Inicio Caldenia La necrópolis de Santa Rosa como punto turístico

La necrópolis de Santa Rosa como punto turístico

TURISMO – SITIO HISTORICO PARA VISITAR

La Dirección de Turismo de la Municipalidad de Santa Rosa programó visitas a la necrópolis, en las que se repasa la arquitectura del sitio y se hace una semblanza de muchas de las personas que descansan allí.

José Francisco Minetto *

Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa, equidistante con grandes urbes de la Argentina es una ciudad relativamente nueva con un dinamismo propio que reúne características espaciales y culturales propias.
La Necrópolis Histórica está ubicada en una de las partes más altas de la ciudad, hacia el norte, en inmediaciones a la Ruta Nacional N° 35 sobre la calle Asunción del Paraguay entre Tomas Mason y Formosa. El terreno tapialado oculta en el interior –sobresaliendo– las cúpulas de mausoleos y cruces de mayor altura. En la calle principal están emplazadas las bóvedas o panteones, de primera época y de diversas resoluciones estilísticas sucediéndose modernas, neoclásicas y art nouveau. Al final de la calle está emplazado cerrándola de manera transversal el Panteón Mutual de la Asociación Mutual Pampeana 1945.
La ciudad capital de La Pampa fue fundada el 22 de abril de 1892. Cinco años más tarde aparecen documentos que nos permiten datar los inicios de la Necrópolis. Además de ellos, construcciones que en la actualidad aun son visibles y que llevan en su frontispicio el año 1897. Los textos a los que hacíamos referencia tienen la misma datación y son del 9 de mayo (Acta N° 44) por la que se dispone una partida de dinero para la compra de ataúdes destinados a personas de escasos recursos; la segunda del 22 de mayo, (Acta N° 47) donde se ordena el cerramiento con la construcción de un paredón. En tanto que al siguiente año (1898) se constata a través del Acta N° 60 la construcción de la capilla original que aun es posible apreciar aunque ya no se utiliza para el fin en que fue dispuesta y se encuentra al oeste del camposanto.

Colectividades.
En la actualidad descansan en ese sitio alrededor de 65.000 personas. Su capacidad está colmada, salvo para aquellas familias que poseen mausoleos con criptas. El pórtico de ingreso de importantes dimensiones remite a la simbología católica y, en el ingreso hay dos monolitos que remiten una a la historia nacional como lo fue la contrarrevolución del 9 de junio de 1956 y, el otro, a un accidente aéreo ocurrido en Catriel (Río Negro) que le causó el fallecimiento a tres jóvenes santarroseños; Amador Héctor Borrego, Sadit Luis Peryregne y Raúl Hidalgo Pérez, en 1957. “En la mitad del día les anocheció”. Uno de ellos era hijo del interventor municipal de Santa Rosa y fue una desgracia que en los diarios de época quedó plasmada por la congoja que causó a estas personas que al momento de la tragedia oficiaban también como convencionales constituyentes.
Las reminiscencias a lo grecorromano están presentes en el arbolado de coníferas que hunde sus raíces en profundidad, de hojas perennes y busca la altura simbolizando el todo, la perpetuidad en el recuerdo de las personas que descansan en el sitio.
El predio posee un sector singularizado como el de la Colectividad Israelita. Se sitúa sobre el fondo del sector izquierdo y uno de sus laterales es compartido con la antigua capilla mencionada líneas arriba. Este sector vinculado a la colectividad judía fue gestionado por la misma en el año 1919 ante el Municipio, para ser utilizado por quienes profesaban el judaísmo. Hoy ese sector cuenta con unas cincuenta tumbas con estética similar; no hay panteones o nichos. Además, en otro sector pueden apreciarse sepulcros de personas que profesaban la religión musulmana. En su interior hay dos cenotafios que remiten a las colectividades italiana y española, ambas en recuerdo de inmigrantes e integrantes de las instituciones étnicas fundadas en Santa Rosa en diciembre de 1894: la Sociedad de Socorros Mutuos Española y la Societá di Mutuo Soccorso Patria e Lavoro di Santa Rosa di Toay.

Visitas.
La Dirección de Turismo de la Municipalidad de Santa Rosa ha armado y programado visitas a la Necrópolis en las que se repasa la arquitectura del sitio y se hace una semblanza de muchas de las personas que descansan allí y han aportando a la evolución de la ciudad y de la provincia, además de intelectuales y deportistas que se han destacado en diversas disciplinas.
El profesor Héctor Cazenave, quien ha investigado en profundidad este camposanto, nos agrega en un trabajo publicado en 2017 que “Si bien los inmigrantes españoles e italianos son los que aparecen en mayor cantidad, nos encontramos con un nutrido panorama de orígenes: brasileños, uruguayos, chilenos, franceses, portugueses, belgas, daneses, yugoslavos (también se registran como serbios), rusos, polacos, luxemburgueses, turcos (algunos de ellos anotados como otomanos), sirios, árabes y casos particulares de países como Estados Unidos, Noruega y Holanda, entre otros. La heterogeneidad de este grupo se observa, especialmente, durante las primeras dos décadas del siglo XX”.
La arquitectura de mausoleos y panteones de la avenida principal hacen gala de una variopinta cantidad de trabajos de molduras, desde ángeles hasta motivos florales y vitrauxs de singular belleza e incluso un busto del acaudalado hombre de negocios y vinculado a la política santarroseña Pedro Imaz. Remata su mausoleo y le da un marco de majestuosidad a la Necrópolis Tradicional e Histórica de la capital de La Pampa.

  • Director de Turismo de Santa Rosa