Inicio Culturales Aseguran que "es difícil de aplicar"

Aseguran que «es difícil de aplicar»

CUPO DE ARTISTAS MUJERES PARA LOS ESPECTACULOS DE SANTA ROSA

El secretario de Cultura de la Municipalidad de Santa Rosa, Pablo Ferrero, dijo que el cupo mínimo de mujeres y otras identidades en los espectáculos artísticos que se realizan en la ciudad es difícil de aplicar en nuestra ciudad. El funcionario dejó en claro que acuerda con la iniciativa que se trata en el Concejo Deliberante, ya que implica la adhesión de la capital provincial a la Ley Nacional 27539, la cual regula el cupo femenino y el acceso de las artistas mujeres a los eventos de música en vivo que hacen al desarrollo de la industria musical.
Las expresiones de Ferrero se dieron ayer a la mañana durante la reunión de las comisiones permanentes del Concejo Deliberante. El funcionario estuvo en la Comisión Administrativa y de Reglamentaciones, acompañado por la directora de Educación, Natalia Lara, para conversar sobre ese y otros asuntos.
La iniciativa referida al cupo femenino pertenece al bloque Frepam y propone la incorporación de un inciso en la ordenanza 3218/2004 de espectáculos públicos, para que se establezca un cupo mínimo de artistas mujeres y otras identidades en los eventos artísticos.

Sigue en comisión.
Ferrero celebró la iniciativa aunque hizo algunas consideraciones. Sostuvo que era correcto adecuar las normativas locales a la Ley 27.539, pero aclaró que «esta ordenanza municipal es más difícil de aplicar en la realidad santarroseña». ¿Por qué? Explicó que no todos los y las artistas se registran y que «el registro de artistas de hoy contiene un 80% de hombres y un 20% de mujeres, y por lo tanto es complicada la aplicación».
A su vez, consideró que la paridad de género era más difícil de alcanzar en algunos géneros musicales que otros. «En el folklore y el tango hay mujeres, mientras que en el rock o la cumbia, no». Por esa razón, Ferrero planteó la necesidad de abrir nuevos registros y de generar políticas para «fomentar que haya más mujeres y otras identidades» participando de las actividades artísticas.
Desde el cuerpo deliberativo se informó que los concejales y las concejalas estuvieron de acuerdo con que el proyecto podría ser abarcativo para todas las expresiones artísticas, no sólo las referidas a la música. La iniciativa continuará debatiéndose en comisión. Además, se solicitó la posibilidad de que participen las mujeres artistas impulsoras de la iniciativa y la directora de Políticas de Género y Diversidades, Gabriela Bonavitta.

Qué dice la ley.
La Ley 27.539, a la que se plantea adherir, establece que los eventos de música en vivo así como cualquier actividad organizada de forma pública o privada que implique lucro comercial o no y que para su desarrollo convoquen a un mínimo de tres artistas y/o agrupaciones musicales en una o más jornadas y/o ciclos, y/o programaciones anuales, deben contar en su grilla con la presencia de artistas femeninas.
En ese sentido, la norma establece que si hay tres o cuatro artistas programados, una debe ser femenina. Si los artistas que participan del evento son 5, 6, 7 u 8, dos deben ser mujeres. En cambio si son nueve, debe haber tres artistas femeninas.
A partir de los diez artistas programados, se entiende que el cupo femenino se cumple cuando éste represente el treinta por ciento del total de artistas solistas y/o agrupaciones musicales de la grilla.

Más mujeres.
En comisión, el cuerpo también trató el proyecto de la concejala Fabiana Castañiera (Comunidad Organizada) cuyo objetivo es modificar un artículo de la ordenanza relacionada con la paridad de género en el régimen de contratación en los entes descentralizados del municipio.
La concejala se refirió a esta iniciativa y afirmó que se «incorporaría no sólo a entes centralizados», como sucedió con el EMTU, «sino también a los servicios públicos descentralizados como taxis y remises», entre otros. El proyecto seguirá en comisión.

Aprueban tecnicaturas
La Comisión de Administrativa y Reglamentaciones aprobó por unanimidad dos despachos favorables a la creación de la Tecnicatura de Música Popular y la Tecnicatura de Interpretación y Composición en Danza Contemporánea. La directora de Educación afirmó que esas tecnicaturas ya existían desde el año 2010, pero que «ninguna tiene la jerarquía que ya tiene la Tecnicatura de Cerámica». Lara dijo que reglamentar ambas tecnicaturas era una necesidad y «una deuda» del municipio, ya que el certificado que reciben quienes las cursan «no tienen validez laboral».