Esta noche reabren el Teatro Español

LUEGO DE UNA SERIE DE REFACCIONES EDILICIAS

Hoy a la noche se abrirán nuevamente las puertas del Teatro Español, luego de llevarse a cabo varios arreglos necesarios para cumplir con las normas de seguridad y comodidad para el teatro, sus trabajadores, artistas y espectadores. La reinauguración se da en el marco de la presentación de la comedia teatral “Eramos Amigas” con Claribel Medina y Nazarena Vélez.
Desde el 1 de febrero el teatro está siendo refaccionado y acondicionado mediante un trabajo que se realizó en conjunto entre la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Santa Rosa y la Dirección de Obras Públicas del municipio. Cabe destacar además que el Teatro Español será uno de los espacios en donde tendrán lugar los festejos del Bicentenario que se llevarán a cabo del 2 al 9 de julio. Luego de esa fecha, se comenzará una segunda etapa de refacciones que dependerán del resultado de las reuniones que la directora de Cultura Cecynés Peralta acordará con la Dirección de Patrimonio Histórico, Fondo Nacional de las Artes, Instituto Nacional del Teatro y los Ministerios de Cultura y de Educación de Nación, dado que dicho tramo del proyecto requiere de una inversión económica significativa.
La primera etapa de arreglos y refacciones incluyó: el piso de escenario, el sistema eléctrico, cielorraso y techo, patio interno, depósito, salas de máquinas, camarines, pasillos de camarines, foyer y sala.
El piso del escenario estaba totalmente deteriorado. Construido con madera aglomerada, al haberse mojado repetidas veces por filtraciones y demás, se desintegró en varias partes y sus juntas fueron “arregladas” con una mezcla tipo brea que deterioró aún más la madera y lo volvió no apto para el uso de bailarines. Además estaba pintado con pintura negra para pared, la cual se salta. Deja a la vista la madera, con lo cual el aspecto del escenario era muy malo.
Se levantó este piso y la madera que pudo salvarse será utilizada para construir una “caja- estuche” protector para el piano de la sala. Se colocó piso nuevo de MDF, sus juntas fueron rellenadas con silicona para darle mayor flexibilidad, se armó con tornillos reforzados para escenario, los huecos de los tornillos se rellenaron con viruta fina y silicona y se pintó todo el escenario con pintura negra específica para escenario.

Más detalles.
Por otra parte, el sistema eléctrico estaba en condiciones de peligro para trabajadores y artistas. Se trataba de un viejo sistema eléctrico con cables con tela, de más de 80 años. Se anuló el anterior y se instaló todo un sistema eléctrico nuevo.
El pasado 26 de enero se desplomó el cielorraso del pasillo que comunica boletería con baños y patio interno. Al haber filtraciones importantes en el techo, el sobre techo se llenó de agua y se vino abajo, junto con todo el sistema eléctrico, quedando el mismo en el agua.
Se colocó un sobre techo en la zona afectada y se instaló un nuevo cielorraso en pasillo y ambos baños, además de artefactos electrónicos nuevos.
A lo largo de los años el patio interno derecho (a continuación de los baños) fue utilizado como basurero. Las canaletas estaban totalmente ocluidas con basura y, además de en completo estado de abandono, era imposible de transitar con la cantidad de basura acumulada.
Se vació el mismo, se limpiaron las canaletas y se las enrejó. Hoy es pulmón del teatro y en una segunda etapa está previsto armar en él un “Patio Español” revocando y pintando las paredes. Además se colocará una carpeta en el suelo, faroles, bancos de plaza y maceteros con plantas autóctonas pampeanas, de manera que sirva de espacio de espera para los artistas y área libre para los empleados.

Depósito.
Además, existe un salón a la derecha del escenario, que históricamente se utilizó como depósito y que se había convertido en otro basurero. El depósito fue vaciado y limpiado. En una segunda etapa, se pintarán paredes, se colocará un espejo en la totalidad de la pared más grande con barras para ser utilizado como sala de ensayos por parte de los elencos de danzas estables del Municipio y como camarín para grupos, en caso de que las funciones así lo requieran.
En cuanto a las salas de máquinas, existen dos. Una en el escenario y otra a continuación del depósito antes descripto. Era imposible entrar a ellas debido a la cantidad de cables, artefactos eléctricos y demás que se amontonaron allí, impidiendo en algunos casos abrir la puerta.
Ambas salas de máquinas fueron vaciadas, los artefactos en desuso fueron dados de baja y eliminados, y se equiparon con lo necesario, incluyendo escritorio y sillas para los técnicos.
Los camarines estaban en malas condiciones de pintura y con mucha humedad. Las paredes se rasquetearon, se repararon con Poximix y se pintaron los cuatro camarines.
También hay una sala de poca profundidad pero del ancho del escenario que también era utilizada de depósito y se encontraba en muy malas condiciones de humedad. Además, este espacio no tenía luces. Se recuperó este lugar para armar dos camarines extra para lo cual se colocó cielorraso nuevo, se instalaron luces y se vació de artículos en desuso.
El pasillo de camarines siempre tuvo problemas de filtraciones durante las lluvias. Parte de sus paredes habían sido revestidas con goma espuma la cual, al mojarse, se habían llenado de hongos. Se quitó la totalidad de la goma espuma, se rasqueteó para quitar los hongos y se revistió con Poximix. Además, se trabajó con materiales antifúngicos y se pintó el pasillo en su totalidad.
Por último, el hall de entrada del teatro (foyer) y la sala principal se encontraban en muy mal estado, con sus paredes totalmente llenas de humedad lo que generó que se saliera el revoque y la pintura. Se procedió de la misma manera que en el resto del teatro en cuanto a tratamiento de paredes y se pintó en su totalidad.