpable” (The Wrong Man, 1956), la historia real de un hombre inocente culpado injustamente, interpretado por Henry Fonda.

“Amistad” (1997): Luego del motín de un grupo de esclavos africanos a bordo de La Amistad, en 1839 cerca de Puerto Rico, son detenidos por tropas norteamericanas y dejados en manos de un sistema judicial extraño para ellos, que simplemente exigen libertad. Basada en hechos reales, dirigida por Steven Spielberg, con Morgan Freeman, Anthony Hopkins, Djimon Hounsou y otros.

“Anatomía de un asesinato” (Anatomy of a Murder, 1959). Un teniente del ejército, es arrestado por asesinato, y afirma, en su defensa, que reaccionó con locura porque la víctima violó y golpeó a su esposa. Una película con mucho protagonismo del juez.

Abogados y casos reales.

“Buscando justicia” (Just Mercy, 2019). Historia real del joven abogado Bryan Stevenson, con uno de sus primeros y más turbulentos casos: el de Walter McMillian, que en 1987 fue sentenciado a la pena muerte por el asesinato de una chica de 18 años, a pesar de que las pruebas demostraban ostensiblemente su inocencia. Envuelto en un laberinto de maniobras legales y políticas y de un racismo abierto y descarado, luchará por Walter y otros casos como el de él, a pesar de tenerlo todo en su contra, incluido el sistema legal. McMillian (Jamie Foxx) en un momento dice, refiriéndose al color de su piel, que no se puede hacer nada “cuando se es culpable desde que se nace”…

“Carancho” (2010) En Argentina, con tantas muertes en accidentes de tránsito cada año, detrás de cada una de estas tragedias hay una industria floreciente basada en pagos de seguros y abogados que recorren hospitales públicos y comisarías en busca de potenciales clientes. De Pablo Trapero, con Ricardo Darín, Martina Gusman, Federico Silva.

“Cuestión de honor” (A Few Good Men, 1992). Un abogado militar en un caso de marines acusados del asesinato de uno de sus compañeros, que afirman que estaban actuando bajo órdenes. En el ejército hay normas y reglas que quedan en las cuadras de los cuarteles y de eso no se habla.

También vimos un caso similar en “Bajo bandera” (1997). De Juan José Jusid, con Miguel Ángel Solá, Federico Luppi, Omero Antonutti. Basada en el libro homónimo de Guillermo Saccomanno y en parte en la historia real del Soldado Carrasco asesinado en 1994, víctima de torturas, caso por el que se puso fin al servicio militar obligatorio en nuestro país.

“El caso Willingham” (Trial by Fire, 2018). La trágica y controvertida historia real de Cameron Todd Willingham, quien fue ejecutado en Texas culpado de matar a sus tres hijos después de que se suprimieran las pruebas científicas y el testimonio de expertos que respaldaban sus afirmaciones de inocencia. Con Jack O’Connell y Laura Dern, dirigida por Edward Zwick.

“El crimen de cuenca” (1980) Tremenda historia real ocurrida en 1913, cuando dos amigos y vecinos son detenidos como autores de la muerte un pastor, compañero de ellos. El pueblo los acusa, incluso hay pruebas contra ellos, terminan confesando el crimen después de ser sometidos a torturas, y son juzgados en 1918 en la Audiencia Provincial de Cuenca. Dirigida por Pilar Miró, con Amparo Soler Leal, Héctor Alterio, Fernando Rey y otros.

“El insulto” (L’insulte, 2018). En el Beirut actual, un insulto que toma dimensiones desproporcionadas lleva a Toni, un libanés cristiano, y a Yasser, un refugiado palestino, a dirimir el asunto en la corte. Desde silenciosas heridas hasta revelaciones traumáticas, el circo mediático que rodea el caso expone al Líbano a una explosión social, forzando a Toni y a Yasser a reconsiderar sus vidas y prejuicios.

“El juicio de los 7 de Chicago” (The Trial of the Chicago 7, 2020). En 1969 se celebró uno de los juicios más populares de la Historia de Estados Unidos, en el que siete individuos fueron juzgados tras ser acusados de conspirar en contra de la seguridad nacional. Este hecho, acompañado de una serie de manifestaciones y movimientos ciudadanos, pasaría a la posteridad, en una época de grandes cambios en todos los niveles del pueblo norteamericano.

“El poder de la justicia” (The Rainmaker, 1997), también pueden encontrarla como “Legítima Defensa”. Es el primer caso de un joven abogado contra una aseguradora, que lo enfrentará con la realidad del sistema judicial, el que se ve y el otro.

