Inicio Culturales El festival de Cine Documental fue todo un éxito

El festival de Cine Documental fue todo un éxito

(Santa Teresa) – El cortometraje documental «El Infierno» de Raúl de la Fuente/ Sierra Leona, se quedó con el premio otorgado por la Secretaría de Cultura de La Pampa, al ser el más votado por el público, en el Primer Festival de Cine Documental llevado a cabo en Santa Teresa este fin de semana.
«El Infierno» también fue premiado como mejor cortometraje, mientras que el mejor largometraje documental fue para «Pez dorado, pez africano» de Diop Moussa / Senegal. En la categoría Ruralidad Latinoamericana, el premio fue para «Sembradoras de vida, de Álvaro Sarmiento / Perú.
El festival se inició el jueves con la presencia de unas 300 personas y siguió el viernes con la presencia de unas 100 personas más. Se fueron mostrando los documentales seleccionados y el cierre estuvo a cargo de «El club del Standard», la banda revelación del Jazz pampeano.
El sábado fue el momento de la premiación, donde estuvo presente la secretaria de Cultura de La Pampa Adriana Maggio, quien estuvo acompañada por la subsecretaria de coordinación de Cultura Beatriz Eugenia Calderón. Maggio fue la encargada de entregar al intendente anfitrión, Raúl Weimann, del Decreto del Ejecutivo provincial encabezado por el gobernador Sergio Ziliotto, declarando de interés cultural la Primera Fiesta Internacional de Cine Documental. Ante la presencia de unas 600 personas, se entregaron simbólicamente los premios y el cierre estuvo a cargo de «Catalinatom».

Weimann.
El intendente de Santa Teresa, Raúl Weimann calificó al festival como un éxito rotundo. «La verdad que tuvimos un éxito bastante rotundo, no nos acompañó mucho el tiempo el jueves a la noche, pero bien. Es algo no tradicional para nosotros lo que se hizo esta vez, fue casi un
desafío traer una banda de jazz y no una orquesta alemana como estamos acostumbrados».
En esa línea, el jefe comunal expresó: «La verdad que la gente lo ha tomado muy bien, fue medio sorprendente casi para nosotros la respuesta de la gente, nos sorprendimos bien, tuvo muy buena repercusión. Para nosotros, desde una localidad pequeña hacer un evento de este tipo, que diga internacional, parecía que nos quedaba grande, pero se ve que en lugares pequeños como el nuestro se pueden hacer grandes cosas», cerró.

Balance.
Rebosante de alegría por el excelente desarrollo del festival, quien fue la cara visible de la organización y desarrollo del mismo, Miguel Roth, agradeció el apoyo recibido y se esperanzó en repetir la experiencia el año venidero.
Tras la entrega de los premios, Roth dialogó con La Arena y en principio apreció la elección del público al documental «El Infierno», «dos galardones, es un orgullo, además que un jurado de prestigio que forma parte del PampaDocFest, son cinco personas especialistas en cine
documental que viven en diferentes lugares del mundo hayan elegido estos materiales, eligieron a El Infierno como mejor cortometraje documental y el público también lo eligió, que honor para Raúl de la Fuente, que mandó su saludo, un orgullo realmente».
-¿Qué balance haces de la fiesta?
-Fue muy bueno, muy positivo, fue un grandísimo esfuerzo, mucho despliegue, debemos brindar un agradecimiento enorme para la comunidad que creyó en este proyecto, para el municipio, para las empresas locales que lo bancaron y la convocatoria muestra el resultado. A
veces decir éxito suena como muy grande, la realidad es que fue muy bueno, tuvimos excelentes comentarios y la convocatoria superó ampliamente las expectativas, 36 países representados, 328 trabajos, jurado de prestigio, es una alegría enorme y el balance super
positivo. Nos acompañan de diferentes localidades, nos acompañan ustedes los periodistas que abren las puertas para contar de esto que desde una localidad tan pequeña ha crecido desde su primera edición y ha trascendido las fronteras.
-Costó pero se logró
-Fue mucho trabajo de gestación en un momento tan crítico, fue mucho tiempo de encierro, fue mucho tiempo de estudiar la situación para poder hacer esto con presencialidad, uno de los primeros festivales en la Argentina con presencialidad, el primero de La Pampa, lo acaban de
declarar de interés cultural provincial, lo habían declarado de interés legislativo, una alegría enorme, sin dudas.
-¿Te imaginas el segundo?
-Si contamos con el apoyo de la gente, como ha sido en este, en el logo del festival hay una estrellita, para nosotros eso implica la primera edición, esperemos el año que viene poder sumarle otra estrellita.