Inicio Culturales El arte volvió en vivo y en directo al Centro Cultural

El arte volvió en vivo y en directo al Centro Cultural

Este viernes 16 de julio el Centro Municipal de Cultura retomó sus actividades presenciales a partir de las 19.30 horas con muestras artísticas en todas sus salas. La actividad contó con la presencia del secretario de Cultura y Educación, Pablo Ferrero, y el director de Cultura, Sergio Ibaceta.
Ferrero remarcó que desde marzo del 2020 no se realizaban muestras presenciales en el CMC y destacó el hecho de que se haya podido concretar, lo que finalmente representó «un gusto enorme». En este sentido, el funcionario expresó que había «una necesidad por parte del público de ver expresiones artísticas en vivo, en persona» y «conversar acerca de lo que se ve». Asimismo, aseguró que esta convocatoria «generó un nivel de encuentro y de conversación que estábamos perdiendo».
En el hall central se expusieron una serie de pinturas patrimoniales de paisajes pertenecientes a la Municipalidad de Santa Rosa y en las galerías «Horacio Echaniz» y «Eduardo Ferma» se pudo apreciar la obra del artista pampeano Carlos Oriani, titulada «Camino a la abstracción», que incluyó una serie de grabados y pinturas de diferentes épocas del autor, mostrando casi 20 años de su trabajo. Por último, se expuso en la sala Mareque «Intercambio visual de cuarentena», una muestra de 15 trabajos realizados por 30 artistas de distintos puntos del país que trabajaron virtualmente de forma colaborativa.

Primera vez.
El artista pampeano Carlos Oriani le transmitió a LA ARENA su emoción, al explicar que esta muestra representaba su primera exposición individual luego de casi 20 años de trabajo dedicados al arte. El artista de 71 años procedente de Dorila contó que se graduó como contador de la UNLPam y que al retirarse encontró «una forma de expresión en la pintura y el grabado».
Sus obras utilizan una variedad de técnicas artísticas como el grabado punta seca, la xilografía, taco perdido y la monocopia. En este sentido, Oriani resaltó que comenzó a trabajar con este tipo de técnicas en 2013 a través de talleres y clases de grabado y de cerámica llevados a cabo por el CMC.
Oriani expresó: «Todo lo que se ve en mi obra es un camino desde la figuración hasta la abstracción total, a poder pintar sin objetos». Por su parte, aseguró que este tipo de encuentros son como «volver de nuevo a un ritmo normal, ya que uno había perdido con la pandemia la posibilidad de ver el trabajo de otros artistas». En este sentido, explicó que estas muestras también sirven para poder ver su evolución puesto que en «La Pampa hay una gran actividad artística de muy buena calidad, especialmente en el ámbito de la pintura», por lo que consideró que si continúan estas instancias de encuentro esto dará la chance a los artistas para que puedan continuar con su proceso de crecimiento.