Inicio Culturales El dúo Baglietto y Vitale dará un concierto por streaming

El dúo Baglietto y Vitale dará un concierto por streaming

Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale presentarán su segundo concierto streaming este domingo 27 de septiembre bajo el título «Actuar para vivir». Será a partir de las 19.30 horas desde el patio de la Casona de San Telmo, donde vive Lito, y acompañarán al dúo Julián Baglietto en batería y percusión y Jano Vitale en guitarras.
Este segundo encuentro virtual con el público tendrá la particularidad de que no repetirá ninguna de las canciones del primer concierto. Así que, quienes vieron el primer show, podrán ver este también y no escucharán temas repetidos. Las entradas se pueden conseguir ingresando a TicketHoy.
Como ya se sabe, los artistas no quedaron ajenos a la realidad que le toca vivir al mundo entero con la presencia de la pandemia de coronavirus. En ese sentido, Baglietto comentó a LA ARENA a través de la plataforma Zoom que se encuentra en Buenos Aires, donde vive hace muchos años, respetando un aislamiento bastante estricto. «Es muy complicado, pero la vamos llevando como se puede. Es un tema de responsabilidad individual, es doloroso por las cuestiones de los afectos sobre todo, la desconexión física con la familia es de las cosas que más se sienten. Tampoco yo soy de los que pueda quejarse o estar renegando de la situación, tengo opciones, puedo hacer cosas», sostuvo.

El cuarteto.
Este segundo encuentro se realizará desde el estudio de Lito Vitale, al igual que el primero. «Tenemos un gran patio así que lo vamos a hacer desde ahí. Vamos a invitar a Julián Baglietto en la batería. No vamos a repetir ninguno de los temas del primer streaming, y así y todo vamos a tocar clásicos, estamos muy contentos. Para nosotros también va a ser un desafío porque vamos a tener un ensayito y a tocar canciones que están buenísimas y que con Julián (hijo mayor de Baglietto) tienen sentido porque muchas canciones de Juan o del repertorio de canciones latinoamericanas es muy difícil tocarlas en dúo los dos solos», explicó Vitale. «Además de Julián, va a tocar el hijo menor de Vitale, Jano, que va a tocar guitarras; vamos a ser el cuarteto Baglietto Vitale», completó Juan con la intención de no dejar a nadie afuera.

Primera experiencia.
Hace pocos meses el dúo realizó su primer encuentro virtual con el público, algo que cientos de artistas están probando en tiempos de pandemia para poder salir adelante, aunque sea un poco. «Nosotros la vivimos rara porque uno espera los aplausos después de cada tema, pero estuvimos pensando algunas alternativas para que en este segundo streaming ese tiempo muerto que hay después de cada canción lo podamos maquillar con algunas imágenes, más allá de los momentos cuando Juan habla o hablo yo y contamos de qué va la cosa, es un aprendizaje también porque es una manera nueva de hacer conciertos, en la cual no tenés la recepción directa de la gente. Sabés que hay un montón de gente ahí pero salen a través de mensajitos que si te los ponés a leer es un lío», explicó Vitale.
«A mí me pasó, cometí el error de ponerme un monitor donde me iban pasando mensajes de la gente. Tremendo el nivel de concentración que tenés que tener porque te vas a la banquina con una facilidad increíble. Son cosas del aprendizaje que uno va adquiriendo transitando esta experiencia, de todos modos fue buenísimo porque nosotros generamos una conexión personal cuando actuamos que se mantiene intacta. Por ahí la diferencia no solo es el aplauso sino que, como somos poquitos, suponés que estamos solos, como en un ensayo y tenés que concentrarte también en ser prolijo. Uno se acostumbra a todo y a esto también», aseguró Baglietto. «El streaming es una posibilidad que en menor medida se quedará para tener contacto con gente que de otra manera no tendría contacto con vos. El streaming tiene cosas piolas que es que vos entrás en la casa de la gente, no tienen que salir a buscarte. Más allá de la cosa de que te pueden estar viendo de Australia, como desde España».

