Inicio Caldenia Remakes para cubrir el espacio vacío

Remakes para cubrir el espacio vacío

CINE – VERSIONES QUE RECORREN EL MUNDO

Durante estos meses en que la pandemia imposibilitó la realización de nuevas producciones, surgieron dos remakes en plataformas de streaming. Las conocemos, y hacemos un recorrido por grandes obras que han sido reversionadas en todo el mundo.

Walter Geringer *

Con los cines cerrados aparecieron dos muy publicitados remakes 2020 en sistemas de streaming: “Rebeca” basada en la novela de Daphne Du Maurier y “La vida ante sí” sobre la obra La Vida por Delante del escritor Romain Gary, escrita con su seudónimo Emile Ajar.

Ñoña e innecesaria.

“Rebeca, una mujer inolvidable” (Rebecca, 1940) es un thriller romántico-dramático de Alfred Hitchcock, uno de los grandes clásicos del cine, estelarizado por Laurence Olivier, Joan Fontaine, George Sanders y Judith Anderson como Mrs. Danvers. Ganadora del Oscar a la Mejor Película es la historia de una tímida joven que se casa con un rico lord que ha enviudado en circunstancias misteriosas, y en la suntuosa mansión Manderley donde van a vivir, nadie puede olvidar a la difunta Rebeca… (1)

Ochenta años después del clásico de Hitchcock, se estrenó por streaming recientemente “Rebeca” (2020) de Ben Wheatley, con Lily James, Armie Hammer, Kristin Scott Thomas como Mrs. Danvers. Ñoña e innecesaria, esta versión es bonita pero tan vacía como las miradas de las sobreactuaciones de sus protagonistas. Sin dudas no está pensada para una sala de cine, y la original permanece insuperable.

A principios de 1978 “Madame Rosa” (La vie devant soi, 1977) de Moshé Mizrahi, con Simone Signoret, ganaba el Oscar al Mejor Film Extranjero por Francia y en junio se estrenaba en Argentina. Madame Rosa vive en un sexto piso sin ascensor; es una prostituta jubilada, judía y sobreviviente de Auschwitz, madre adoptiva de hijos de otras prostitutas. Momo es un jovencito argelino al que cría y quien la acompañará hasta sus últimos días de vida.

Este año, Edoardo Ponti, dirige la remake italiana llamada “La vida ante sí” (La vita davanti a sé, 2020) con su madre protagonista, la gran Sophia Loren como Madame Rosa. A sus 86 años ella nos brinda un personaje que seguramente la llevará a candidaturas en el Oscar y en otros festivales internacionales de cine también. Más allá que en el telefilm no estén muy desarrollados algunos conflictos, las actuaciones de la Loren, del pequeño Ibrahima Gueye y de Abril Zamora como Lola son formidables.

Lo hicimos de nuevo.

Remake (2) es un término que se utiliza para una nueva versión de una obra cinematográfica. Comenzó con las versiones sonoras de películas mudas, continuando con versiones al folklore propio de cine extranjero, o, según pasan los años una nueva versión para nuevos públicos. Por ejemplo: “Quo Vadis” tuvo cinco versiones, mudas (1902, 1912 y 1925) y dos sonoras (1951 y 2001); “Ben-Hur” (1907, 1925, 1959, 2016); “Mujercitas” cinco (1917, 1933, 1949, 1994 y 2019). “Los 10 Mandamientos” (1923) tuvo su versión sonora, en colores y con efectos asombrosos en 1956. “Nosferatu, eine Symphonie des Grauens” (1922, de F.W. Murnau) tuvo homenaje a cargo de Werner Herzog en 1979 “Nosferatu, el vampiro” con Klaus Kinski.

“El Cuento de las Comadrejas” (2019) la genial película nacional de Juan José Campanella es un remake de “Los muchachos de antes no usaban arsénico” (1976) de José A. Martínez Suárez.

