Inicio Caldenia La última vez que Borges vino a La Pampa

La última vez que Borges vino a La Pampa

SOCIEDAD – RECUERDOS MEMORABLES

El 14 de junio se cumplieron 35 años de la muerte del escritor Jorge Luis Borges. Una de sus últimas conferencias fue en el Aula Magna de la Universidad Nacional de La Pampa un año antes. Recordamos sus palabras.

Rodolfo Gigena *

Se cumplen 35 años de la muerte de Jorge Luis Borges. Cuando leí esa noticia busqué algunas informaciones que tengo guardadas y encontré apuntes sobre la charla que brindó en el Aula Magna de la Universidad Nacional de La Pampa, el 9 de agosto de 1985, una de las últimas antes de su fallecimiento, que se produjo el 14 de junio de 1986, en la ciudad de Ginebra (Suiza).
Ese día recibió el título académico de Profesor Honorario de Letras y me atrevo a decir que también fue una de las últimas distinciones que recibió. En esos tiempos la secretaria de Cultura y Extensión era la profesora Rita María Ríos.
Jorge Luis Borges señaló al comienzo de la conferencia que prefería “contestar a preguntas de ustedes, que sin dudas serán más ocurrentes que las trabajosas y conmovidas palabras que yo pueda pronunciar ahora…”.
A un día de celebrarse el Día del Escritor, Borges habló sobre las “ramas que no debe abandonar un escritor” diciendo que “hay dos imprescindibles, una es la emoción, sin la emoción no puede escribirse, y luego, la otra, sería la calidad, esas dos creo. Uno tiene que estar emocionado, tiene que tratar de ser claro, ya que la oscuridad es una trampa, me parece a mí, o una confesión de torpeza”.
“Alguien puede encontrar su inspiración en el verso libre, cuyo mejor exponente fue Walt Whitman, pero también, por qué no los hexámetros del griego o latinos; también por qué no en la rima de Dante; también el octosílabo de los romances castellanos y de nuestros payadores. Todo puede ser un estímulo, en rigor de todo debería ser un estímulo”.
Agregó al respecto que “un escritor no elige los temas, un escritor es un hombre elegido por ciertos temas y quizás los más prudente al principio sea rechazarlos, pero si un tema insiste en que uno lo trate y si este tema a uno le hace saber que quiere ser tratado en forma clásica o en verso libre, o en prosa o en verso, entonces debe intentar su ensayo”.
“Yo no puedo imaginarme sino como escritor, para mi ser escritor es esencial más allá del juicio que me valgan las páginas escritas por mí. Yo no puedo imaginarme otra cosa sino escritor. Creo que mi destino es literario y lo supe siempre”.

Consejos sabios.
En otro tramo de su charla y consultado sobre qué le diría a los jóvenes que tienen aspiraciones literarias dijo “en cuanto a consejos, ¿qué consejos puedo dar yo? Puedo repetir los que mi padre me dio. El me aconsejó leer mucho, sólo escribir cuando tuviera una necesidad de hacerlo y no apresurarme a publicar. Creo que esos tres consejos son válidos, pero sobre todo creo que es importante aquel de sólo escribir cuando sintiera una necesidad íntima de hacerlo. Creo que sentarse a escribir un libro es un error, buscar un tema es un error, debemos dejar que los temas nos busquen y nos encuentren”. “Además un poema no respaldado –continuó diciendo– no justificado por la emoción sería un mero juego combinatorio de palabras, pero yo creo que a pesar de las palabras la emoción se abre camino. Yo aplicaría eso a la vida entera”.
Una de las consultas fue sobre qué cosas lo conmueven. “Deberían conmoverme todas, pero con el tiempo uno se vuelve un poco insensible y hay otras cosas que conmueven más que otras, pero realmente cada instante del tiempo es precioso, deberíamos agradecerlo aunque fuera doloroso para nosotros pero yo no soy capaz de esa sensibilidad universal y que quizás otros hayan tenido. Por ejemplo Walth Whitman, San Francisco de Asís, quizás hayan tenido eso, yo no, pero trato de sentirme digno de cada momento”.
Borges, que fue director de la Biblioteca Nacional, vino a La Pampa cuando teníamos pocos años de democracia, luego de esa noche oscura que comenzó un 24 de marzo de 1976. Consultado sobre el momento político de ese momento expresó que “este gobierno creo que es el mejor posible por ahora y nuestro deber es apoyarlo ya que otras alternativas son espantosas”.

  • Colaborador