Inicio Coronavirus "Si todo el mundo se pone una mascarilla ahora mismo, la pandemia...

«Si todo el mundo se pone una mascarilla ahora mismo, la pandemia será controlada en las próximas 8 semanas»

«No estamos indefensos contra el Covid-19», afirmó el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., Robert Redfield, quien definió a los tapabocas de tela como «una de las armas más poderosas que tenemos para frenar y detener la propagación del virus». 

Estas declaraciones fueron hechas en una entrevista con Journal of the American Medical Association, según publicó el sitio RT, donde el funcionario también aseguró que la pandemia podría ser controlada en un plazo de entre 4, 6 u 8 semanas si «todo el mundo se pone una mascarilla ahora mismo».

Redfield consideró que usar un tapaboca «no es un asunto político» sino un «asunto de salud pública» y lo definió como «realmente una responsabilidad social para todos».

El entrevistado reforzó su postura citando un estudio reciente que comprobó que la utilización de mascarillas ayuda a reducir la propagación del virus. Mediante este método, se consiguió bajar la transmisión de la enfermedad entre los 75.000 trabajadores de la salud que posee el estado de Massachusetts.

Los tapabocas fueron implementados de manera obligatoria en dicha región estadounidense a fines de marzo, lo cual fue complementado con la detección rutinaria de síntomas y pruebas de diagnóstico para aquellos que presentaban síntomas de la enfermedad.

Asimismo, los científicos que integran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. también hicieron un análisis similar sobre la eficacia del uso de tapabocas. Tomaron el caso de dos empleadas de una peluquería de Springfield (Misuri) que contrajeron coronavirus pero al usar mascarilla evitaron contagiar a 139 clientes con los que estuvieron en contacto.

Los especialistas aclararon que el tapabocas no debe usarse todo el tiempo sino cuando la persona está en un lugar público, y principalmente si se trata de un espacio que no permite respetar el distanciamiento social, ya que la mascarilla baja las posibilidades de propagar el virus en caso de que haya alguien que lo porte.

Foto: actualidad.rt.com