miércoles, 23 septiembre 2020
Inicio Caldenia Los Beatles vuelven al cine

Los Beatles vuelven al cine

El prestigioso director de “El Señor de los Anillos” llevará a los cuatro de Liverpool a la pantalla grande. La primera experiencia de la banda fue en 1969 con “Let it be”, pero la separación del grupo dejó un sabor amargo sobre ese film.

Walter Geringer*

Vamos a ver a John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr creando desde cero esas canciones que son ahora clásicas, y también los veremos reír, bromear y tocar delante de la cámara, y el famoso concierto improvisado que dieron en la azotea. Con una restauración del material original tan increíble que parecerá recién filmado.

El prestigioso cineasta Peter Jackson –autor de la trilogía ‘El Señor de los Anillos’ en la gran pantalla–, nos asombró recientemente con el documental “Jamás llegarán a viejos” (They Shall Not Grow Old, 2018) con una restauración de filmaciones de la Primera Guerra Mundial, ralentizadas y con colores vivos, convirtiéndolo en una verdadera joya.

“Déjalo ser”.

El director de origen estadounidense Michael Lindsay-Hogg escribió el guión y filmó “Déjalo Ser” (Let It Be, 1969) el adiós de Los Beatles, estrenada en Argentina en octubre de 1970, como una crónica descarnada sobre la disolución del cuarteto de Liverpool que recorre las dos semanas de la grabación del que supuso el último disco del cuarteto, ‘Let It Be’, y que incluye la mítica actuación en la azotea del Edificio Apple.

Si bien la película dura una hora y media apenas, el director y su equipo habían registrado más de 55 horas de material inédito y 140 de grabaciones de audio que se apilaron en la montaña de cintas que dejó en sus archivos Lindsay-Hogg. El mismo manifestó, durante la salida en DVD de la película: “Cuando lanzamos ‘Let It Be’ por primera vez, tuve que cortar muchas cosas que realmente me gustaban y quería dejarlas. Las cosas en el nuevo DVD tienen muchas de las que tuvieron que ser cortadas. Entonces, para mí, es como si el huevo ya estuviera completo (1)”. La filmación de la crónica de aquella última grabación compartida por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr se escenificó el 2 de enero de 1969, en una nave de los estudios cinematográficos Twickenham rodeados de focos y cámaras que registraban cada uno de sus movimientos. Los ánimos del grupo estaban cada vez más tensos: de los cuatro, sólo McCartney mostraba interés por sacar el grupo hacia delante y ofrecer un producto de calidad; John Lennon –acompañado por la inseparable Yoko Ono– pasaba por una etapa de adicción a las drogas que redujeron al mínimo su interés por la música de la banda, mientras que George Harrison, consciente de su valía como músico y compositor, se consideraba menospreciado por sus compañeros. El resultado fue que para el 10 de enero, y tras una agria discusión con McCartney, George Harrison anunció su decisión de dejar el grupo. Aunque un sarcástico Lennon propuso sustituirlo por Jimi Hendrix o Eric Clapton y seguir como si nada importara, finalmente la situación se recompuso, pero con dos cambios importantes: el primero fue el traslado de las sesiones de Twickenham a los estudios de grabación que The Beatles tenían en su empresa, Apple, de Savile Row en Londres; el segundo fue que al poco de retomar las sesiones Harrison invitó al pianista Billy Preston, amigo del grupo desde sus días en Hamburgo, a que se uniera a las sesiones y tocara el piano. Ambos hechos mejoraron de sobremanera el ambiente en las sesiones de grabación. Sin embargo, las grabaciones de los ensayos fueron enlatadas y olvidadas, ya que los Beatles decidieron comenzar a grabar su álbum ‘Abbey Road’ (que salió a la venta en setiembre/octubre de 1969). Poco después, John Lennon decidió que valía la pena rescatar el material y pidió a Phil Spector que lo produjese. Cuando la película se estrenó con el título de ‘Déjalo ser (Let It Be)’, los Beatles habían dejado de existir oficialmente un mes antes. El documental mostraba imágenes impagables, como las del último concierto del grupo, sobre la azotea del edificio de su discográfica Apple, en Londres. Y ganó un Oscar por su banda sonora, que ninguno de los Beatles se molestó en recibirlo (subió al escenario Quincy Jones quien aceptó el premio en su nombre). De esta manera, el documental ‘Let It Be’ quedó en el olvido por expreso deseo del grupo, que ha impedido cualquier reestreno o edición hasta la fecha, y pasó a la historia como el proyecto maldito de los Beatles, además, su separación oficial influyó muchísimo en la respuesta a la película por parte del público y de la crítica.

