Construirán nuevo teatro

Habrá un nuevo espacio para el arte en Santa Rosa, una gran noticia para la ciudad, ya que en los últimos años muchas salas y bares destinados al esparcimiento y a la movida cultural se vieron en la obligación de cerrar sus puertas.
En tiempos de crisis económica a nivel nacional y local, los artistas pampeanos Héctor “Pely” Malgá, Ana Santa Marta, Facundo Morales y Laura Acuña, se unieron en forma de cooperativa y ganaron un subsidio otorgado por el Instituto Nacional del Teatro. El mismo es por el monto de 4.875.000 pesos, destinados a la compra de un inmueble y su posterior acondicionamiento para sala de teatro. Este nuevo espacio, que se encuentra en la esquina de Sarmiento y Cervantes, llevará el nombre de “Sala TKQ” y será gestionado por los grupos Teatroké y Quimera, unidos en cooperativa.
“Si todo sale bien, en agosto arrancaría la demolición y de ahí en más son 6 ó 7 meses de construcción. La idea que tenemos es poder habilitarlo para los talleres de teatro en marzo del año que viene”, comentó Facundo Morales en entrevista con LA ARENA.
El edificio mantendrá su fachada original, ya que se trata de una construcción antigua de paredes anchas con ladrillo visto y aberturas de madera con puertas de doble hoja, al igual que las ventanas. El resto del inmueble se demolerá para la construcción del teatro, y algunos materiales se reutilizarán, como es el caso del techo.
Más allá de que la sala tendrá como actividad principal la presentación de obras y talleres de teatro, la idea de los gestores es abrir el espacio a todas las ramas de las artes escénicas. Se podrán realizar recitales, muestras, talleres de otras disciplinas, lecturas y presentaciones variadas. El objetivo de los actores, es poder recuperar el espíritu de lo que fue en su momento Co.Arte, un espacio independiente y multidisciplinario que funcionó en los años 80 en la calle Pellegrini, y donde confluían decenas de artistas pampeanos y de otras localidades.

Comodidades.
“Pely” Malgá contó que hasta el momento recibieron las dos primeras cuotas del subsidio, que correspondieron al valor del inmueble. “El subsidio es del INT, fue un concurso nacional y había diferentes planes parecidos a los nuestros. Se presentaron 132 carpetas más o menos, y de este tipo de planes se adjudicaron 15. Nosotros tuvimos el tercer puntaje de todo el país y somos los únicos de La Pampa”, aseguró “Pely”.
El lugar, cuyas medidas son 20 por 11 metros, contará en la planta baja con hall de acceso, baño de mujeres, varones y discapacitados; una sala con capacidad para 120 personas, dos camarines con un baño cada uno y un depósito. En la planta alta se encontrará la sala de máquinas, la sala de control, un depósito y un departamento con capacidad para ocho personas.

Independiente.
Hace 15 años que se abrió por última vez una sala de teatro en Santa Rosa, el ATTP (Asociación de Trabajadores del Teatro Pampeano). Sin embargo, la Sala TKQ tendrá la particularidad de que será independiente. Los artistas al frente trabajarán en forma de cooperativa y muchas de las acciones para la construcción del teatro las harán ellos mismos. “Lo que nosotros ofrecimos fue el trabajo de mano de obra nuestra para hacer las cosas. A su vez estamos buscando algunos fondos a través de la Secretaría de Cultura de La Pampa, que también apoya el proyecto”, explicó Morales. “Legalmente, en cualquier subsidio que te otorguen, tenés que aportar el 25 por ciento del total del presupuesto. Para ese 25 por ciento vamos a conseguir fondos de afuera, y de nosotros mismos”.
Más allá de tener gran parte del presupuesto total de la obra, debido a la inflación y la suba del dólar, los artistas deberán hacer un pedido de ampliación de presupuesto al INT. “Nosotros empezamos con un dólar de 14.17 y hoy en día estamos al doble. Por suerte ya congelamos este 70 por ciento con la compra del inmueble y hemos adelantado compra de material. El techo lo tenemos por ejemplo; todo lo que viene ahora es sólo para construcción”, detalló Malgá.
La sala contará además con equipos completos de sonido e iluminación para tratar de dar un servicio completo a los artistas que lleguen a TKQ, y que sea funcional para todas las artes escénicas. “Va a haber talleres de todo tipo, vamos a dar talleres de gestión, de técnica, de producción en general, vamos a potenciar lo que nosotros sabemos”.