viernes, 18 septiembre 2020
Inicio Coronavirus “Esperamos duplicar la cantidad de test Neokit COVID-19 en los próximos días”

“Esperamos duplicar la cantidad de test Neokit COVID-19 en los próximos días”

La doctora Carolina Carrillo integrante del equipo que diseñó el test, indicó que las 50.000 unidades producidas por semana ya están disponibles en el AMBA y en tres provincias. Esperan que pronto pueda distribuirse en todo el país.

Los más de 600 millones de pesos que el Estado argentino destinó en la primera parte del año para enfrentar la pandemia han dado frutos. Uno de ellos es el famoso Neokit-COVID-19 para detectar rápidamente el virus. Según la doctora Carolina Carrillo, investigadora del Instituto César Milstein (ICT Milstein – CONICET – Fundación Pablo Cassará) e integrante del equipo que diseñó el test, se espera que “pronto pueda llegar a todo el país”.

El NeoKit está aumentando su escala de producción. “En este momento -especificó la investigadora -, estamos generando 50 mil test por semana y esperamos que, de acá a unos días, se puedan duplicar o triplicar estos números. Para ello se están automatizando algunos procesos y se están poniendo a punto la producción y los controles de calidad”.

Algunas de las provincias más afectadas por el COVID-19 comenzaron a recibir los NeoKits y las capacitaciones correspondientes para utilizarlo correctamente. “En este momento, está en uso en hospitales de la región del AMBA y en las provincias de Salta, Tucumán y Chaco”, aseguró Carrillo en diálogo con Agencia CTyS-UNLaM.

A su vez, el equipo del ICT Milstein está trabajando para simplificar aún más el análisis: “buscamos obtener un kit que funcione a partir de muestras directas para evitar tener que aislar el ARN, un paso previo que se hace tanto en el Neokit como en el PCR tradicional”, reveló la bióloga molecular que trabaja junto al director del proyecto, Adrian Vojnov, y los investigadores Fabiana Stolowicz, Luciana Larocca y Santiago Werbajh.

La importancia de un Ministerio de Ciencia en tiempos de COVID

Incluso antes de que la pandemia se declare en Argentina, decenas de científicos e investigadores del país comenzaron a estudiar las secuencias genéticas del nuevo coronavirus. Fue así que, cuando el virus se hizo presente en Argentina, muchos equipos de investigación ya estaban trabajando el problema para atender el pedido de las autoridades nacionales y batallar al COVID.

“Pudimos responder con prontitud porque hay un capital de conocimiento científico y tecnológico, pero, además, porque hay un Estado que lo coordina, lo apoya, lo organiza y lo articula con otros sectores”, resaltó Carrillo al valorar el rol de las estructuras estatales en ciencia, tecnología, innovación y salud.

“En este caso – agregó Carrillo -, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación nos acompañó y llamó a concurso para que todo aquel que pudiese resolver problemas vinculados al COVID rápidamente tuviese los fondos necesarios. Además, nos facilitaron toda la operativa de las compras y las importaciones en los casos que hizo falta”. Para la investigadora, “un Estado que tiene en su estructura un Ministerio de Salud y un Ministerio de Ciencia es un Estado que puede responder frente a una emergencia como esta”.

Más rápido, económico y sencillo

El NeoKit COVID19 es un kit de diagnóstico molecular simplificado, es decir, revela la presencia del virus porque rastrea y amplifica su material genético. “Como no llegamos a ver a una o dos moléculas aisladas, tenemos que usar ‘moldes’ para copiarlas miles de millones de veces y, cuando el volumen es mayor, podemos detectarlas”, explicó la investigadora de CONICET.

“Una vez que el material genético está aislado, la muestra y los reactivos se exponen una hora a una temperatura de 64ºC. Este método es isotérmico; o sea, que toda la reacción ocurre a la misma temperatura, por lo que no se requieren equipamientos complejos y se abaratan los costos”, detalló.

En caso de que la muestra contenga Sars-Cov-2, se ocasionará una reacción química que cambiará el color de la solución de violeta a azul, color que indica positivo. Esta herramienta agiliza el trabajo del personal sanitario, ya que rápidamente tienen la certeza de cómo proceder con el paciente.

“Hay que destacar que este test además de ser rápido, dado que en sólo dos horas se obtienen resultados, también es precoz, debido a que permite diagnosticar la infección al poco tiempo de que la carga viral ingresó al organismo. Con los test serológicos tradicionales se detecta la presencia de anticuerpos, algo que se desarrolla varios días después”, señaló Carrillo.

El desarrollo, que cuenta con la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), se enmarca dentro de las acciones que viene llevando a cabo la “Unidad Coronavirus COVID-19”, conformada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación junto con el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación.

Fuente: Agencia CTyS