Cinco grandes intervenciones

En 1899, se levantó la construcción del frente, donde funcionaba la Asociación Española de Socorros Mutuos. Más tarde, se convirtió en las dos oficinas del ingreso y el foyer del teatro. La sala y su primer entrepiso – el área del “sector butacas” en el plano- se edificaron hacia 1908.
El Español ingresó en una tercera etapa de obras en 1927. Corresponden a esta época los
balcones de la planta baja y planta alta -“sector palcos” en la ilustración-, tal como se conocen en la actualidad. También se emplazaron las dos escaleras del foyer, que se utilizan hasta hoy. Anteriormente, se encontraban en la sala, desde donde se accedía al primer piso. Además, se colocó la ornamentación final del teatro y se terminó de definir el escenario, la boca y el foso para la orquesta, que fue ocupado por el tablado tiempo después.
A mediados de la década del ’90, se construyeron los camarines, se modificó el acceso, con la rampa para discapacitados y se agregaron escalones. En 2007, se colocó el sobretecho en la zona de la sala.