Inicio Caldenia La Peste Negra del siglo XIV

La Peste Negra del siglo XIV

SOCIEDAD – PANDEMIAS DE AYER Y DE HOY

Si bien las épocas son muy diferentes entre sí, la conocida Peste Negra y la pandemia de Covid-19 tienen algunas semejanzas. Los avances científicos y médicos, hacen que la pandemia actual esté más controlada que aquella del siglo XIV.

Simón Massa *

El estudio del pasado de las sociedades está determinado por el presente del investigador, puesto que lo lleva a preguntarse por ciertas cuestiones, o no, de acuerdo al contexto en el que vive. Es este quien lo influye al historiador y lo hace preguntarse sobre ese pasado que estudia (para ser más exactos, sobre los procesos sociales a través del tiempo).

El actual contexto del COVID-19 ha hecho rememorar las distintas pandemias que atravesó la humanidad (por lo menos, de las que se tiene registro). Una de ellas, la más mortal, ha sido la denominada “Peste Negra” que azotó a Europa y Asia durante el siglo XIV. Esta fue provocada por la bacteria Yersinia pestis, quien su principal vector eran las ratas, y sus síntomas eran las ampollas hemorrágicas en la piel y la tos acompañada de sangre.

Si bien la mortalidad fue altísima (algunos historiadores estiman un número de 50 millones) y ninguna clase permaneció inmune, fueron los sectores más bajos de la población los más afectados. Una de sus características fue su rápida propagación, ya que en pocos años se expandió desde Italia (la fecha de inicio se establece en 1347) hacia el resto de Europa. La pestilencia volvió de forma recurrente a lo largo de los años, lo cual no permitía la completa recuperación demográfica.

Como podemos leer a diario en las distintas noticias, aquellos lugares más afectados por el Covid-19 han sido los que poseen una fuerte aglomeración. Esto se debe a que es un factor propicio para la propagación de las enfermedades debido al contacto estrecho y diario entre las personas. Dicha situación también sucedió en las ciudades del siglo XIV con la Peste Negra, que a su vez se vio agravada por la búsqueda de refugio en ellas por parte de los campesinos que huían de la muerte negra. En muchos casos, se les cerraron las puertas dejándolos morir en los alrededores. Se sumaba a esto una serie de malas cosechas y guerras (entre ellas, una de las más famosa, la Guerra de los Cien Años, que enfrentó a la corona francesa contra la inglesa) que también estuvieron presentes durante este siglo XIV. Estas situaciones favorecían a la emigración del campo a la ciudad y, por ende, a un mayor hacinamiento.

Cosas en común.

En función de lo explicado, podemos encontrar ciertas similitudes entre lo ocurrido con la Peste Negra, en la Edad Media, y la pandemia generada a raíz del Covid-19. A comienzos de este año, Italia fue uno de los países más afectados por el Covid-19. Situación similar vivió ese país durante la Peste Negra. Entre los siglos XIII y XV, Italia, especialmente en las ciudades del centro y del norte (como Florencia), era una de las principales productoras textiles y una de las potencias comerciales más grande, sino la primera, de Europa. Sus puertos, a través del Mediterráneo (que en ese entonces era una de las regiones de intercambio más importantes), conectaban a Europa con las sociedades de Asia y Africa. Por ellos circulaban mercancías de los rincones más remotos del mundo conocido por los europeos. Este dinamismo económico favoreció un aumento de la población en general y de la vitalidad urbana en particular hasta mediados del siglo XIV, pues la irrupción de la peste contribuyó a desacelerar el proceso expansivo. Bajo estas condiciones, la expansión de la pestilencia se intensificó debido a que, por un lado, mercancías y personas que portaban la enfermedad, circularon desde Italia hacia el resto de las ciudades europeas; por otro, las ciudades italianas al ser tan grandes y populosas permitieron una rápida propagación de la enfermedad en su interior.

Ante esta situación las distintas ciudades comenzaron a establecer medidas de higiene para paliar los efectos de la Peste Negra. En algunos casos no tuvieron efecto debido a que no se implementaron a tiempo o por el desconocimiento de las medidas necesarias en una situación así. Sin embargo, fueron la base de los conocimientos y las medidas que se establecerían en las épocas siguientes y que permitieron una mejoría en la calidad de vida de las personas. Entre ellas se pueden encontrar la limpieza de las calles de la ciudad, la prohibición de que los animales circulen por ellas y la prohibición de arrojar desechos a los arroyos y canales de agua. A su vez, fue durante este siglo que por primera vez una ciudad establece como ley la cuarentena para los enfermos con el fin de evitar la propagación, esta fue la ciudad de Ragusa que se encuentra en la actual Croacia, la cual demostró tener un alto grado de eficacia.

Si bien con similitudes, como el hecho de que ambas enfermedades fueron traídas de Asia, el contexto de la Peste Negra fue totalmente distinto al que vivimos con el Covid-19 (mucho más mortífera la primera hasta el momento). No obstante, las medidas de prevención, como la cuarentena establecida en su momento por Ragusa, y las de higiene, la calidad de las aguas y la limpieza de las ciudades, fueron y son claves para evitar la propagación de las enfermedades y mitigar sus efectos sobre las poblaciones.

* Estudiante de Historia de la Universidad Nacional de La Pampa