Grandes títulos.

Entre las versiones para el folklore propio, contenidos y películas de éxito de un país pueden tener su propia versión en otros, por ejemplo: “Primo, Prima” (Francia, 1975) tuvo su remake estadounidense con “Un toque de infidelidad” (1989) con Jeff Bridges y Norma Aleandro. Como “La jaula de las locas” (Francia, 1978) fue “La Jaula de los pájaros” (EEUU, 1996) y sus continuaciones. Y “Un elefante con una trompa enooorme” (Francia, 1976) tuvo su exitoso remake estadounidense “Una chica al rojo vivo” en 1984.

“Abre los Ojos” (España, 1997) fue “Vanilla Sky” (2001) en Estados Unidos; la hongkonesa “Infernal Affairs” (2002) tuvo su versión dirigida por Martin Scorsese: “Los Infiltrados” (EEUU, 2006).

Remakes estadounidenses de éxitos argentinos: “9 Reinas” (2000, Argentina) con Ricardo Darín y Gastón Pauls, fue “Criminal” en 2004, con John C. Reilly y Diego Luna; la ganadora del Oscar “El Secreto de sus Ojos” (2009) se convirtió en “Secretos de una Obsesión” (2015) y “Elsa y Fred” (Argentina/España, 2014) con China Zorrilla: “Elsa & Fred” (2014) con Shirley McLaine.

“Inseparables” (2016) la exitosa comedia nacional con Oscar Martínez y Rodrigo de la Serna, es un remake de la francesa “Amigos intocables” (Intouchables, 2012); que tiene también una versión estadounidense con Kevin Hart, Bryan Cranston y Nicole Kidman: “The Upside-Amigos por siempre” (2017).

La mexicana “No se aceptan devoluciones” (2013) tuvo tres versiones internacionales: “Dos son familia” (Francia, 2016); “Sen Benim Her Şeyimsin” (Turquía, 2016) y “Não Se Aceitam Devoluções” (Brasil, 2018) y otra en camino.

“Un novio para mi mujer” (Argentina, 2008) tres: “Un fidanzato per mia moglie” (Italia, 2014); “Um Namorado para Minha Mulher” (Brasil, 2016) y “Se busca novio… para mi mujer” (Chile, 2017). Y en el podio “Corazón de León” (Argentina, 2013): “Corazón de León” (Colombia, 2015); “Un homme à la hauteur” (Francia, 2016); “El Gran León” (Perú, 2018) y “Mi pequeño gran hombre” (México, 2018).

Están los remakes con otros géneros como “Yojimbo” (Japón, 1961), la obra maestra de Akira Kurosawa tuvo una versión en western: “Por un puñado de dólares” (Italia, 1964) de Sergio Leone, y otra ambientada en la época de la Ley Seca en los años 20 en Texas: “Entre dos fuegos” (EEUU, 1996) con Bruce Willis. “Los 7 Samuráis” (Japón, 1954) también de Kurosawa, del Japón en el Siglo XVI al oeste norteamericano con “Los siete magníficos” (1960) que tuvo tres secuelas (continuaciones): “El regreso de los siete” (1966), “Vuelven los siete hombres” (1969) y “La furia de los siete magníficos” (1972), una serie de televisión, y en 2016 una nueva remake estadounidense de la de 1960 para nuevas generaciones, dirigida por Antoine Fuqua.

De terror a drama.

‘Das Phantom der Oper’, producción alemana de 1916, dirigida por Ernst Matray y ‘The Phantom of the Opera’, estadounidense de 1925 con Lon Chaney, fueron las primeras versiones terroríficas en cine de la obra de Gastón Leroux, “El fantasma de la ópera”. “Un fantasma en el paraíso” (1974) de Brian de Palma con Paul Williams, y “El fantasma de la Ópera” (2004) sobre la obra de Andrew Lloyd Webber, son dos versiones musicales.