50 años después.

Con los metrales de imágenes nunca estrenadas de Los Beatles en el estudio, que registraron las sesiones de estudio que produjeron el álbum Let It Be, ganador del Grammy, lanzado 18 meses después en mayo de 1970, luego de que la banda se había separado, la compañía Disney le encomienda a Peter Jackson la tarea de la restauración y utilización de esos registros.

Peter Jackson dijo: “Las 55 horas de imágenes nunca antes vistas y 140 horas de audio puestas a disposición de nosotros, asegura que esta película será la última experiencia de ‘Fly on the Wall’ con la que los fans de los Beatles han soñado mucho tiempo. Es como si una máquina del tiempo nos transporta de vuelta a 1969, y nos sentamos en el estudio viendo a estos cuatro amigos hacer una gran música juntos”. Aunque The Beatles fueron filmados extensamente durante la década de 1960 –en conciertos, entrevistas y películas– esta es la única grabación de cualquier nota que los documenta en el trabajo en un estudio.

El álbum y la película de “Déjalo Ser (Let It Be)”, habiendo sido lanzados en los meses siguientes a la ruptura de The Beatles, a menudo se han visto en el contexto de la lucha que la banda estaba pasando en ese momento. “Me sentí aliviado al descubrir que la realidad es muy diferente al mito”, continúa Jackson. “Después de revisar todas las imágenes y audio que Michael Lindsay-Hogg filmó dieciocho meses antes de que se separaran, es simplemente un tesoro histórico increíble. Claro, hay momentos de drama, pero ninguna de las discordias con la que se ha asociado desde hace mucho tiempo. Ver a John, Paul, George y Ringo trabajar juntos, creando canciones clásicas desde cero, no sólo es fascinante, es gracioso, edificante y sorprendentemente íntimo”. Sigue diciendo Jackson en las redes de los productores: “Estoy emocionado y honrado de haber sido confiado con esta notable grabación, hacer la película me ha hecho inmensamente feliz. He tenido el privilegio de ver cómo la mejor banda de todos los tiempos trabaja, toca y crea obras maestras”.

Con todos de acuerdo.

Jackson está trabajando con sus socios de “Jamás llegarán a viejos”, el productor Clare Olssen y el editor Jabez Olssen. Las imágenes son restauradas por Park Road Post de Wellington, Nueva Zelanda, a un estándar prístino, utilizando técnicas desarrolladas para la película documental de la Primera Guerra Mundial.

La película que se llamará “The Beatles: Get Back (Volver)” –en alusión al tema que compuso en 1969 Paul McCartney para que el grupo retornara a sus raíces musicales–, está actualmente en plena producción y se está haciendo con la plena cooperación de Sir Paul McCartney, Sir Ringo Starr, Yoko Ono Lennon y Olivia Harrison. McCartney señaló en torno a esta nueva relectura: “estoy feliz de que Peter Jackson haya querido escarbar en nuestros archivos para hacer una película que muestra con total veracidad cómo era una grabación de los Beatles”, y Ringo Starr, por su parte, añadió que “no se parece en nada a la versión que salió en su momento. Creo que esta versión transmitirá la paz y el cariño que había entre nosotros”.

Robert A. Iger, presidente ejecutivo de The Walt Disney Company, señaló “ningún grupo musical ha tenido el impacto que tuvieron los Beatles en el mundo, y “The Beatles: Get Back” permite ver de cerca el funcionamiento interno de estos genios creadores en un momento fundamental de la historia de la música. El material está tan bien restaurado que parece que se rodó ayer mismo”. Además de Disney, participan en el documental Apple Corps Ltd. y WingNut Films Productions Ltd. Abbey Road Studios de Londres, se encargarán de las mezclas de la música.

La fecha de lanzamiento será seguramente anunciada para el 2021, dado el corrimiento de fechas de estreno por la pandemia mundial y será de ésas maravillas con las que nos sorprende la pantalla grande.

(1) La expresión original es “So for me, it’s like the egg is now complete”.

* Programador de cine