“El precio de la verdad/Aguas oscuras” (Dark Waters, 2020). Basada en un artículo del New York Times “El abogado que se convirtió en la peor pesadilla de DuPont”. Un tema similar, basado también en hechos reales, donde se contaminaba el agua de una población, en “Erin Brockovich, una mujer audaz” (2000). Y en “Una acción civil” (A Civil Action, 1998) con el proceso judicial que emprenden ocho familias de Massachusetts contra dos poderosas corporaciones, a las que acusan de haber contaminado el agua del pueblo con residuos químicos que han causado la muerte por leucemia a sus hijos.

Revolviendo expedientes.

“El secreto de sus ojos” (2009). La película de Campanella ganadora del Oscar y de 52 premios internacionales más, sobre un empleado de la justicia retirado que escribe una novela con la esperanza de encontrar un cierre para un caso de homicidio sin resolver, y el amor no correspondido con su jefa.

“En el nombre del padre” (In the Name of the Father, 1993), sobre un joven y su padre irlandeses acusados injustamente de provocar una explosión, defendidos por una abogada. “Fachada” (The Firm, 1993), pueden encontrarla como “La Tapadera” o “Sin Salida”. Un joven abogado seducido por el dinero y el prestigio trabaja para una Firma, pero nada sospecha de ciertas maniobras siniestras.

“Filadelfia” (Philadelphia, 1993) Cuando un abogado con HIV es despedido del Estudio donde trabajaba por este motivo, contrata a un abogado homofóbico que lo defienda por despido injusto, mientras lucha con su enfermedad.

“Heredarás el viento” (Inherit the Wind, 1960). Discusión en tribunales sobre la legalidad de un estatuto de Tennessee en 1925, que hizo que estuviera prohibido enseñar la Teoría de la Evolución en una escuela pública.

“JFK” (1991) La investigación de un fiscal de distrito sobre la muerte del presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy en 1963.

“Juicio en Nüremberg” (Judgment at Nuremberg, 1961), basado en el verídico Caso Katzenberger, durante estos juicios que se realizaron a quince años de terminada la Segunda Guerra Mundial. La película muestra la complicidad de ciudadanos en los crímenes, los jueces que aplicaban la “ley nazi” y sobre aberraciones del régimen contra todo derecho humano.

“La acusación” (Court, 2014) denuncia los procesos judiciales en la India, a partir de la historia de un profesor y cantautor activista, acusado de incitar el suicidio de un trabajador del gobierno.

“La cacería” (Jagten, 2013) ¡Atención especial con esta película! Una inocente mentira de una niñita sobre su maestro de jardín de infantes, provoca un caos inimaginable en la vida de él. Un dilema moral sobre los puntos de vista de la justicia y cómo un hombre bueno de un día para otro se convierte en paria en la misma comunidad donde lo conocen desde siempre.

En “La verdad desnuda” (Primal Fear, 1996) un monagillo es acusado de asesinar a un sacerdote, y su abogado descubrirá que la verdad puede tener dos caras. Una película con un final tan inesperado como tramposo, como el de “La vida de David Gale” (The Life of David Gale, 2003), o el de “Acusada”.

“La voz de la igualdad” (On the Basis of Sex, 2018). La verdadera historia de Ruth Bader Ginsburg, sus luchas por la igualdad de derechos y los primeros casos de una carrera histórica que la llevaron al cargo de Jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos desde 1993 hasta 2020 (falleció en setiembre pasado).

“Las brujas de Salem” (The Crucible, 1996) Mentiras, traiciones y muerte, durante los juicios por brujería en 1692 en Salem, Massachusetts. Basada en una obra de Arthur Miller, quien escribió “los hechos y los juicios posteriores en los que se ejecutaba a los que exigían su inocencia, se encarcelaba y torturaba a los que no daban nombres, y los que admitían su culpabilidad eran liberados de inmediato como una parábola de la caza de brujas de comunistas, liderada por el senador Joe McCarthy en Estados Unidos de los años ’50”. Historia que podemos ver en “Culpable/Culpable por sospecha” (Guilty by Suspicion, 1991), también conocida como “Caza de Brujas”. Robert De Niro interpreta a un director de Hollywood en 1950, que al regresar de filmar en el extranjero descubre que su lealtad ha sido cuestionada por el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes y que no puede trabajar hasta que se lo autorice. O se sigue aferrando a sus principios, o visita el Comité.

“Marshall” (2017) La historia de Thurgood Marshall, el abogado que se convertiría en el primer juez afroamericano de la Corte Suprema en Estados Unidos, mientras lucha en uno de los casos que definieron su carrera.