Y un largo etcétera de dramas reversionados en comedias, melodramas a ciencia ficción y últimamente de clásicos de la animación a acción en vivo (live-action) con elementos reales o actores.

También en la televisión: “Homeland” es la versión estadounidense de “Hatufim” (Israel), “Betty la fea” (Colombia) y “Mujeres Asesinas” (Argentina) tiene versiones en diferentes países. “The Killing” es el remake estadounidense de “Forbrydelsen” (Dinamarca/Noruega), entre muchas.

Otros tipos de versiones.

Debo mencionar los “reboot”, también llamado “reimagine”, es un tipo de remake que se diferencia por tratarse del relanzamiento de un personaje reconocido en tramas o contextos diferentes a sus versiones anteriores. Y el “Director’s Cut- la versión del director”, es una reedición de una película con extensión de metraje, o reordenamiento de escenas que en su momento por decisión comercial, de censura o de duración, no se incluyeron en su paso por los cines, mejorando los efectos especiales o agregando los que en su momento eran difíciles de lograr, o una salida remasterizada o restaurada. Así tuvimos el placer de volver a ver entre otras: “Sed de Mal”, de Orson Welles, estrenada en 1958 y relanzada en 1998; “Un tranvía llamado deseo” (1951): en 2012 encontraron en un depósito los metrajes censurados y se agregaron para su relanzamiento ese año. “Espartaco” (1951) de Stanley Kubrick, fue restaurada en 1991 y se le agregaron escenas censuradas. “El exorcista” (1973) reestrenada en todo el mundo en 2002 “con escenas nunca vistas”; como “Apocalypse Now Redux” (1979/2001); “Blade Runner” (1982/1992); “E.T. El extraterrestre” (1982) de Spielberg, se le agregaron escenas con nuevos efectos y se mejoraron otros; “Amadeus” (1984/2002); “Cinema Paradiso” (1988/2005). “JFK” (1991, reeditada en 2001) de Oliver Stone. Y una nueva versión de “El Padrino III” (ver aparte).

Notas:

(1) Además de la versión 2020, hubo dos miniseries televisivas, una en 1997 y otra italiana en 2008 basadas en el libro. Fue el primer y único Oscar que recibió Hitchcock. Como datos de color: “rebeca” se denomina en castellano al tipo de chaqueta que usa Joan Fontaine en la película. Y “Síndrome de Rebeca” se llama en psicología a los celos patológicos hacia una expareja de la pareja actual. Nombres tomados a partir de la novela y de la película de 1940.

(2) La palabra “Remake” (se pronuncia: ríméik) se usa habitualmente y podría utilizarse en español “nueva versión”o “nueva adaptación”. Y “Reboot” (se pronuncia ríbút) sería “reescritura” de un original o “reinicio” de un contenido.

Las películas mencionadas son a modo ilustrativo, imposible mencionar todos los remakes mundiales en esta nota, pero pueden buscarlos en la enciclopedia del cine en Internet: Internet Movie Data Base. Están en esta nota las fechas de realización y los nombres originales o como se las conoce en nuestro país, por si desean buscarlas.

* Programador de cine

Versión de El Padrino III

Treinta años después de su estreno, y con 80 años a cuestas, Francis Ford Coppola lo hizo de nuevo: retocar una de sus joyas que integran la saga “El Padrino”. Esta vez, le toca a “El Padrino parte III”, estrenada en 1990. La nueva versión se titula “El Padrino, coda: la muerte de Michael Corleone”, que, según Coppola, era el título inicial del tercer film. La nueva versión tiene un inicio y un final distintos, y algunos cambios en la edición (esta vez se ve menos Don Altobello, interpretado por Eli Wallach). No voy a revelar el resto de los cambios pero la película luce igual, aunque el nuevo final cambia radicalmente las cosas. Igual, la película sigue siendo la hermana menor de los dos colosos que la preceden. (Eduardo Orbea)