Inicio Culturales Comenzó el XX Congreso Nacional de Literaturas

Comenzó el XX Congreso Nacional de Literaturas

Se inauguró ayer en el Aula Magna de la Universidad Nacional de La Pampa la vigésima edición del Congreso Nacional de Literaturas. Se trata de la primera vez que se desarrolla en La Pampa, está denominada «Literaturas de la Argentina y sus fronteras: tensiones, disensos y convergencias», y cuenta con la organización del Departamento de Letras y el Instituto de Investigaciones Literarias y Discursivas (IILyD) de la Facultad de Ciencias Humanas de esta casa de altos estudios.
La inauguración estuvo a cargo de la vicerrectora de la UNLPam, Verónica Moreno; la decana de la Facultad anfitriona, Beatriz Cossio; el director del IILyD, José Maristany; y la directora del Departamento de Letras, Nilda Susana Redondo, quienes a su vez son el secretario académico y la secretaria académica del Congreso, respectivamente.
Estuvieron presentes en la ceremonia la secretaria de Cultura de La Pampa, Adriana Maggio; el presidente de la Asociación Pampeana de Escritores, Sergio de Matteo; y la secretaria del Consejo de Administración de la CPE, Julieta Carrizo.
Redondo destacó que el concepto de «literaturas», en plural, fue una propuesta formalizada en el último Congreso realizado en Formosa. «Parece una nimiedad, pero en realidad tiene que ver con pensar la multiplicidad, la heterogeneidad, la diversidad territorial, geográfica, étnica, lingüística, de género, política… Por eso es muy significativa», puntualizó.
Por su parte, Maristany afirmó que «es el congreso más importante de literaturas a nivel nacional, se ha realizado siempre en diferentes lugares del país y en la última edición en Formosa, propusimos a Santa Rosa como sede. Se accedió y la gente tuvo mucho interés en que se hiciera acá».
«Tenemos invitados especiales, el presidente honorario es el doctor José Amícola, profesor emérito de la UNLP, especialista en literatura argentina, y vamos a tener 51 mesas temáticas, conferencias y paneles. Es la primera vez que se realiza en La Pampa y estamos muy contentos porque están todas las provincias representadas, casi todas las universidades nacionales, con delegaciones de estudiantes o docentes», dijo.
Maristany expresó que «es importante pensar la diversidad que tiene la literatura, no solo en la zona central del país, sino también que hay un movimiento literario en los diferentes puntos de la Argentina, por eso este ámbito es importante para debatir cuáles son las obras que circulan, qué es lo que se lee, y también qué es lo que se lee en la escuela puntualmente porque hay mesas destinadas exclusivamente a literatura y educación». A su vez, expresó que «hay cambios en lo que hace a soportes, hoy en día quizás se lee más en soportes digitales que en papel, pero no creo que la lectura haya disminuido».

Inestabilidad y crisis.
Cossio destacó el trabajo del Comité Organizador y se refirió al contexto actual de las universidades y el Sistema Científico Nacional «ante la inestabilidad de la economía y la grave crisis social que ella genera, además de otras decisiones adoptadas, como la desregulación económica, la flexibilidad laboral y los recortes en los gastos sociales y en educación». Denunció también la reducción «cada vez más alarmante del financiamiento estatal a la educación superior, que genera la vulneración de uno de los derechos fundamentales de todo individuo a lograr una educación superior y una movilidad ascendente». Además, resaltó «el enorme esfuerzo que requiere la organización de este encuentro en este contexto y también la asistencia de cada uno y cada una de ustedes, que desde distintos puntos del país se han acercado hasta esta ciudad».
La vicerrectora Moreno destacó que los organizadores del XX Congreso provengan de universidades de gestión pública. Dijo que los conceptos de literaturas y de frontera también tenían que ver con cómo la Universidad está situada en «esa frontera» que la desafía permanentemente acerca del sentido y las responsabilidades que le caben como universidad pública.

«No existe ayuda financiera»
El director del Instituto de Investigaciones Literarias y Discursivas, José Maristany, expresó que «la literatura se ha visto afectada como todos los ámbitos de investigación en nuestro país».
«Nosotros entre 2005 y 2015 tuvimos becas dadas por Conicet para que nuestros egresados pudieran hacer postgrados, maestrías y doctorados. En esos diez años pudimos conformar una masa crítica de estudiosos de la literatura», dijo, y agregó que «actualmente eso desapareció, no tenemos becarios, no tenemos gente haciendo postgrados porque no existe la ayuda financiera. No se puede estar investigando y dando clases simultáneamente, entonces se pierden investigadores».
«Esta situación va en detrimento de la ubicación internacional de Argentina en materia de investigación en humanidades. Lo que nos ha permitido destacarnos fue el apoyo para que los graduados puedan continuar con su formación académica, que no hayan tenido que irse afuera y que puedan desarrollarse con un acompañamiento de fondos públicos», afirmó.