“Matar a un ruiseñor” (To Kill a Mockingbird, 1962). En la época de la Gran Depresión, en una población sureña, un respetable abogado defiende a un hombre negro acusado de haber violado a una mujer blanca. Aunque la inocencia del hombre resulta evidente, el veredicto del jurado es tan previsible que ningún abogado aceptaría el caso, excepto él. Su compasiva y valiente defensa de un inocente le traerá enemistades de todo tipo.

“Me quieren volver loca” (Nuts, 1987). Una mujer acusada de asesinato lucha por el derecho a ser juzgada, en lugar de ser declarada mentalmente incompetente, en un intenso drama.

Tres ‘Bocados de Cardenal’.

“Puertas abiertas” (Porte aperte, 1990) En Palermo, Italia en 1936, Tommaso Scalia ha cometido tres asesinatos y será condenado a la pena capital. El juez Vito Di Francesco, en contra de la opinión general, tratará de impedir la condena a muerte. Más allá de las decisiones de la justicia a veces hay que atender que la gente pueda dormir sin miedo, y con las puertas sin llave. “Rashomon” (1950), una de las obras maestras del realizador japonés Akira Kurosawa, sobre un juicio y el relato del crimen desde el punto de vista de la víctima, del victimario y del testigo, siendo diferentes y razonablemente verdaderos cualesquiera de ellos. (La estructura narrativa de esta joyita se denomina “Efecto Rashomon” y se ha utilizado en cine y televisión desde entonces, como en “Casta de Malditos” (1955) de Staley Kubrick, “Perros de la Calle” (1992) de Tarantino, “Corre, Lola, Corre” (1998) de Tom Tykwer, “Puntos de Vista” (2008) de Pete Travis y un largo etcétera). Y “Sacco e vanzetti” (1971). En 1920, en Massachusets, USA, Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, dos inmigrantes italianos de ideología anarquista, fueron acusados de un atraco a mano armada y del asesinato de dos personas, y luego ejecutados.

Cinco más para agendar.

“Será justicia/ El veredicto” (The Veredict, 1982) Un abogado ve la oportunidad de salvar su carrera y su autoestima, llevando un caso de negligencia médica a juicio en lugar de llegar a un acuerdo previo.

“Tesis sobre un homicidio” (2013) Protagonizada por Ricardo Darín, como un abogado especialista en Derecho penal que se obsesiona con descubrir un asesinato junto frente a su Facultad, creyendo que el autor es uno de sus alumnos.

Un prestigioso abogado criminalista londinense se hace cargo de la defensa en un caso de asesinato, que se convierte en un rompecabezas judicial sin respiro, en “Testigo de cargo” (Witness for the Prosecution, 1957).

“Tribunal en fuga/El jurado” (Runaway Jury, 2003) Un juicio en el que estarán en juego millones de dólares, y un duelo entre Dustin Hoffman como un abogado sureño con sólidos principios y un interés sincero por el caso, y Gene Hackman un brillante y despiadado especialista en jurados.

“Y… justicia para todos” (…and justice for all, 1979) Un elenco brillante y el complicadísimo caso de un abogado que debe defender a un juez corrupto acusado de violación.

Perdiendo el juicio.

No quería dejar de mencionar algunas comedias: “Ahí está el detalle” (1940) un hombre inocente que apenas puede expresarse, debe pasar por un Tribunal. Sus declaraciones son desopilantes e incoherentes, y termina “contagiando” al Juez con esa forma de hablar. Estelarizada por Cantinflas termina diciendo “–hablando en cristiano se entiende la gente”, luego de aclarar: “–No me falte el respeto, no soy cualquier cosa, ¡soy el acusado!”, provocando la risa general sin que nadie haya entendido algo.

Una comedia romántica con toques de intriga: “Peligrosamente juntos” (Legal eagles, 1986) con un atractivo fiscal, su eficiente abogada y un caso complicado. Según el crítico Pablo Kurt: “La típica historia de ‘discuten tanto porque en el fondo se quieren’”. Y “Mi primo Vinny” (My cousin Vinny, 1992) con Joe Pesci como un inexperto abogado, que viste de una forma no muy apta para estar en tribunales, y una novia que usa el instinto y la perspicacia para ayudarlo.

Objetivo en común.

Todas estas películas, sean comedias, dramas, románticas o thrillers, tienen en común la conquista de la libertad, la lucha por hacer valer los derechos de los individuos, y la búsqueda de la verdad.

En la lista, cuanto el título es doble, el primero de los nombres es el conocido por su estreno en cines en Argentina, y el segundo el de versiones digitales posteriores o en su paso por la televisión. También está el nombre original para que sea más segura la búsqueda. “Jueves de Cine en Tv” se emite por Canal 2 de la CPETv de Santa Rosa, La Pampa. ¡A disfrutarlas!

* Programador de cine