Inicio Culturales El homenaje a Olga Orozco se realizó en forma virtual

El homenaje a Olga Orozco se realizó en forma virtual

Se celebró el centenario del nacimiento de Olga Orozco, de una manera muy particular, acorde a los tiempos que corren. El homenaje que estaba previsto realizarse en la Casa Museo, donde se crió la poeta y periodista en la localidad de Toay, debió suspenderse, debido a las medidas preventivas que se están llevando adelante, para evitar la propagación del coronavirus (Covid-19).
De todos modos, ayer a las 10:15 -desde el Instagram oficial de la Casa Museo Olga Orozco (cmolgaorozco)-, se realizó una transmisión en vivo, guiada por Daniela Rodi, coordinadora general de la Casa Museo, recorriendo cada uno de los rincones del lugar donde la gran poeta toayense pasó sus primeros años de vida.
Olga Nilda Gugliotta, que decidió utilizar el apellido de su madre, Cecilia Orozco, nació en Toay el 17 de marzo de 1920, con «sol en Piscis y ascendente en Acuario, y un horóscopo de estratega en derrota y enamorada trágica» y empezó a escribir «en serio» -en sus palabras- a los diez u once años.

Sus obras.
Fue una referente del surrealismo, trabajó en periodismo empleando varios seudónimos y dirigió algunas publicaciones literarias. Colaboró en la revista Canto que dirigía su primer esposo, el poeta Miguel Ángel Gómez y reunía a la llamada Generación de 1940. Luego de su primer libro «Desde lejos» publicado en 1946, en 1951 publicó «Las muertes» y en 1962, «Los juegos peligrosos», que le valió el Primer premio Municipal de 1963. Continuó publicando títulos como «Museo salvaje» (1974), «Veintinueve poemas» (1975), «Cantos de Berenice» (1977), «Mutaciones de la realidad» (1979) y «Con esta boca, en este mundo» (1994), entre otros.
Por esa época hacía comentarios sobre teatro clásico español y argentino en radio, fue además actriz teatral. En los años sesenta fue redactora en la revista Claudia y organizó durante años el horóscopo del diario Clarín, donde escribía como «Canopus». El tarot y la astrología fueron sus grandes aficiones, además de considerarse a sí misma como una «pintora frustrada».
Orozco falleció el 15 de agosto de 1999, por un paro cardíaco, a los 79 años, en el sanatorio Anchorena, de Buenos Aires, tras una enfermedad cardiovascular.

Doodle.
El gigante mundial de internet, Google, le rindió ayer a la poeta toayense un homenaje por su centenario, dedicándole durante todo el día un «doodle». Se trata de una alteración temporal del logotipo que utiliza Google en su página principal, a fin de celebrar fiestas, eventos, aniversarios, logros o personas.