Treinta años.
El año próximo, el dúo Baglietto Vitale cumplirá nada más y nada menos que tres décadas de escenarios. «Estamos soñando con hacer una gira. Hay un plan y se estaba empezando a trabajar en eso. La gira querrá decir dos cosas, que podremos salir a subirnos a los escenarios y a vernos cara a cara con la gente que nos ha seguido estos 30 añitos y querrá decir también que está la vacuna. Ya no sé si seremos exactamente iguales, creo que hay determinadas cosas que esta pandemia va a modificar», opinó el rosarino.
«Yo creo que en la gente que maneja el mundo no, van a ser las mismas bestias que siempre. Y nosotros sí vamos a modificar porque tenemos la sensibilidad a flor de piel y la gente que bancamos a estos hijos de puta aprendimos y valoramos un montón de cosas. Consumimos el 30 por ciento de lo que consumíamos antes, porque consumíamos cosas al pedo», sumó Lito. «Me refería a la revalorización de los afectos y esta cosa de que pondremos un poco más de valor a las relaciones interpersonales», completó Baglietto.
– ¿Cómo nació el dúo hace 30 años?
– Baglietto: Hubieron hitos, situaciones que contribuyeron a que nos relacionáramos más intensamente. Por ejemplo que yo fui uno de los responsables de llevar a MIA a Rosario en el 78 y Vitale fue el responsable de llevar a Buenos Aires a mi grupo Irreal. Ahí generamos un contacto, después seguimos viéndonos, yo fui varias veces a Villa Adelina, empezamos a relacionarnos informalmente, hasta que en un momento pasaron algunas cosas como que hicimos algunos acercamientos a nivel de shows. Yo tenía un disco para chicos postergado y lo llamé para proponerle hacerlo a él y él me propuso hacer el disco para grandes y terminamos haciendo «Postales de este lado del mundo» que salió en el 91.
Vitale: En ese tiempo, el Conde de la Casona tenía ese lugar que se llamaba la Casona del Conde de Palermo, en donde tocaban un montón de artistas, y tenía el 25 de diciembre libre porque obviamente nadie quería tocar, entonces me llamó a mí y me dice «mirá, me llamó Baglietto que quiere hacer algo con vos y le encantaría festejar navidad en la Casona». Dije «bueno, si te llamó Juan, hagámoslo». Entonces, agarró y lo llamó a Juan y le dice «mirá Juan, me llamó Lito diciéndome que quería festejar navidad con vos en la Casona», y dijo «bueno, si te llamó Lito hagámoslo». Finalmente era una historia de él que se le había ocurrido. Lo contamos siempre porque son personas que van quedando en la historia de cada uno de nosotros y que estén o no físicamente tienen que ver con nuestra historia y está bueno recordarlos y tenerlos presentes porque son gente que se ha jugado por el camino artístico. Si bien tenían un negocio, el motor que los impulsaba era la emoción de tener a los artistas ahí y generar un show el día de navidad, cosas que son muy valorables y que son las que hacen posible nuestro camino.
– Después de 30 años juntos, ¿cómo se dan cuenta cuando a uno no le está gustando algo?
– V: Enseguidita!…
– B: Facilísimo! Por la cara de culo del otro!
– V: Inclusive nos damos cuenta cuando el otro la está pasando muy bien, que es en general la mayor cantidad de las veces. Somos los dos muy vulnerables a las pequeñas fallas que pueda haber, porque nos importa lo que hacemos básicamente, y queremos que salga bien y porque lo soñamos de una manera y queremos que salga así.
– B: El motivo de la subsistencia es el respeto al espacio del otro también. Sabemos que las cosas uno no las hace en detrimento del otro, no hay malicia, no competimos, ese es uno de los grandes motivos por los cuales seguimos cantando, tocando, haciendo cosas en dúo, la seguimos disfrutando y nosotros nos seguimos eligiendo. Yo he tenido como cantante la oportunidad de que me acompañen muchísimos grandes talentos musicales y nunca me he sentido tan acompañado como con Vitale. Tenemos una relación de novios con cama afuera digamos.
– V: Sin sexo!