“El Festival de Cine es un empuje muy importante”

GUILLERMO URBINA, POR SEGUNDO AÑO, PARTICIPA CON UN CORTOMETRAJE

(General Pico) – El Cuarto Festival Nacional de Cine de General Pico se convirtió en un espacio de expresión para los realizadores locales como así también para los aficionados que tienen otro medio de vida, pero que encuentran en esta gala, la posibilidad de desplegar su pasión por la pantalla grande y mostrar sus creaciones.
Tal es el caso de Guillermo Urbina, un vecino de esta ciudad que trabaja en el comercio de su familia, que también se dedica a hacer filmaciones sociales, y que ya se siente premiado con haber sido seleccionado por segundo año consecutivo para ser parte de la Competencia Regional de Cortometrajes. Esta vez presentó el trabajo “Olar, un lugar de encuentro”, referido a la historia de un tradicional bar del microcentro piquense, que lleva casi medio siglo de vida.
Próximo a una nueva proyección de su cortometraje, que se concretará hoy a la tarde en la sala del Cine y Teatro Pico, Urbina dialogó con LA ARENA y contó que sus trabajos, ambos seleccionados por distintas ediciones del Festival de General Pico, nacen del entusiasmo y del gusto por la industria cinematográfica.
“Mi actividad principal no es esta, porque no vivo de esto y para mí arranca como un hobby, por el gusto de ver películas. Uno entonces empieza a incorporar y a copiar cosas que ve y que le interesan y así va construyendo lo que sale. Se trata de largarse, de poner la cámara y de buscar un contenido”, dijo.
“Esto nace del gusto por el cine, de ver muchas películas y de la posibilidad que abre este festival a la ciudad, porque no sólo los que gustan del cine tienen la posibilidad de ver películas, sino los que realizan trabajos tienen la oportunidad de mostrarlos y estar en contacto con realizadores de todo el país, que traen un montón de ideas”, agregó.

Mirada documental.
Urbina consideró que el festival piquense, que organiza la Asociación Italiana XX de Septiembre y que finalizará el jueves con la premiación de cada uno de los certámenes que forman parte de la gala, es “un empuje muy importante” para los realizadores, tanto para aquellos que trabajan desde un modo más profesional como para quienes recién se inician.
El año anterior fue seleccionado con el trabajo “Jorge López, dueño del relato”, que muestra la vida de “un reciclador y herrero que está en una esquina de la ciudad (calles 21 y 10)”. En esta edición forma parte del festival también con otra historia piquense, la de un conocido café que es desde hace muchos años, “un lugar de encuentro”.
“Tanto el del año pasado como el de este año, están enfocados más en lo documental. Se busca mostrar la situación sin tanta entrevista, sino con una mirada más contemplativa. Tienen una mirada de lo cotidiano, tanto en el proyecto anterior como en este nos enfocamos en esto”, señaló.
Además destacó que para sus realizaciones contó con la colaboración desinteresada de cineastas de la ciudad, como Ana Fresco y Sebastián Lingiardi.

Trabajos seleccionados.
Pese a que el jueves, en la jornada del cierre se darán a conocer los ganadores tanto de las competencias nacionales de largometrajes y de cortometrajes, como así también del certamen regional, Urbina se siente “hecho” con haber quedado seleccionado entre tantas propuestas.
“Estoy más que contento de estar participando otra vez. El hecho de estar ya es un premio importantísimo, porque no buscamos participar para tener algún rédito o algún premio, simplemente queríamos estar dentro del Festival, ese es el premio más grande”, indicó.
También aseguró que el de General Pico, es un festival “con trascendencia, que está haciendo ruido y que se está empezando a ver como uno de los más importantes del país”, dado que “crece año a año”.
En lo personal, disfruta mucho de esta gala piquense de la que forma parte y proyecta poder mostrar sus trabajos “en algún otro festival del país, para hacerlo correr un poco”.